Insólito: una empresa en China le paga a sus empleados por perder peso

Miércoles, 17 mayo d 2017 a las 8:49 am.

Internacionales

Insólito: una empresa en China le paga a sus empleados por perder peso

Ante el aumento imparable de la obesidad en el mundo, el directivo de una empresa asiática decidió crear un sistema para recompensar a los empleados que adelgacen. Cuánto cobran por cada kilo perdido.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se duplicó desde 1980 en todo el mundo. El estilo de vida, la mala alimentación y la falta de ejercicio provocaron que esta enfermedad evitable se propague por todo el mundo, afectando a personas de todas las edades.

En las oficinas es normal que los empleados permanezcan mucho tiempo sentados y consuman alimentos procesados ricos en sodio, harinas refinadas y grasa. Este sedentarismo contribuye directamente a incrementar los niveles de azúcar en la sangre, no movilizar las grasas hacia el intestino y detener considerablemente la digestión.

En China particularmente, con las mejoras en el nivel de vida y la importante expansión de la alimentación occidental, la población ganó mucho peso. La obesidad afecta a casi el 10 por ciento de la población, según los resultados de un estudio de la Comisión Nacional para la Salud y la Planificación Familiar publicado en 2015. Los hombres aumentaron en promedio 3,5 kilos entre 2002 y 2012 y las mujeres 2,9.

Preocupado por esta problemática y el sobrepeso de algunos de sus trabajadores, Wang Xuebao, jefe de una pequeña empresa china convenció a varios de ellos para que se pongan a dieta, con la promesa de otorgarles una recompensa por cada kilo perdido. En Kingtian Consulting, una consultoría en la ciudad del norte de China Xian, se ofrecen aproximadamente 200 yuanes (aproximadamente 400 pesos argentinos) por cada kilo que bajen los empleados.

“Desde marzo ya participaron 20 empleados. La gratificación más alta alcanza los 2000 yuanes”, señaló Wang. Ese es el caso de una trabajadora muy motivada que perdió 10 kilos en dos meses. El directivo contó que la idea surgió al momento que notaron que la profesión de consultor sometía al trabajador a una vida laboral muy sedentaria.

“Nuestros empleados trabajan en la oficina durante toda la jornada y no realizan ejercicio físico. Advertí que muchos de ellos tenían sobrepeso y se me ocurrió animarlos a moverse”, explicó Xuebao. “No solo hay que preocuparse por aumentar la cifra de negocios, también hay que prestar atención a la salud porque se notará en la calidad del trabajo”, declaró.

Wang, que tiene previsto mantener este sistema de “premios” durante todo el año, se sorprendió por la velocidad a la que sus empleados adelgazaron, en comparación con él mismo. “El resultado me asombra porque yo mismo he intentado perder kilos. No es fácil salir a correr todos los días”, reconoció.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min