Carta abierta al intendente Pablo Petrecca por Julián Ginzo.

Estimado Pablo – El propósito de este mensaje es proveerte – muy constructivamente – algunas ideas concretas, medibles y efectivas con el fin de disminuir el caos. Ya no se trata de proteger al país y ponerlo en cuarentena, sino de proteger y hermetizar a la ciudad.
No es tiempo de pensar tanto en los recursos económicos para actuar, sino más en las ideas colaborativas para preservar la vida. El dinero, su origen y destino serán una discusión a tener cuando todo pase. El mundo a subestimado el problema y la gran mayoría de los países han reaccionado detrás de las noticias, y no adelante.
Resido en Ginebra, la ciudad donde está la casa matriz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se toman las decisiones preventivas de la ciencia que impactarán en el mundo, actualmente rodeado de 5.000 casos de contagio en el país y más de 91.000 casos en países limítrofes con fronteras todavía no totalmente cerradas. Aquí, en el centro de la escena, la OMS le recomienda a los países como medida de emergencia hacer los testeos, y el Gobierno de la misma ciudad donde está esta institución decide no hacerlos. Es, como podés ver, un descontrol.
Estas son mis ideas:

  1. Cerrá los accesos a Junín.
    El virus ya ingresó y tiene dos armas letales: es invisible y exponencial. Tenés la oportunidad de ser la primera ciudad del país que se diferencia del resto en cuanto a su proceder. Autos, colectivos, trenes. Tiene que ser una medida determinante que bloquee el tráfico de gente. El que sale, no vuelve.
  2. Los vecinos van a necesitar camas.
    Pensar que el crecimiento exponencial va a aumentar sólo de 1 a 10 es un error. Preparate ya mismo para tratar a 500 personas, aunque tengas una sola persona con diagnóstico positivo. Hacé acuerdos con todos los hoteles de la ciudad proponiendo la eliminación en las tasas y el pago por parte del Gobierno de una tarifa promedio a pagar a plazo. Los hoteles tienen habitaciones, camas, suministros, proveedores, personal, y no van a trabajar durante este tiempo. Su negocio temporario debe pasar a ser de carácter social en función del Municipio.
  3. Los vecinos van a necesitar envíos.
    Aglutiná a todos los cadetes de la ciudad con sus medidas preventivas de higiene y armá un centro de atención para envíos, donde no sólo remedios de las farmacias pero también mercadería pueda ser entregada en las casas – priorizando a los mayores. Inyectále el servicio de delivery a los supermercados a través de servicios de fletes y dueños de camionetas que quieran colaborar, con horarios de pedidos y entregas.
  4. Los vecinos mayores en residencias van a necesitar aislamiento total.
    No sólo son extremadamente vulnerables, sino que también carecen –en general- de la capacidad cognitiva para cuidarse a sí mismos. Sumado a que –generalmente, y me odio por esto, pero pasa en todo el mundo- el personal de estas residencias no llevan sus labores con el cariño que los viejos deberían recibir. Prohibí el ingreso a estos espacios.
  5. Sacá a todas las fuerzas de seguridad a las calles.
    Todas las escuelas, los restaurantes, bares, clubs y centros de recreación tienen que estar cerrados. La gente no debe circular en las calles. Podés imponer multas. El virus también se transmite en las zapatillas cuando uno después de caminar en la calle llega a su casa.
  6. Aseguráte que los docentes estén equipados.
    Las clases no van a ser iguales desde casa, pero al menos los chicos van a poder hacer las tareas y tener seguimiento por parte de los docentes. Todos van a necesitar de una computadora con Skype o Zoom (software gratuito) y una conexión a internet. Y vas a tener que hacer el seguimiento de las familias, para que todos los chicos de familias carenciadas puedan juntarse donde haya una computadora.
  7. Convocá a médicos fuera de Junín.
    Hoy la tecnología permite hacer una primera consulta de manera online o telefónica. Hay muchos profesionales que tienen disponibilidad y voluntad para ayudar.
  8. Armá un programa de anulación de tasas.
    Los comercios y las empresas van a tener que cerrar, en su mayoría. Y vos vas a tener que proveerles una exención (como mínimo) en el pago de las tasas y de los servicios. La ayuda del gobierno Federal vendrá luego, pero mientras tanto tenés que contribuir con tu parte.
  9. Anulá las multas de estacionamiento en la vía pública y habilitá los estacionamientos pagos.
    Quienes tengan que hacer un trámite de urgencia van a necesitar del espacio rápidamente. La ciudad de Buenos Aires ya lo ha implementado.
  10. Aumentá las farmacias de turno.
    La noche permite descentralizar el cuello de botella que se genera durante el día, haciendo que más gente pueda ir a comprar, que haya menos espera y en consecuencia menos exposición al contagio. Es crucial que el personal de las farmacias tenga un trato didáctico hacia quienes no saben lo que está pasando.
  11. Repriorizá todas las cirugías programadas no urgentes.
    Los pacientes que no estén en condición de emergencia van a tener que esperar y dejar los lugares disponibles para el tratamiento de pacientes que sí lo requieran.
  12. Condicioná la compra en los supermercados.
    La gente no debe poder comprar todo lo que quiere, sino un límite por cada familia; sobre todo en papel higiénico, pastas secas, arroz, y demás alimentos no perecederos que se acaban fácilmente.
  13. Centralizá la venta del alcohol en gel.
    Hacé una compra masiva de este producto para poder distribuirlo vos mismo, sin intermediarios que se quieran aprovechar de la oportunidad, enseñando a cada persona a cómo utilizarlo y cuándo.
  14. Empezá a abastecerte de ventiladores antes que falten.
    Es gran parte del equipamiento que hace falta para tratar a los pacientes de coronavirus. Están en falta en gran parte de los hospitales, y cuando surge la urgencia de tenerlos es tarde y aumenta el riesgo de muerte.
  15. Armá un equipo de tablets en los hospitales para los pacientes.
    La gente aislada generalmente no puede comunicarse con sus seres queridos. De esta manera el servicio de enfermería podría facilitar la comunicación entre el paciente y la familia. Lo acaban de implementar en Italia.
  16. No te bases solamente en las estadísticas para proceder.
    Los números de contagio publicados son relativos. Muchas personas tienen el virus, no lo saben y contagian sin saber. Y muchas otras tienen todos los síntomas y no acuden a las guardias. De ser posible, hacé todos los testeos que puedas y manejá tus propios números. Más visibilidad, mejores decisiones.
  17. Poné a dos personas a monitorear el mundo.
    Todos los días cada ciudad sacá una directiva diferente de cómo aumentar la prevención. No sigas solamente lo que se comunica en los medios argentinos. Hay muy buenas ideas circulando a la misma velocidad del virus.
  18. Volanteá el concepto del contrato social.
    Y dejále en claro a cada vecino que es una decisión para cuidarlos a sí mismos, los números de teléfono donde pueden comunicarse, los espacios para trabajar como voluntarios, etc.
  19. Armá una alianza con todos los medios de comunicación – online y offline.
    Es crítico que el mensaje por parte del Municipio sea siempre el mismo, consistente y claro. Los diarios pueden poner a disposición la segunda página. El canal de televisión puede reportarlo como la primera noticia. Y los portales de noticias como la primera noticia. Todos anunciando: “Junín sin virus”.
  20. Armá un equipo de voluntarios que supervisen.
    No tienen que ser parte de la Policía, pero pueden estar conectados con los oficiales que están en las calles para reportar a quienes no estén cumpliendo con la cuarentena.
  21. Hacé una colecta para las patrullas.
    Los oficiales de Policía van a necesitar patrullar las calles de manera permanente. Por lo general tienen un presupuesto acotado para comprar gasoil, y más en la actualidad. Se puede abrir una cuenta corriente en una de las estaciones locales donde el personal policial sólo pueda consumir combustible.
  22. Creá un certificado de circulación.
    Hay vecinos que van a tener que circular las calles por diferentes circunstancias. Para no ser multados, se puede establecer un criterio para adquirir un certificado que permita estar en las calles.
  23. Escuchá las iniciativas de los vecinos.
    Hay gente muy capaz y con ideas geniales que pueden ser utilizadas para atravesar mejor el proceso de cuarentena. Creá una página donde cada uno pueda sugerir una idea y explicar el impacto que esta tendría – el mismo criterio para una línea telefónica.
  24. Armá un Comité de Crisis.
    Un equipo que no esté vinculado a tu partido político, sino a diferentes fuentes del conocimiento del derecho, ciencia, psicología, economía, infraestructura, administración y gestión comercial.
  25. Comprometé a los juninenses que están en el exterior.
    Ellos conocen Junín y – al mismo tiempo – están vibrando al compás de lo que pasa en el mundo. Compartir experiencias de cómo otros resolvieron problemas (o se equivocaron) puede siempre sumar.
  26. Contactáte con las agencias de viaje.
    Ellas saben qué juninenses están todavía viajando, cuando vuelven, y la forma de contactarlos. Esto no solamente sirve para administrar la logística de la cuarentena de ellos, sino también para ayudarlos ante los Consulados si es que no pueden regresar al país.
    El control está en tus manos.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.