Junín Bicentenario: Solicita al municipio un debate sobre  la posible construcción de una nueva cárcel

miércoles, 20 septiembre d 2017 a las 8:07 am.

LocalesProvincialesRegionales

Junín Bicentenario: Solicita al municipio un debate sobre la posible construcción de una nueva cárcel

La agrupación municipal solicita que temas como el de la eventual radicación de una cuarta unidad penitenciaria, puedan ser debatidos en la comunidad. “¿Podemos decir “cárcel sí o cárcel no” sin discutir previamente las políticas de seguridad, las leyes y el funcionamiento del sistema penitenciario?” y si “¿es posible que nos preguntemos sobre las políticas de encierro? ¿Es posible que podamos pensar como ciudad que iniciativas, acciones y proyectos deberían acompañar a la privación de libertad?”, se pregunta el espacio político juninense.

El partido vecinalista “Junín Bicentenario” se pronunció en torno al polémico tema que tomó estado público en el fin de semana al conocerse que en el Presupuesto nacional se incluyó un item destinado a “la construcción de una cárcel federal en Junín”. “Durante el pasado fin de semana vimos como se ha puesto en la agenda mediática y política de nuestra ciudad, en ocasión de conocerse el proyecto de presupuesto nacional para el año 2018, el debate sobre la posible construcción de una nueva unidad penitenciaria en Junín. Hace un tiempo, cuando el rumor se había hecho público, el intendente Petrecca salió a desmentir y afirmar que no había posibilidad para una nueva cárcel en Junín. Meses después, el tema vuelve a instalarse, y nuevamente con desmentida por parte del Gobierno Municipal”, señaló el espacio político en un comunicado de prensa difundido este lunes.

Los integrantes de la agrupación municipal indicaron que “la instalación de la disyuntiva en torno a la construcción de una nueva unidad penitenciaria en Junín encierra varias trampas, y oculta cuestiones de fondo. En primer lugar nos preocupa la simplificación del tema. ¿Podemos decir “cárcel sí o cárcel no” sin discutir previamente las políticas de seguridad, las leyes y el funcionamiento del sistema penitenciario? Mientras vivimos en un contexto de creciente aumento de la pobreza y la desocupación, de disminución de la asistencia social y de endurecimiento de penas, observamos como las unidades penitenciarias están hacinadas por jóvenes pobres de nuestro país, en su mayoría relacionados con episodios de robo. Sin embargo, no vemos que suceda lo mismo cuando el conflicto con la ley se vincula con la evasión impositiva, el trabajo esclavo en el ámbito rural, la fuga de capitales o el pago de coimas y sobornos. Una delincuencia de “guantes blancos” que parece legitimada en relación a otras formas de ejercerla”.

Se destacó, además, que “el debate en torno a “cárcel sí o cárcel no” oculta las preguntas por el funcionamiento del sistema penitenciario en su conjunto. Conocemos experiencias, en nuestra ciudad, de proyectos que buscan trabajar en torno a la inclusión social a través de la educación o el arte, entre otros; sin embargo, se trata finalmente de excepciones. ¿Es posible que nos preguntemos sobre las políticas de encierro? ¿Es posible que podamos pensar como ciudad que iniciativas, acciones y proyectos deberían acompañar a la privación de libertad? Estas son algunas de las preguntas que nos surgen mientras seguimos observando cómo se generan posicionamientos en los medios de comunicación y las redes sociales”.

“Desde diciembre de 2015 -sostiene “Junín Bicentenario”- hemos visto como se profundizó una forma del ejercicio del poder en nuestra ciudad. Quienes gobiernan Junín parecieran estar más preocupados por las demandas y necesidades de los aparatos políticos partidarios que por la opinión de la comunidad en su conjunto. Difícilmente un intendente pueda decir que “representa” el interés de Junín, si la ciudadanía no puede participar en la elaboración del presupuesto municipal, si no hay mecanismos abiertos y transparente de vinculación para iniciativas en consejos locales, si se desarticulan los foros de seguridad, el consejo local de niñez y adolescencia, por nombrar algunas herramientas posibles. A esto debe sumarse también un panorama inquietante y preocupante que se extiende como flagelo de la sociedad actual como es el consumo de drogas”.

“Desde la vuelta de la democracia, distintas vertientes del radicalismo han ejercido el poder político en Junín. En estos casi 34 años nunca hemos se ha consultado a la ciudadanía sobre estos temas, ni a las organizaciones sociales y comunitarias sobre el modelo de desarrollo para nuestra ciudad. Esperamos que la nueva instalación del debate en torno a la posible instalación de una unidad penitenciaria sea la excusa para que podamos contar con un estado municipal que habilite canales de participación y protagonismo popular, donde estos temas puedan ser debatidos en las comunidades y que no queden como encerradas en debates electoralistas de marketing político”, concluyó el comunicado difundido por Junín Bicentenario respecto a la preocupación planteada por la posibilidad de instalar una cuarta cárcel, en este caso federal, en Junín.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min