Renunció la ministra de salud provincial

sábado, 8 julio d 2017 a las 1:38 pm.

LocalesPolíticaProvincialesRegionales

Renunció la ministra de salud provincial

La ministra de Salud, Zulma Ortiz, presentó hoy su renuncia al cargo, que le fue aceptada de inmediato por la gobernadora María Eugenia Vidal, quien designó como reemplazante al joven funcionario nacional Andrés Scarsi. La mandataria, además, aprovechó la inesperada dimisión para despejar las dudas sobre el otro cambio en su equipo: confirmó al economista Gabriel Sánchez Zinny como nuevo ministro de Educación, en lugar de Alejandro Finocchiaro, quien como se sabía migrará al puesto homólogo en el gabinete nacional para reemplazar a Esteban Bullrich, que lo dejará para asumir el rol de candidato a senador nacional por la provincia.

La salida de Ortíz es el corolario de una larga lista de cuestionamientos, algunos de los más duros provenientes del interior de la alianza gobernante, que arrancaron en el momento de su nombramiento en un sillón para el cual el radicalismo proponía abiertamente otros nombres. Pero se da justo cuando, a una semana del inicio formal de la campaña electoral, esas críticas parecían haberse acallado. En un comunicado, Ortiz adujo “motivos personales” para dar el paso al costado, aunque un alta fuente del gabinete provincial reconoció a DIB que la funcionaria “nunca le encontró la vuelta” a su cargo.

El episodio que tal vez mejor ilustre esa evaluación, referida sobre todo al manejo político de su cartera, es la polémica por la adhesión de la provincia al protocolo nacional de aborto no punible, que facilita el acceso a esa práctica a mujeres abusadas y fue elaborado por el último ministro de Salud de Cristina Kirchner, Daniel Pérez Gollán. Ortiz avanzó a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, que fue enseguida anulada por otra por orden de Vidal, que además la desautorizó en público. El domingo pasado, el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, se preguntó, en referencia a ese episodio, cómo es posible que una ministra como OrtÍz continuase en funciones. El prelado hizo ese cuestionamiento en su programa “Los dos reinos”, que se emite por Radio Provincia, una emisora del gobierno provincial.

No fue el único conflicto que afrontó Ortiz. En 2016 pidió la renuncia del radical Walter Battistella, un radical que varias que había sido intendente de 9 de Julio, a la dirección de la región sanitaria II, luego de que vertiera críticas a la política sanitaria bonaerense. Pero la UCR se opuso y Vidal prefirió respaldar a sus socios políticos. Ortíz también mantiene abierto un conflicto salarial con los médicos, por el cual este año hubo ya 22 días de paro. También hay una pelea abierta con residentes por 350 nombramientos y denuncias de faltantes de medicamentos oncológicos, que motivaron una marcha de protesta, que se realizó ayer en Lanús.

Para el reemplazo, Vidal optó por Andrés Scarsi, un psiquiatra de 35 años que fue jefe de Gabinete de Ortíz pero a principios de este año se mudó al gabinete del ministro de Salud nacional, Jorge Lemus. Con un paso por la secretaría de Salud de Néstor Grindetti al frente del municipio de Lanús, Scarsi mantiene un estrecho vínculo con el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña. Es además, dijeron en su entorno, “un incondicional de Vidal”. Su llegada implica un control político más estrecho de esa cartera por parte de un PRO “puro”, que formaliza el rol que cumplió desde el segundo plano, cuando fue segundo de Ortíz.

Confirmado

Vidal aprovechó este contexto, por otra parte, para conformar que, tal como había adelantado DIB, Sánchez Zinny será el nuevo ministro de Educación. Como se sabía, asumirá en reemplazo de Finocchiaro -probablemente el jueves, cuando se formalice también el recambio en Salud-, ya que ese funcionario asumirá como ministro de Educación nacional, en reemplazo de Bullrich que deja el cargo para ser candidato. Tal vez aún más que Scarsi, el de Sánchez Zinny, es un perfil inhabitual para ese sillón: economista de pa Universidad de San Andrés con un master en políticas públicas, llegó a la provincia para poner acelerar la implementación de la versión bonaerense del servicio de emergencia SAME, que justamente a cargo de Ortíz no marchaba al ritmo deseado por Vidal.

Sánchez Zinny es también un PRO “puro”, que se encarga del área educativa desde el germinal Grupo Sophia y está referenciado en Bullrich, para quien manejó el organismo que controla la educación tecnológica. El designado ministro fundd{o dos ós dos puntocom –Edunexo y Kupa- relacionada con la producción de software para escuelas, y también trabajó, en EE.UU., en la elaboración de rankings internacionales de calidad educativa. Tambien mantiene un blog en el Hufftington Post y es autor de Educación 3.0 La Batalla por el Talento en América Latina.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min