España se convirtió el miércoles en el segundo país del mundo con más muertes por coronavirus, con un total de 3.434 fallecidos. Ante la gran cantidad de casos, y con las funerarias ya colapsadas, las autoridades de Madrid decidieron convertir una pista de patinaje sobre hielo en morgue para almacenar los cuerpos.

La capital española es el epicentro del brote en España. Más de la mitad de las muertes ocurrieron en Madrid y la región contabiliza un 31% de las infecciones (12.352 casos).

«No tenemos la capacidad logística de poder proceder a los entierros y las incineraciones al ritmo que se están produciendo los fallecimientos», explicó a la televisión pública TVE el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.