Si se trata de creer o reventar, parece que el policía creyó. Vecinos de la localidad de Smith, que pertenece al partido de Carlos Casares y está a 80 kilómetros de Lincoln, aseguran que tras ser alertado por vecinos el agente vivió una experiencia que no olvidará.

Eran cerca de las dos y media de la mañana cuando, según cuentan, el joven policía acudió a un llamado al 911 y sacó su celular para poder dejar registro de una situación que, caso contrario, nadie le hubiese creído.

Tras escuchar los gritos, que en el pueblo ya comparan con los de la leyenda mexicana de La Llorona, aquella madre que deambula por las noches en busca de su hijo, aseguran que se presentó en la comisaría y quiso entregar su placa.

Si bien el video genera escalofríos, nadie pudo comprobar todavía que no se trate de material retocado o de una broma pesada que algún vecino del pueblo le haya jugado al agente. Pero si se trata de creer o reventar, como dijimos, parece que el policía creyó.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.