Cansada de los robos, una vecina reclama presencia policial en su barrio los días de lluvia

martes, 26 septiembre d 2017 a las 4:12 pm.

LocalesProvincialesRegionales

Cansada de los robos, una vecina reclama presencia policial en su barrio los días de lluvia

Una vecina del Barrio Plan Habitar, que está cansada de los constantes robos (no solo hacia ella sino hacia los demás vecinos), redactó una carta donde expresa lo que siente: ” Ya no quedan muchas maneras de gritar y pedir ayuda, el dolor y la impotencia toman forma de carta, de pedido público, de deseo de compartir la falta de derechos y justicia de los que trabajamos. Me llamo Rocio, tengo 29 años,a los 16 años fui madre soltera; lo cual me enseño a salir a adelante con dignidad y esfuerzo, palabras que tendría que publicarlas con su significado para ver si se pueden comprender. Trabajo desde muy chica para poder progresar. El gobierno no me ayudo ni me regalo nada, ni si quiera un abogado en bienestar social por ser hija de una reconocida comerciante, persona laburadora y ejemplo para mi… trabaje, me gane mi sueldo y me compre mis cosas, fui por el camino mas forzoso, lento y difícil, pero no use de escudo cualquier excusa para salir a robar y esperar limosnas, planes y mucho menos adueñarme de lo que me corresponde. Hace aproximadamente 4 años tuve la suerte de salir sorteada en procrear para comprar el terreno y construir la vivienda, mi soñado y esperado lugar, en el cual pensé e imaginé ser feliz compartiendo con la familia que amo y supe formar. Fue muy difícil conseguir el terreno ya que todo subió por tanta demanda, ajustando la compra al valor del banco porque no contaba con mas plata. Pero no baje los brazos. Al tiempo me anote en los terrenos de Gas Junin y municipalidad ( plan habitar), salí suplente n°64…ni chances, pero mi suerte creí que había cambiado y llegó la oportunidad. Puse muchas horas mas de trabajo, ahorre, prive a mi familia de infinitas necesidades, pero seguí ahorrando y levantando ladrillo a ladrillo, supe hacer de peón, de pintor, de jardinero, economista, porque nada alcanzaba…mucho menos alcanzaba cuando tuve que empezar a pagar lo que me robaban de la obra, lo que me rompían, una, dos, tres, cuatro…ya perdí la cuenta de todas las veces que sufrí esto durante la lenta e interminable obra… 2 años para ser exacta construyendo.

Pero como siempre…el esfuerzo triunfa y nos fuimos a vivir, entonces aquel sueño en meses tuvo su primer tinte gris, entraron a robar en plena mañana mientras las nenas iban a la escuela y los grandes “laburabamos”, con total tranquilidad se llevaron lo que quisieron, pero lo que mas me dolió es que casi se llevan otra ilusión, con mis horas extras y mi trabajo desmedido, estaba ahorrando para el cumpleaños de 15 de mi nena, lo primero que pensé fue en el dolor que los que no sufren dolor puedan robarse la noche soñada de ella. Entonces entre tanta bronca me tocaba aguantar los por menores de lo que pasa con los objetos encontrados, el manoseo, la falta de cuidado ante los familiares de los detenidos, la desconfianza ante nosotros, la inoperancia, la perdida de tiempo…”la falta de cuidado y de protección de la victima”…

El 21 de septiembre, cuando deberíamos festejar el inicio de la primavera, a las 12.30 horas entraron nuevamente, si, LA SEGUNDA VEZ EN DOS MESES, claro, ya sabían que a la mañana la gente digna trabaja y que en el barrio el patrullero no pasa porque se encaja, pero esta vez, ya no me truncaban un sueño, esta vez estaban las dos razones de vida que tengo, MIS DOS NENAS, que media hora se quedaron solas…poniéndonos dios la mano, haciendo que este delincuente, el cual sabemos su nombre, apellido y edad, al que le matamos el hambre y lo ayudamos en sus peores estados, se asusto y después de haber entrado por la puerta balcón del primer piso y robando lo poco que nos quedaba, salio corriendo como “rata” por atrás… pero bueno, es menor, con mas causas que años, con mas odio que amor, entonces tiene la protección de las leyes y la voz de votar, pero no de pagar por los errores y daño que origina.

Como si fuera poco, para que terminemos de vivir tranquilos, el sábado 19.30 horas fui a llevarle una mercadería a mi marido a la pizzería, deje la moto con su traba en la vereda, y en lo que entramos y salimos, nos “robaron” la moto, y con ella la poca paciencia que podía quedar y las fuerzas de seguir buscando la manera de estar protegidos… llame al 911 que ahora esta en Campana tardaron 20 minutos en llegar, la conversación duró 3 minutos aproximadamente para saber donde estaba ubicada. LA POLICÍA NO SE METIÓ AL MONTE, NI PASO POR LA CALLE PORQUE HABÍA BARRO, LO CUAL NOS PASA LOS DÍAS DE LLUVIA EN EL BARRIO, YA QUE SE ENCAJAN HASTA EN 4X 4 Y NOSOTROS ANDAMOS HASTA EN BICICLETA. LO PEOR ES QUE TENÍAMOS DATOS CERTEROS QUE PODÍA ESTAR AHÍ. En menos de 10 minutos teníamos mas de una docena de nombres de gente que se dedicaba a robar, desarmar, re vender motos de nuestra querida ciudad, supimos de 4 lugares donde las dejan tiradas y al otro día la van a buscar para hacer su “trabajo”…su sucio y miserable trabajo!. Ante la inoperancia, la falta de orden, y no se cuantas estupideces mas, salimos a buscarla, movimos, nos metimos en cada barrio de la ciudad, y nos íbamos enterando que la moto circulaba como cualquier otra, la vimos pasar, pero tuvimos que acatar sus reglas de juego, juntar la suma de $4000 y por medio de varios intermediarios, pagar el rescate. En mi moto se fueron hasta el boliche, también sabemos nombres y apellidos. Así que lo único bueno que rescato de esto es que somos detectives innatos ya que descubrimos lo que los fiscales, secretarios de seguridad y policía dedicando su vida a esto no pueden.

La única opción que nos queda es vivir encerrados, rezando que no nos lastimen, privar a los hijos que disfruten, llorar pero agradecer que no paso a mayores??? Por favor a las autoridades que corresponda, al intendente, a la gobernadora a quienes legislan…hagan el ejercicio de ponerse en lugar del que sufre y busquen una solución, estoy desesperada, agotada, con una bronca en el pecho q no toma forma mas de de dolor.

¿¿¿NO HAY NADA QUE SE PUEDA HACER????”, pregunta, finalizando.

 


 

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min