Estefanía Molina y la respiración ovárica: “Cuando no reconocemos algo que grita adentro nuestro, nos enfermamos”

domingo, 28 enero d 2018 a las 6:45 pm.

LocalesProvincialesRegionales

Estefanía Molina y la respiración ovárica: “Cuando no reconocemos algo que grita adentro nuestro, nos enfermamos”

Estefanía Molina es ingeniera industrial y por su actividad audita fábricas, pero desde hace tres años despertó a una vida espiritual que la lleva a experimentar distintas experiencias a partir de técnicas que precisamente ponen a las personas en primera persona en cuanto a lo espiritual “llevando a la energía donde se necesite sanar”, contó Estefanía a Junin24 en oportunidad de una visita realizada a nuestra ciudad donde presentó una técnica denominada “Respiración ovárica” que potencia la identidad femenina, despertando a “la sanadora que está dentro de ella”, resaltó.

“Trabajamos despertando el útero que junto a los pechos son el centro de energía de las mujeres. El útero hoy está dormido, hay muy poco estímulos debido a la tensión del día a día”, comentó.

“La mujer es creativa de por sí. El útero está conectado con la energía creadora”, dijo Estefanía agregando que “la intención es sanar pero también tiene con estar bien, con las ganas de estar vivos. La vida es disfrute, es juntarnos con el otro, conectarnos con nuestro propio cuerpo, aceptarnos, sin juicios, amorosamente. Pasan muchas otras cosas como consecuencia de ella. Se trabaja mucho para sanar enfermedades que la mujer trae porque tiene su útero dormido y estamos muy en roles masculinos. La mujer hoy está en un rol muy masculino y hace que se reniegue de nuestras características femeninos. Cuando no reconocemos algo que grita adentro nuestro, nos enfermamos y por eso la mujer hoy tiene tantas enfermedades”.

“A pesar de la especialización ginecológica -señaló Estefanía- cada vez tenemos más mujeres enfermas y una de las razones es la negación de la energía femenina”.

“Somos distintos con el hombre. Nuestras cualidades son distintas y nos complementamos muy bien. El hombre va desde la mente y la mujer desde el sentir. Si eso se da vuelta, hay algo que no va bien”, expresó Estefanía ante lo cual se trata de que la mujer armonice con su cuerpo y su energía.

“En este taller que compartimos en Junín, se trata también de sanar la energía masculina. La ley de la dualidad existe en este plano. El masculino y el femenino habita dentro nuestro. A veces hay un masculino sano y otras veces un masculino enfermo. Debemos sanar lo que tenemos para estar mejor”, destacó.

“Esto requiere sobre todo de voluntad” comentó Estefanía. “Nos cuesta mucho porque la mujer viene de muchos años de patriarcado y de mucha violencia, con muchos mandatos patriarcales, nos han criado madres machistas. Estamos derribando muchas creencias para construir nuestra femeidad en pos de lo que sentimos. Yo no quiero hacer lo mismo que el hombre, sino tener las mismas posibilidades y si quiero, hacerlo. Igualdad de condiciones, no tanto hacer lo mismo que el otro”, dejó en claro.

Precisamente en este tiempo de siglo XXI se está notando el volver a conectarse con lo espiritual y la energía. “Cuando uno hace el camino de la felicidad que te enseñan en el sistema, te das cuenta que te falta algo. No tenes idea de que viniste a hacer, porque seguiste los mandatos, tenes una identidad prestada y entonces se empieza una búsqueda. Hay toda una necesidad muy importante de ser feliz y estar bien”, resaltó.

Y algo muy importante para tener en cuenta: “Uno cambia y todo lo demás cambia. Uno cambia con uno mismo y todo en su entorno empieza a cambiar, porque muchas veces los problemas que tenemos es porque deseamos cambiar a las personas en torno nuestro. Cambiar nosotros mismos genera cambios reales y concretos”.

 

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min