Juicio por femicidio: La familia de Liliana Ortega apuntó contra Alfredo Hamed

martes, 31 octubre d 2017 a las 8:21 am.

LocalesPolicialesProvincialesRegionales

Juicio por femicidio: La familia de Liliana Ortega apuntó contra Alfredo Hamed

 

Hoy proseguirá la segunda jornada de audiencias por el crimen de Liliana Ortega. El juicio oral comenzó ayer lunes contra Alfredo Hamed que tiene como abogado defensor al doctor. Gerardo Doyle. El caso es juzgado por el Tribunal Oral Criminal 1 conformado por la Dra. Karina Piegari quien preside el tribunal que además integran los Dres. Esteban Melilli y Miguel Ángel Vilaseca y la secretaria, Dra. Mónica Basilio.

Entre las 10:30 y las 17 horas de ayer, con un intervalo pasado el mediodía, se fueron sucediendo los distintos testimonios que se centraron en establecer cómo se produjeron los hechos que terminaron con la muerte de Liliana Ortega, aquel sábado 15 de agosto de 2015.

En primer término, fiscal y defensor trazaron los lineamientos del juicio.

El Dr. Javier Ochoaizpuro planteó que durante las jornadas del debate demostraría que Alfredo Hamed es el autor penalmente responsable de homicidio calificado (Femicidio), hurto agravado y daño en concurso real. Son tres los hechos que se imputan.

El primero de ellos, es el del 15 de agosto a las 22:30, cuando “un hombre luego identificado como Alfredo Hamed, ingresó en la vivienda de calle Bozzetti 60 cuando se vio sorprendido por la propietaria. Hubo un intercambio de golpes que le dejó marcas tales como rasguños en la cara en el hombre mientras Liliana Ortega oponía resistencia”.

Relató Ochoaizpuro que antes de llegar al inmueble, Hamed adquirió combustible en la estación de servicio “Papa”.

El hecho dos, es el que se produjo el 14 de agosto a las 12:30 horas, cuando “un hombre se apoderó de un Volkswagen Gol blanco tres puertas”.

Y el tercero, el 15 de agosto a las 22:30 horas cuando un sujeto prendió fuego el automóvil en un descampado sito en Niñas de Ayohuma y Ameghino. Todos hechos “voluntarios, intencionales y dirigidos”.

Por su parte, el defensor oficial y asesor de Alfredo Hamed, dijo que “no se va a acreditar autoría de los tres hechos” planteando además que “subsidiariamente, que se encuadren dos hechos. El principal y el del hurto calificado”. Sostuvo que pedirá “la absolución sin costas para mi defendido”.

La primera en brindar su testimonio fue María Belén Valle, hija de Liliana Ortega, quien contó que sufrió hostigamientos de parte del imputado tanto por mensajes de celular como por facebook y que llegó varias veces a su casa intimidarla, a bordo de una camioneta Ford F 100 color roja. Inclusive contó cómo el jueves de la semana anterior al homicidio, al ingresar Belén a su casa, se encontró con que la estaba esperando en la vereda de enfrente.

Al verla llegar, se le acerca de atrás y en un principio intentó hablar pero luego le hace ingresar por la fuerza al vehículo diciéndole: “Callate la boca o te pego un tiró acá”, le amenazó ante lo cual ella estaba completamente quebrada, según su relato ante los jueces en la primera jornada del juicio que se lleva a cabo en el cuarto piso del edificio de Tribunales.

Continuando con su dramático testimonio de esa terrible experiencia vivida que antecedió a la tragedia que se sucedería el sábado 15 de agosto de hace dos años, la joven relató que Hamed la apoyo a su cuerpo y avanzó con el vehículo en contramano hasta la casa del hombre, a la cual obliga a ingresar y cierra la vivienda con llave.

Entre las frases pronunciadas por Hamed, Belén cita ante los jueces que el imputado le dice que “si él me llegaba a ver con alguien, me iba a matar y después se iba a matar él”, insistiendo en restablecer la relación que se rompió a principios de ese 2015. Belén contó que a las 3 de la mañana de ese jueves logró salir de la casa de Hamed y que le contó a su madre el episodio vivido al día siguiente.

Carlos Emanuel Valles es también hijo de Liliana Ortega. Fue el segundo testimonio escuchado por los magistrados del Tribunal Oral Criminal 1 de Junín en la mañana del lunes. El trágico sábado 15 de agosto, Emanuel estaba en casa de su abuela paterna cenando con sus hermanas Belén y Micaela, su padre, la pareja de su papá y su tío.

A las 22.30 todo cambió. A esa hora, un vecino le llamó a su celular para comentarle que estaban escuchando explosiones en la casa de su madre. Al llegar al lugar se encontró conque estaba todo cercado. Comenzó a llamar al celular de su madre pero le daba apagado. Se enteraron luego que había un cuerpo dentro de la vivienda y que era de Liliana Ortega, información que le había sido dada por un bombero.

Relató que los vecinos le hicieron mención que habían visto al “Turco” en relación a Alfredo Hamed.

Emanuel contó que acostumbraba a ir a lavar el auto a la casa de su madre y en una de esas oportunidades Liliana le contó que “el turco -el imputado- se estaba poniendo pesado”. Algunas de las frases mencionadas por el hijo de la víctima fueron:

-“Mi mamá respaldaba la decisión de mi hermana”.

-“Mi mamá nunca estuvo muy de acuerdo con la relación”.

-“Veía que él pasaba constantemente” (en relación a lo que su madre le había contado sobre Hamed).

-“El tuvo un accidente grave en Chacabuco y mi hermana viajaba todos los días”.

-“No tengo ninguna duda que fue Hamed”

-“Me enteré que Hamed habló con mi papá”.

-“Hamed fue al domicilio de mi papá y le dijo que iba a prender fuego el auto”.

-“(Hamed) Se movilizaba en una Ford color roja”.

Carlos Daniel Valles, ex esposo de Liliana Ortega, también brindó su testimonio en la primera audiencia del juicio oral y público que se lleva adelante en el cuarto piso del edificio de Tribunales contra Alfredo “El turco” Hamed, imputado del homicidio de la mujer ocurrido el sábado 15 de agosto de 2017, encuadrado bajo la figura de femicidio.

Valles contó que ese día estaban en la casa de su madre en calle Irlanda al 600 cenando con su hermano, su pareja, su mamá y sus tres hijos cuando pasadas las 22.15 sonó el celular de su hijo recibiendo la llamada de un vecino y al llegar a la casa ocupada por su ex esposo la encontró totalmente incendiada.

A partir de allí Valles comenzó a ser consultado sobre la opinión en cuanto a la relación que su hija mantenía con Hamed. “Estábamos en desacuerdo desde el primer momento pero igual le abrimos las puertas”, señaló el testigo comentando que se había separado de Liliana Ortega en 2012, es decir, que al principio de la relación entre su hija y el ahora imputado estaban juntos. “Apostando a la felicidad de nuestra hija, decidimos dejar que todo siga su camino pero con Liliana hablábamos de que no era el tipo de persona adecuada”, señaló Valles diciendo que en verano de 2015 su hija ya había decidido terminar la relación con Hamed a quien describió como “muy dedicado al juego y a las salidas nocturnas”.

Volvió a reiterar que tanto él como su ex esposa estaban en contra de la relación de su hija con Hamed. “Cada vez tenía menos intereses por un trabajo constante, algo que ella descubrió por sus propios medios”, señaló el testigo.

En cuanto a qué actividad realizaba el imputado, Valles contó que había sido inspector municipal hasta que por un accidente ocurrido cuando se construía la pista del autódromo “Eusebio Marcilla”, se retiró de dicho empleo, cobrando un dinero y luego se dedicaba a hacer fletes.

 

En la ronda de declaraciones testimoniales del lunes, estuvo el joven Renzo Meloni, actual novio de Belén Valles, hija de Liliana Ortega. Ambos se conocieron días antes del episodio. El día del hecho, pasaron juntos la tarde hasta las 19 cuando la acompaña a su casa de calle Bozetti y allí se despinde.

En el trayecto de vuelta, Meloni se percata al llegar a Intendente de la Sota -ya de noche- que muy cerca suyo circulaba un Gol blanco y que le llamó la atención porque andaba con las luces apagadas.

“Empecé a notar que me seguía. Lo tenía pegado hasta que lo perdí cuando hice una maniobra rara en Pastor Bauman. Le avisé después a Belén que me habían seguido. Ella también era perseguida”, contó el testigo a los jueces en la audiencia llevada a cabo este lunes.

Renzó contó que antes de eso había sucedido el episodio donde Hamed la retuvo por la fuerza obligándola a ascender a un vehículo y llevándola hasta su casa hasta que pudo salir cerca de las 3 de la madrugada, en un episodio ocurrido el jueves de la semana anterior al sábado 15 de agosto.

“Estábamos empezando la relación”, relató Meloni quien sostuvo que la persecución duró aproximadamente quince minutos.

Afirmó que él se entero que el mismo auto había estado relacionado con el incendio de la casa de Liliana Ortega cuando concurrió a prestar declaración el domingo 16 a la Comisaría Segunda.

TESTIMONIO DE POLICIAS Y BOMBEROS

Ya ingresando en temas más específicos, se escuchó el testimonio de Damián Guasco, funcionario policial que llegó aquella noche a calle Bozzetti cuando ya trabajaban los bomberos y tuvo que concurrir luego a Lugones y Ameghino, donde se estaba incendiando el automóvil y surge el nombre del “Inspector de Tránsito, alias El Turco”.

Se confirmaría después de la aprehensión, en calle Vicente Peira, que el aprehendido tenía lesiones en el rostro y una mano lastimada.

También Gerardo Petegoli, personal del Cuerpo de Bomberos que en una segunda salida abasteció al camión que trabajaba en el incendio y al del rodado.

Guillermo Foti era el oficial de servicio a cargo de la dotación que actuó y quien durante la remoción de escombros encontró debajo de las chapas del techo que se había desmoronado, el cuerpo de Liliana Ortega.

Por su parte, el efectivo Vicente Paz volcó en la audiencia una de las primeras apreciaciones de interés en determinar dónde se inició el incendio. “En el living. Era el sector de la vivienda con mayor daño de fuego”.

Luego llegó el turno de Jesús Donay Lucero, quien aclaró que “era mi amigo” al referirse a Hamed. Fue otro de los testimonios que determinaron las lesiones en el rostro.

Otros de los testimonios volcados en la sala de audiencia fueron los aportados por vecinos que ubicaban en el lugar de los hechos y en diferentes horarios, tanto al imputado como al Volkswagen blanco.

Y finalmente, el propietario del rodado a quien se lo habían sustraído el 14 de agosto en horas del mediodía, cuando al salir de un supermercado, un “hombre se me acercó, me dijo que me había olvidado un paquete y lo fui a buscar. Cuando regresé al auto, no estaba más”.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min