Amenazas de bomba: la Provincia reforzará medidas por las elecciones

martes, 17 octubre d 2017 a las 11:41 am.

LocalesPolicialesProvincialesRegionales

Amenazas de bomba: la Provincia reforzará medidas por las elecciones

Frente al temor que genera que las amenazas de bomba en las escuelas alteren la normalidad de la jornada electoral del domingo, el Gobierno bonaerense planificó un operativo para enfrenar éste fenómeno y reforzará las medidas de seguridad con la participación hasta de las Fuerzas Armadas.

La decisión que incluye un protocolo para evitar la suspensión del acto electoral se adoptó luego de la seguidilla de amenazas recibidas en la provincia, unas 3000 desde el comienzo de septiembre, según datos oficiales. Al respecto, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, explicó que se generará una acción articulada con el Comando Electoral, que reúne a todas las fuerzas de seguridad que se involucran en la elección.

“Vamos a tener un protocolo, en primer lugar para tratar de que no se interrumpa el acto electoral. En el caso de que se interrumpa, vamos a generar las condiciones para que todas las personas de esa escuela, voten igual”, expresó el funcionario.

Las preocupaciones motivaron reuniones durante la semana pasada en el Ministerio del Interior, que tiene a cargo el escrutinio provisorio, y consultas cruzadas con el Ministerio de Defensa, del que depende el Comando General Electoral (CGE), que integran las Fuerzas Armadas, y el de Seguridad, que se vincula con las policías provinciales, que asisten en la logística del escrutinio.

Tras remarcar que se buscará que las amenazas no interrumpan la voluntad de voto, Ferrari justificó la decisión de adoptar un protocolo. “Sería, si no, tomar una acción pasiva y darles el gusto a los que están queriendo complicar no solamente el acto electoral, sino también el clima de estos días”, planteó. Además sostuvo que le llama “mucho la atención que (las amenazas) se concentren en la provincia de Buenos Aires, y que no haya habido voces de condena, más allá del oficialismo”.

El protocolo, que rige desde el regreso de la democracia, establece que los efectivos de las Fuerzas Armadas lleguen el sábado a las escuelas y que, tras recibir las llaves de la autoridad escolar, inicien una revisión completa de los edificios y luego los clausuren. El domingo, los efectivos junto al delegado judicial y los presidentes de mesa, vuelven a revisar los cuartos oscuros y salones de votación sellados el día anterior, además de los baños que se habilitan. Las policías provinciales, en tanto, se encargan del exterior y están habilitadas para revisar bolsos o carteras sospechosos.

Más allá de la cuestión electoral, el ministro advirtió que la provincia va a “continuar con el proceso penal” contra quienes realizaron llamados con amenazas de bomba y también generar la acción civil de recupero de los daños, “porque son todos los contribuyentes de la provincia los que pagan el gasto” de los operativos. “Estamos estimando los reclamos económicos en 100 mil pesos por cada amenaza falsa”, concluyó Ferrari.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min