Aunque no los personalizaran con su nombre y apellido, fueron miles de argentinos los que ayer, a través de diferentes canales de expresión, llamaron héroes a dos trabajadores que, lejos de quedarse en sus casas para hacer la cuarentena, volaron para repatriar ciudadanos argentinos que habían quedado varados en el exterior.

Hoy, sin embargo, Ayelén Córdoba y Carlos Roa fueron despedidos por GPS, una empresa tercerizada que presta servicios a Aerolíneas Argentinas. ¿La razón? Reclamaron elementos de protección, como alcohol en gel y barbijos.

«Hay que rodearlos de solidaridad. No pueden perder su trabajo», expresó en Twitter Myriam Bergman, diputada de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

Además, La Rusa recordó que el artículo 75 de la Ley de Contratos de Trabajo establece que «el trabajador podrá rehusar la prestación de trabajo, sin que ello le ocasiones pérdida o disminución de la remuneración, si el mismo le fuera exigido en transgresión…” a las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.