La visita inesperada de la foca leopardo se dio en la playa marplatense de Varese y asombro de los ambientalistas, en plena cuarentena. Aunque el animal presenta serios problemas de salud, quedó “internado” al aire libre en la orilla de ese sector.

Se trata de un ejemplar juvenil, macho, también conocida como “come pingüinos”, de aproximadamente un metro y medio de largo, recaló en la orilla de Varese durante la tarde de este jueves.

Ante los llamados correspondientes, se hicieron presente en el lugar personal del área de Medio Ambiente de la municipalidad local y el director científico del Aquarium Mar del Plata, Alejandro Saudibet.

«Este animal marino vive en la Antártida y se caracteriza por comer grandes presas como pingüinos, además de peces y krill”, dijo Saudibet.

El animal fue examinado y le sacaron sangre porque está “muy flaco” aclaró el científico. Además, se decidió que permanezca “internado” al aire libre y aislado en Varese con un vallado especial.

“No queremos llevarlo al centro de rehabilitación del Aquarium porque por ahí se pesca algo y después lo disemina en el mar, porque es un ejemplar muy extraño para esta zona”, explicó el director del lugar.

El animal habría nadado desde la Antártida hasta Mar del Plata, y estaría perdido. Cuando las especies no pueden ubicarse o están desnutridos salen del mar en busca de ayuda.

Los especialistas están analizando su evolución para determinar los pasos a seguir con el ejemplar marino. El director científico del Aquarium Mar del Plata dijo que “tiene probabilidades de sobrevivir”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.