La policía francesa encontró a la pareja con los pantalones bajos en una localidad costera de Francia. La pareja violó la cuarentena para mantener relaciones sexuales en la playa. Sucedió en el balneario Grand Travers de la localidad costera de La Grande-Motte, Francia. Los amantes, de unos 40 años, fueron atrapados infraganti por la policía local y ahora deberán hacerse cargo de una importante multa.


De acuerdo con France 3, vecinos cercanos a la playa advirtieron la presencia de los amantes entre las dunas. Inmediatamente, denunciaron el acto ante los efectivos de seguridad locales. «Hola señor, esto es para reportar una violación a las reglas de confinamiento», habrían sido las palabras del denunciante. La policía municipal actuó en el acto, junto con gendarmería, y tomaron medidas ante la pareja. De hecho, ellos mismos confirmaron la desobediencia: según el medio francés, al llegar los agentes, los amantes aún tenían los pantalones bajos. Estaban en un espacio restringido a la circulación y no contaban los papeles para circular en medio de la cuarentena.

«Le hicimos una multa de 135 euros a cada uno por acceder a un lugar prohibido por decreto de prefectura. No los sancionamos por exhibicionismo, fuimos amables», explicaron a France 3 desde la policía municipal de Grande-Motte, Jean-Michel Weiss.

Días atrás, otra pareja fue encontrada manteniendo relaciones en público. En esa oportunidad fue en un balcón de Barcelona. No se percataron en ningún momento de que habían sido descubiertos en pleno acto y bajo la luz del día. Las imágenes rápidamente se viralizaron por las redes sociales. Allí algunos se tomaron con humor la situación y otros no estuvieron tan contentos con lo que ellos hacían.

El mes pasado, en Australia, se dio otro hecho insólito. Dos personas salieron de sus casas, en la ciudad de Sidney, y se dirigieron a la playa. Allí tuvieron sexo, pensando seguro en que serían los únicos allí dada la cuarentena; pero no. Una fotógrafa que estaba lista para tomar algunas imágenes de gaviotas, retrató a la pareja y se dio cuenta luego. «No me di cuenta, solo estaba tomando la foto de la playa», dijo Julie Mandruzzato al sitio Daily Mail Australia. El hecho ocurrió en la playa Tamarama, que esperaba encontrar vacía. En ese momento, la mujer no notó nada extraño en las imágenes y lo corroboró a la vuelta, en su computadora. «Cuando lo vi en la pantalla de la computadora, mi novio y yo nos reímos», dijo la fotógrafa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.