No hay caso. Para un automovilista que fue detenido en el barrio porteño de Constitución salir «a buscar travestis» era un buen justificativo como para romper el aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por el gobierno. 

«Estoy buscando travestis», respondió, a modo de excusa, el conductor de un Ford Focus apenas los efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires le pidieron la autorización para circular en plena veda por el coronavirus.   El hombre, de 48 años, fue interceptado en el cruce de la avenida Garay y Luis Sáenz Peña, en plena zona roja de Constitución.

Personal de la Brigada de la Comisaría Vecinal 1C estaba realizando controles para dar cumplimiento al asilamiento obligatorio por la pandemia, cuando se sorprendieron con la respuesta del conductor.  Los voceros agregaron que el hombre en cuestión «no tenía antecedentes penales» y el auto en el que se desplazaba no presentaba ningún impedimento legal. 

Tras consultar en el Juzgado Federal N° 9, se dispuso labrar actuaciones caratuladas por violar el artículo 205 y 239 del Código Penal, que refiere a las medidas establecidas por las autoridades para frenar el avance de una epidemia.   Coronavirus: así se ve el mundo «frenado» en cuarentena desde el espacio El acusado fue notificado del inicio de la causa y puesto en libertad.

No solo pensó que podía salir a la calle a satisfacer sus deseos sexuales, sino que además nunca se le cruzó por la cabeza que los travestis también están obligados a cumplir con la cuarentena. 

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.