Te presentamos a la modelo de Junín24, Cotta: de la calle al estrellato

Jueves, 10 noviembre d 2016 a las 11:54 pm.

LocalesProvincialesRegionales

Te presentamos a la modelo de Junín24, Cotta: de la calle al estrellato

Con motivo de la llegada a los 60.000 Me Gusta en Facebook y a los 5 años de vida de Junín24, días atrás comenzamos a compartir en las redes sociales una publicidad con la foto de Cotta, la perra de María Victoria Tesolin y Nicolás Pizzo, veterinarios, que posee una nariz ideal para “oler” la llegada de los 60.000 Me gusta

Cotta hace mas de cuatro años que está con Victoria y Nicolas y hablamos con Vicky para que nos cuente la historia: “La primera vez que la vi a Cotta – cruza Collie – fue en la esquina de Arias entre Fortín Federación y Derqui, (tendría ocho meses porque recién estaba cambiando los dientes) y estaba pelada porque tenía sarna. Esa tarde que la vi pasar yo estaba en moto, salí a buscarla y no la vi mas A la noche la vi en la esquina y nuestra idea era entrarla a la veterinaria, darle un baño y curarla porque estaba lastimada, y alimentarla. Luego de es quedó un tiempo mas en la calle, le dabamos comida con una vecina y a la noche la entrabamos. Éramos tres los vecinos que nos turnábamos para entrarla a nuestras casas a la noche”, relata

Continúa contando que “pasaron dos meses mas o menos y la vimos que estaba en la puerta del Cine Cinema en Benito de Miguel y estaba con un perro, y toda embarrada. La cargué en el auto y decidí operarla porque iba a entrar en celo, y la castramos. Siguió en la calle por opción, porque la entrabamos a casa y pedía salir. Pasó un tiempo y viene una vecina a decirnos que Cotta estaba en su casa, pero en la puerta, y estaba rara. Cuando la fui a buscar tenía heridas como si le hubieran pegado o chocado un auto – nunca pudimos saberlo – y tenía la cola muy lastimada, quebrada, negra, y no la movía. La curamos, la medicamos, y pasó una semana pero no se curó ni mejoró, así que se la cortamos porque ella comenzaba a mordersela.

Un día una señora que iba en moto con su nene se quejó que Cotta la había corrido – ya había recibido otras quejas de gente que pasaba en bicicleta y los corría – así que decidimos entrarla y si los vecinos querían llevársela una noche, lo hacían sin problemas. Y así fue, varias veces durmió en otras casas pero luego comenzó a quedarse con nosotros en la veterinaria, porque había entendido que podía quedarse acá y le gustaba. Incluso hay una chica Verónica que vive acá a la vuelta y tiene dos perros, Cotta iba a jugar con ellos y dormia ahí pero un día Vero nos dijo que la traía y la devolvía porque la perra no estaba tranquila así que se quedó acá con nosotros definitivamente aunque siempre salía y daba una vueltita, atada, porque en el barrio había gente que antes le pegaban, le tiraban piedras y la asustaban, y ella sabe quienes son y se acuerdan”, detalla

Respecto al carácter de Cotta, nos explica que “siempre que estuvo acá adentro y empezó a convivir con nosotros, se mostró dócil, buena, los nenes se le suben arriba, se trepa, juega con nuestro gato que llegó al año de estar ella viviendo acá y enseguida lo adoptó, lo lavaba con la lengua, dormían juntos, compartían tiempo, y siguen hasta el día de hoy. Con la gente es muy buena, siempre se arrima para que le hagan mimos, incluso con otros perros. El problema es en la calle con las motos y con los que llevan casco o gorra, (quizás recordando alguna mala experiencia), el hombre que le pegaba pasa siempre por la vereda de la veterinaria y nosotros nos damos cuenta que está viniendo porque aún antes de que llegue, ladra y se transforma. Y eso no lo hace con nadie, solo con esa persona que le pegaba.

Se llama Cotta por la cocinera Blanca Cotta. Lo elegimos porque yo tenía una gata que se llamaba Maru (por Maru Botana) porque amasaba como hacen algunos gatos, y por eso le quedó ese apodo. Y por eso seguí con la línea de los cocineros y elegimos Cotta. Duerme arriba de la balanza, y sino duerme en la jaula de peluquería y ella entra y sale, en lugar de dormir en su colchón, elige dormir en la jaula porque la puerta se abre hacia los dos lados. Nos cuenta Victoria también que Cotta es super amable en su relación con los demás animales que llegan a la veterinaria y super paciente. A veces sucede que llega algún cachorro que es activo y le salta y le ladra, pero ella se va para adentro”, finaliza

Cotta tiene hoy cinco años, al igual que el aniversario de Junín24, por eso decidimos elegirla como nuestra modelo, ya que nació en la misma época de Junín24.

cotta001

cotta01

cotta02

cotta03

cotta04

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Hay 2 comentarios.
  1. Abastante Cecilia

    Conozco a Cotta y es tal cual,pero aparte tubo la suerte de estar en las mejores manos,una perra de suerte!!!!

  2. Ann Schwartz

    Linda!!! Tierna e inocente!!

Max

Min