Domingo 25 de febrero de 2018: La menor Camila Borda es secuestrada a las 11 de la mañana de ese día. A las 16 el cuerpo es encontrada en una casa quinta ubicada frente a la vivienda donde vivía junto a su familia en el barrio “Ricardo Rojas”. Fue hallada atada y amordazada, sin vida, en la bañera de un baño ubicado en un piso superior de la finca propiedad de la familia Pagella.

Camila fue secuestrada, violada y asesinada por José Carlos Varela, quien realizaba tareas de mantenimiento en la finca. El barrio reacciona con una “pueblada” derivada en incidentes con tres policías heridos y diez aprehendidos. El sujeto fue aprehendido de inmediato en el mismo lugar.

En noviembre de 2018 se realizó el juicio oral y público por este conmocionante caso y el jueves 15 de noviembre el Tribunal Oral Criminal 1 de Junín encontró a José Carlos Varela (foto de la derecha) culpable por Homicidio cometido con alevosía, violación seguida de muerte y homicidio criminis causa y fue condenado a reclusión perpetua, luego de escuchar testimonios contudentes, especialmente de peritos e investigadores.

En el lugar este martes se realizó un homenaje de familiares y amigos además de vecinos del barrio recordando el aberrante crimen que conmocionó a los juninenses hace dos años.




1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.