“Silencio, Hospital”, nota de opinión del Frente Cambiemos

Domingo, 4 junio d 2017 a las 8:00 am.

LocalesProvincialesRegionales

“Silencio, Hospital”, nota de opinión del Frente Cambiemos

El pedido de silencio ante una institución sanitaria no es una orden: es un ruego para generar un ambiente sereno a pesar de la ansiedad, de la euforia o la desesperación.

De esta analogía deberían sacar enseñanza algunos legisladores -tal el caso de la diputada Valeria Arata- cuando se refiere al estado del Hospital Interzonal General de Agudos de Junín.

El 31 de mayo la diputada declaró para los medios e hizo referencia a las condiciones en que se encuentra -según su versión- el Hospital. Podemos coincidir en algunos de sus diagnósticos, ya que son de público conocimiento los problemas que lo aquejan.

Pero no podemos aceptar su pedido de obviar el pasado. Es como pretender operar a un paciente sin contar con su historia clínica.

El estado de devastación conque esta administración encontró al Hospital es difícil de describir. Sin embargo, con mucho esfuerzo y poco a poco, la situación se está revirtiendo.

Para llevar tranquilidad a la población, primero debemos informar e insistir que LOS INSUMOS Y EQUIPOS MÉDICOS ESTÁN TOTALMENTE GARANTIZADOS. Tanto el gran equipamiento como los que dependen del SAMO. Por supuesto, también los insumos de farmacia y de electro medicina.

En cuanto a la infraestructura, se hicieron arreglar todos los ascensores (que no funcionaron durante años); se cambiaron totalmente 500 metros de techo y está en marcha el cambio de otros 500 metros más; está en ejecución la reparación total de los sistemas de refrigeración y calefacción; se encuentra avanzado el proyecto de las unidades de residentes y de salud mental que se harán nuevas; los sectores de farmacia, cocina y archivos también se pondrán a nuevo, entre otras muchas obras que se encuentran en proceso licitatorio. Y muchos deberían aprender que, cuando los procesos licitatorios son transparentes,… llevan tiempo. Sobre todo cuando es imperioso ordenar más de diez años de desidia y abandono. Años en que no sabemos qué reclamo, qué proyecto, qué colaboración prestó la diputada Arata.

En cuanto a los Recursos Humanos, el Hospital se rige por las leyes 10471 en lo que hace al plantel profesional y por la ley 10730 para jefaturas. Esto permite realizar un organigrama en donde el ingreso de personal se hace por riguroso concurso, de manera ordenada. No existe solución mágica para evitar estos procedimientos y obtener buenos resultados.

Y finalmente, en el aspecto económico, también nos encontramos ante una inmensísima tarea de saneamiento. Dice bien la diputada Arata que hay una inversión de 30 millones de pesos prometida para el Hospital. También es verdad que se encuentran -todavía- en trámite. Precisamente porque la tarea de ordenamiento es enorme es que la gestión del dinero es complicada. Si las anteriores administraciones hubiesen “administrado”, seguramente otra sería la realidad.

Quienes quieran gritar en lugar de ayudar, podrán seguir gritando. Nos permitimos, sin embargo, recordarles que a veces la verdad debería llamarlos a un preventivo y respetuoso silencio.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min