Altos costos para comprar un arma, hacen que la gente se vuelque al mercado negro

lunes, 17 abril d 2017 a las 12:18 pm.

LocalesProvincialesRegionales

Altos costos para comprar un arma, hacen que la gente se vuelque al mercado negro

La Agencia Nacional de Materiales Controlados es la nueva denominación del ex RENAR. Así lo dijo Carlos Ceratto quien es delegado en Junín del organismo. En diálogo con LT 20 Radio Junín señaló Ceratto que el desorden en que estaba la institución oficial “llevó al gobierno a hacer auditorías hasta poder ordenarlo. Hoy es un RENAR organizado. Hoy se llama y lo atiende una persona, antes lo hacía una máquina; existe un depósito en el partido de San Martín donde están todas las armas secuestradas, se saben dónde está, qué es”.

Sin embargo mencionó que actualmente los costos no son accesibles para todas las personas que quieran registrar un arma. “La gente se asusta, hay mucha delincuencia, mucha inseguridad y hay gente que desea comprar un arma pero cuando va a comprar, se entera del costo y los papeles a llenar y algunos terminan en el mercado negro, pero este es un RENAR confiable”, dijo Ceratto en diálogo con LT 20 Radio Junín en la mañana de este lunes.

Ceratto sostuvo que “hacerse de un arma en el mercado negro es demasiado fácil. Hay mucha cantidad de armas. Hubo años donde el Registro casi no existió, entonces uno iba a la armería, compraba un arma y se la llevaba y después si quería hacía los pápeles. Muchas armas fueron pasando al mercado negro ya sea por venta o por robo. Cuando los delincuentes entran a una vivienda buscan dinero, joyas y armas”.

“El mercado de las armas ha disminuido” reconoció el armero ya que “hay una política de desprestigio hacia la tenencia de amas que hace que la gente dude en comprar. Hay una política de mayor proteccionismo contra la caza deportiva y hace que los chicos defiendan a los animales de forma contundente y eso hizo que los padres se hayan adaptado a esto. Antes el chico se colgaba la honda del cuello, se llenaba un bolsillo de piedras y salía a cazar pajaritos. Hoy casi no ocurre más. Es bueno el proteccionismo, las armas están tomadas para uso deportivo o defensa. El arma en un domicilio es una compañía, sobre todo cuando hay personas que quedan solas o en zonas desfavorables”, dijo Ceratto.

Agregó que “se ha hecho una política de desprestigio hacia las armas y eso hizo que las vantas bajaran” y señaló que “en el comercio hay mucho porcentaje igual de compra de parte de hombres que se sienten inseguros y quieren protegerse pero también las mujeres han tomado coraje para tener un arma”, detalló.

EXIGENCIAS

“Hemos tenido casi por igual cantidad de hombres y mujeres por la compra de armas” dijo el armero quien mencionó que para contar con un arma se debe tener un certificado de idoneidad expedido por instructor de tiro matriculado y que implica conocimiento de medidas de seguridad, manejo del arma, forma de disparar. Es una de las exigencias nuevas del organismo que reemplazó al RENAR.

Para tener acceso a las armas, la persona debe estar libre de antecedentes, Hay que gestionar el trámite cuyo arancel es de 300 pesos aproximadamente, más el comisionista o sobre, que puede llegar a otros 250 pesos.

Posteriormente hay que lograr la aptitud psicofísica expedida por psiquiatra que, si no se cuenta con obra social, tiene un costo de $ 500. A ello se agrega el curso con instructor de tiro con otro valor de $ 500, además de los aranceles de ANMAC que son casi $ 1.500. Del arma que se compra hay que sumar otros gastos como tenencia y tarjeta de consumo de municiones, 1.300 pesos más. Para comprar un arma hay aproximadamente 5 mil pesos en costo de papeles lo que “favorece al mercado negro que no tiene gasto de documentación”, reconoció Ceratto opinando que “para mí ese es el error que comete el nuevo RENAR que no permite el acceso a todas las personas por una cuestión económica”, afirmó.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min