La petrolera estatal YPF aumentó los precios de sus naftas un 9,5% en el área metropolitana y un 8,5% en el resto del territorio nacional, mientras que Axion también ajustó entre un 10% y un 12%, en sintonía con el incremento que ya había hecho Shell el sábado.

Con esta suba, en las estaciones de servicio de YPF, que es la líder del mercado, con el 55% de participación, el litro de súper pasó, en la Capital Federal, de $30,34 a $33,23; el de nafta Premium, de $36,42 a $39,88; el de diésel, de $26,38 a $28,89, y el de Infinia diésel, de $31,65 a $34,65.

En el caso de YPF, la diferencia de porcentajes entre el área metropolitana y el interior obedece a que la empresa busca acortar la brecha que separa los precios entre el área metropolitana y el resto del país, dijeron en la compañía.

Los tiempos se acortaron y tanto YPF como Axion, no pudieron seguir esperando para aplicar los aumentos. El desencadenante fue el desplazamiento de los consumidores desde Shell hacia las estaciones de las otras marcas que se concretó desde el fin de semana.

Los expendedores de las otras banderas dijeron que se estaban quedando sin producto y que vender más a menor precio, les iba a traer un problema para pagar el combustible cuando aumentara y lo tuvieran que reponer.

A partir de este mes rige la suba del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que fija la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y también el alza de los biocombustibles, una de las materias primas con las que se hacen las naftas, y cuyo valor lo fija Energía, que comanda Javier Iguacel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.