¿Te acuerdas de esa famosa frase “no le hagas al resto lo que no quieres que te hagan a ti”? Pues es fácil de recordar pero al parecer no muy sencilla de poner en práctica. Al menos así lo demostró este joven que, mientras intentaba hacer reír a los demás a costa de otro, simplemente recibió una taza gigantesca de karma.

Un joven que visitaba el Templo de Xitian, ubicado en el condado de Dehua (Fujian, este de China), pensaba que era apropiado burlarse de uno de los monos que vive en el lugar para hacer reír a otras personas. Y cuando vio a uno de ellos apoyado en el borde de la baranda, lo empujó para que se cayera al estanque de agua.

En las imágenes podemos ver cómo el sujeto observa al mono y mira alrededor suyo para asegurarse de que los demás podrán ver si “divertida” broma. pero tras empujarlo y ponerse a reír, el mono trepa a una velocidad increíble y va en busca de venganza.

El hombre, asustado, sale corriendo y entra a un templo para refugiarse, pero el mono sigue esperándolo afuera junto a otro que tal vez sea su amigo, familiar o guardaespaldas. Y aunque el video termina ahí, podemos ver cómo el segundo mono entra enfurecido al templo.

Según cuenta un empleado del templo, los dos monos ingresaron al edificio para arañar al turista mientras otras personas intentaban alejar a los animales. Debido al ataque, el joven quedó con múltiples heridas en el rostro y las manos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.