Antes de su debut en Polémica en el bar, Luciana Salazar estuvo envuelta en rumores de cirugías estéticas. Aseguraron que se había hecho el recambio de las lolas y un pequeño retoque en los pómulos. Sin embargo, ella no mencionó palabra al respecto, aunque reconoció que tuvo que ir al médico por otro problema.

Luli sufrió un terrible sarpullido en plena cuarentena que la hizo entrar en pánico. “Todo comenzó con un dolor la de muela de juicio, inaguantable. Rarísimo en mí, porque nunca en la vida me dolieron. Todavía los odontólogos no estaban habilitados para atender, entonces decidí llamar al mío para pedirle ayuda. Me aconsejó tomar un famoso antibiótico ‘Dúo’. Cinco días después, el dolor calmó por completo, pero siguió una afección mucho peor”, dijo en diálogo con la revista Gente.

Luego agregó que la medicación le provocó una alergia como nunca antes había tenido: «Me broté. Me salió un sarpullido desde la punta de los pies hasta el cuello. Por suerte no me afectó la cara… Mi mamá también se asustó mucho».

La modelo sostuvo que hasta llegó a pensar lo peor. Creyó que era algún síntoma de dengue o coronavirus y no dudó en buscar información en internet. Sin embargo, se tranquilizó al darse cuenta de que nunca tuvo fiebre. “No podía más…¡Me rascaba a cuatro manos! Tanto que comenzaba a sangrarme. Me duró hasta hace pocos días. Estuve mal, mal. Me inyectaron Decadron, dos veces, y no se me iba…”, explicó.

Como prueba de su inconveniente de salud, Salazar publicó una foto donde se observa el increíble sarpullido que le dio más que un dolor de cabeza durante el aislamiento. «No quería que nadie se me acercara», comentó sobre la anécdota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.