Juninenses varados en Retiro afectados por el paro de ómnibus

sábado, 9 septiembre d 2017 a las 3:19 pm.

LocalesProvincialesRegionales

Juninenses varados en Retiro afectados por el paro de ómnibus

Después de los aviones, los micros: problemas en Retiro por un paro de choferes. Hay cuatro compañías afectadas. El gremio y la Cámara Empresaria de Larga Distancia se culpan mutuamente por la suspensión de los servicios.

Los choferes de ómnibus de cuatro empresas de transporte de pasajeros de larga distancia realizan a partir de la cero de hoy un paro de actividades. Lo hacen para denunciar que las empresas están “incumpliendo” con una suba salarial del 21 % dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación ante la falta de acuerdo en la paritaria del sector.

Esta mañana, los problemas alcanzaban también a otras compañías, pero hacia el mediodía la situación se estaba normalizando y estaban afectados los servicios de Flecha Bus, TATA, San José y Vía Bariloche. La medida de fuerza en estas empresas está prevista hasta el martes.

Entre los pasajeros afectados, había gran malestar. “Estoy con mi nene, que tiene una discapacidad y tiene que usar una sonda nasogastrica. Hoy nos dieron el alta y teníamos que volver a Junín a las 3 de la tarde. Pero nos dicen que hasta la una de la mañana no hay micro. No sé qué hacer”, contó a Clarín Karen Vera, que estaba en la terminal con su hijo de 11.

Esta mañana, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, denunció que en la terminal de Retiro “hay empresas de larga distancia que tienen cerrados los portones y no permiten salir a ninguna unidad”. A su vez, el portavoz de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), Gustavo Gaona, negó categóricamente que las empresas realizaran un “lock out” patronal y aseguró que “hay delegados de UTA que paralizaron otros servicios”.

Según Fernández, de no cumplir las empresas con el pago del aumento salarial fijado por el Ministerio de Trabajo, el martes continuarán con la medida otras empresas. Y señaló que esta metodología fue la elegida “para no perjudicar a los pasajeros”.

El dirigente justificó la medida: “Desde hace cinco meses venimos discutiendo paritarias y esperando que las empresas paguen el aumento dispuesto por el Ministerio de Trabajo”.

En tanto Gaona, tras sostener que ellos no habían firmado “ningún compromiso salarial”, responsabilizó al Ministerio de Trabajo por haber dictado una resolución “disponiendo un aumento salarial del 21%, que nosotros recurrimos”. El vocero de la Celadi también le apunto al Ministerio de Transporte porque, señaló, no se cumplieron los compromisos asumidos desde esa cartera en relación a un nuevo marco regulatorio que permita a los micros readaptarse a las necesidades del usuario, lo que deja a los ómnibus en desventaja frente a otros medios de transporte.

El representante de las empresas también hizo foco en “el crecimiento sostenido de servicios irregulares bajo la mirada indiferente de las autoridades de control”. Además agregó que es constante el aumento de todos los costos que las compañías están evitando trasladar a las tarifas para detener la caída de pasajeros. Y se quejó por una “quita irregular de compensaciones únicamente al ómnibus de larga distancia”.

“Los empresarios están buscando una solución económica a su situación por la disminución de pasajeros, pero primero tienen que cumplir con la ley y después pedir”, afirmó por su parte Fernández, de la UTA.

La paritaria de los choferes de larga distancia venció el 30 de abril y desde entonces la UTA advirtió sobre posibles paros si no se arribaba a un acuerdo salarial. Frente a la falta de acuerdo entre las partes, el 18 de agosto el Ministerio de Trabajo determinó una suba de 21 por ciento, en tres tramos (agosto y octubre de este año y enero de 2018), una medida que se oficializó el 28 de agosto con la publicación de la resolución en el Boletín Oficial.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min