Mataron a puñaladas a un preso en la UP 13

Martes, 26 junio d 2012 a las 2:11 pm.

Policiales

Mataron a puñaladas a un preso en la UP 13

Por el hecho hay cuatro detenidos que fueron apartados del resto de la población, ya que presentaban distintas lesiones cortantes y se presume que habrían participado en la riña que terminó en el homicidio.

Además se ordenó una requisa en distintos sectores, donde hallaron varias “facas” y se intenta determinar cuál de ellas fue la utilizada en el crimen.

Todo se inició alrededor de las 8 cuando al menos cinco presos se enfrentaron portando armas blancas de fabricación casera. En esas circunstancias uno de los reclusos recibió una herida en el pecho que lo dejó malherido y poco después murió.

La víctima fue identificada como Ramón Maidana Centurión, de 29 años, quien cumplía una condena por el delito de homicidio en ocasión de robo y se encontraba a disposición del Juzgado de Ejecución Penal Nº 2 de La Matanza.

Autoridades judiciales se presentaron en el penal para iniciar una investigación con el objetivo de establecer cómo se desencadenó el hecho y sus posibles autores.

La fiscal Isabel Carniel, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIyJ) Nº 8, de turno en el Departamento Judicial de Junín, ordenó una serie de diligencias y también el traslado del cuerpo del interno a la morgue que funciona en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte, en el edificio San José, para la realización de una autopsia. En principio la causa del deceso habría sido una herida “punzo cortante” que afectó el corazón.
Efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) trabajan junto a la fiscal en la obtención de elementos de prueba que permitan llegar al esclarecimiento del homicidio. En ese sentido, voceros allegados a la pesquisa indicaron a LA VERDAD que se efectuó una requisa en distintos sectores del pabellón donde ocurrió el crimen y también en el patio del penal. Durante la inspección se habrían hallado varias “facas” de las cuales los internos suelen “descartarse” cuando se produce un caso de estas características.

Las fuentes consultadas explicaron que estas armas de fabricación casera “aparecieron en los baños, las celdas e incluso en el patio, pero ahora hay que determinar cuál fue la utilizada” para asesinar al reo.

También detallaron que por el momento hay cuatro reclusos “apartados del resto” porque presentaban lesiones cortantes en el cuerpo, presuntamente provocadas durante la reyerta donde se desencadenó el asesinato. La investigación apuntará a establecer si entre esos sospechosos se encuentra el autor material, una tarea compleja en el submundo carcelario, ya que la declaración de un interno que permita orientar la pesquisa puede convertirse, incluso, en su sentencia de muerte.

La Verdad

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min