En el Gobierno no piensan en una flexibilización, pero podrían habilitar el trabajo de algunos sectores y dar concesiones a pequeñas ciudades.

Ni relajamiento ni flexibilización: la cuarentena total que comenzó el 20 de marzo pasado continuará al menos 10 días más y solo se analizan pequeños cambios para las grandes ciudades y algunas concesiones más para distritos más pequeños en donde no haya circulación comunitaria del virus.

Así lo dejó en claro hoy el presidente Alberto Fernández, quien consideró que “la cuarentena debe seguir” y dejó en claro que no solo “no habrá ningún levantamiento ni se va a flexibilizar” sino que “habrá controles más estrictos” sobre todo en el área metropolitana (Capital Federal y el Conurbano), un sitio donde el Gobierno pone mucha atención por la gran cantidad de casos registrados y la concentración de población.

En las zonas menos pobladas, no obstante, el Gobierno analiza una suerte de “cuarentena comunitaria”, en la que podrían relajarse algunas restricciones y permitirse una mayor circulación y actividad, siempre y cuando no haya focos de contagio.

Este paso dependerá de los informes que este fin de semana le enviarán los gobernadores a Fernández. Ayer, en videoconferencia, el presidente les pidió que presenten un estado de situación detallado en cuanto al cumplimiento de la cuarentena, la situación sanitaria y la economía de sus distritos. De lo que encuentre en esas carpetas dependerá el futuro de la estrategia para el interior del país.

En las ciudades grandes, en tanto, se analiza puntillosamente si se podrían incorporar algunas actividades como “esenciales” para permitir la circulación de trabajadores. Por ahora, en el Gobierno adelantaron que podrían ser “actividades que tengan menos riesgos”, que no serán muchas más las exclusiones, y que en todo caso se podría pensar en turnos rotativos para evitar la concurrencia de muchos trabajadores y la aglomeración en el transporte público.

A seguir en casa: ¿cómo continuará la cuarentena el 13 de abril?
Infografía: Agencia DIB. Catalina Carlos.

“Está ahora en discusión es cómo se puede ir flexibilizando aún más las actividades económicas sin desatender el objetivo principales que es la salud”, sostuvo al respecto el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En ese marco, otra posiblidad que se estudia es habilitar un nuevo esquema de transporte para que no se produzcan grandes concentraciones de personas en las terminales, como ocurrió en los días previos a la cuarentena, cuando se había licenciado al sector público y otorgado la posibilidad del “Home Office” a empleados de actividades no escenciales.

e-Commerce y deliverys reforzados

Otro frente de estudio es el sector comercial, que asfixiado por la falta de actividad le pide al Gobierno flexibilizar el aislamiento para abrir las puertas al público. En la Casa Rosada ven improbable que ello ocurra en el corto plazo, pero trabajan para fomentar el uso de canales alternativos, como el comercio electrónico y los deliverys. “Creemos que podemos mejorar con el comercio electrónico, con diferentes forma de entrega de paquetería y de a poco ir restableciendo algunos esquemas de comercio”, adelantó Kulfas este miércoles.

Finalmente, las actividades que no se retomarán hasta nuevo aviso son las escuelas, jardines y universidades, los cines, teatros, espectáculos deportivos o cualquier otro tipo de evento masivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.