Todos los que estaban haciendo el programa Los Ángeles de la Mañana se quedaron helados cuando el conductor hizo el anuncio. De Brito anunció que daría paso a una comunicación telefónica con Fanny Mandelbaum, pero esta vez la periodista no presentaría ninguno de los clásicos informes que le valieron el reconocimiento durante más de cinco décadas.

Esta vez, ella misma se encargaría de contar que fue víctima de una metodología cada vez más presente: la pornoextorsión o el ciberchantaje sexual.

«A mí no me mandaron solo un mail, me mandaron 30 con distintos remitentes. Yo lo abría y era siempre lo mismo. Me pidieron 2500 bitcoins para no mandar mis videos porno», contó, casi riéndose de la situación insólita que le había tocado vivir.

Y agregó: «Yo tengo una ventaja: formo parte del 90 por ciento que nunca vio porno, porque no me gusta. Pero tengo un hijo, entonces lo primero que hice fue preguntarle a él si había usado mi computadora. A lo cual me respondió no necesito la tuya porque tengo la mía. Entonces me quede tranquila».

Por suerte para Fanny Mandelbaum, la situación quedó apenas en una anécdota que hoy puede contar con la picardía que la caracteriza. Sin embargo, no hace otra cosa que poner en evidencia la avanzada de una práctica de la que cada vez son víctimas más personas.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.