Este viernes, el Colectivo Cultural Juninense, en cuya representación acudieron Lautaro Alonso, Javier Mattioli y Juan Manuel Pavón, mantuvo una reunión con la Comisión de Cultura y Educación presidida por Melina Fiel en el Salón Rojo del Concejo Deliberante de Junín. El objetivo principal del encuentro tuvo que ver con la defensa que hizo este colectivo de artistas de los dos proyectos de ordenanza presentados: uno para modificar 12 artículos de la vigente ordenanza de Centros Culturales; el otro para ampliar las funciones del Consejo Cultural creado por la ordenanza y a su vez declarar de interés público el quehacer artístico-cultural.

«La ordenanza vigente está copiada de una ley de Capital y tiene ciertas cosas que están mal formuladas o se contradicen. Nuestro principal argumento fue que en estos cinco años que estuvo vigente no se habilitó ningún Centro Cultural a partir de la misma. Entonces algo no está funcionando. Quisimos explicar por qué nos parecía que había que hacer modificaciones a cada uno de esos artículos», le explicó a Junín24 Lautaro Alonso, músico y una de las cabezas detrás de la organización anual del FEMI.

En relación a la búsqueda de ampliar las funciones del Consejo Cultural, agregó: «Lo crea esta ordenanza, pero con muchas limitaciones. Básicamente, su competencia queda reducida a evaluar proyectos que lleguen para la creación de Centros Culturales. Nosotros creemos que el Consejo debería salir del marco de esa ordenanza y armar una específica, de creación del Consejo, que declare de interés público el quehacer artístico-cultural. También hacemos un desarrollo un poco más específico en relación a quiénes deberían ser los integrantes, incorporando no solo a miembros de las instituciones de formación superior, que están en la ordenanza original, sino también a miembros de los centros de estudiantes, teniendo en cuenta que son hacedores de la cultura local y también buena parte del público de las actividades culturales».

Alonso remarcó que se planteó además la ambigüedad existente respecto a quién es considerado por la actual ordenanza personalidad destacada de la cultura local, quiénes y bajo qué criterios se los designa. «Nosotros planteamos que si se está creando un organismo democratizador, precisamente debería ser más democrático. Generamos un mecanismo para que las organizaciones relacionadas a lo cultural, sean formales o no, promuevan esas postulaciones. Se plantea que haya la misma cantidad de integrantes del quehacer cultural que de las instituciones -ocho y ocho-. Si hay más postulantes, ya veremos. Por ahora tratemos que exista el Consejo y haya participación».

Quienes forman parte del Colectivo Cultural saben que las que buscan no son conquistas que vayan a gestarse de un día para el otro, por eso la importancia de haber dado el paso fundacional y de haber hecho llegar sus exigencias al Concejo Deliberante. «De mi parte puedo decir que pudimos exponer nuestros argumentos, que fueron escuchados y que notamos cierta predisposición a tomar todo esto. De ahí a que los concejales tomen nuestra propuesta y que la ordenanza que salga sea esta hay un paso muy grande», señaló Alonso.

Además, adelantó que este lunes Javier Pironi, director de Cultura del Municipio, va a participar de la reunión de comisión y que él presentó otro proyecto de ordenanza en paralelo con el del colectivo: «A partir de ahí se tomará una decisión entre los proyectos o se armará una propuesta superadora a partir de ambos. Lo que se espera es que haya un dictamen de la comisión para que pueda pasar al recinto. Alguna de las ordenanzas va a salir y la primera gran victoria nuestra es haber puesto esto en agenda y que se esté discutiendo la cuestión».

En adelante, el deseo es que la inmediata consecuencia sea la creación de un Registro de Centros Culturales, como primer paso para la creación y promoción de los espacios. «Ese Registro no existe por ahora. Si vos querés habilitar un Centro Cultural, te van a tomar como si fueses un bar«, explicó Lautaro Alonso.

ARTISTAS EN EMERGENCIA

El hecho de que los trabajadores de la cultura se hayan declarado en emergencia supone que no hay una sino muchas urgencias por resolver. La primera de ellas tenía que ver con poder volver a los ensayos en tiempos de pandemia, algo que entre la Fase 5 y la Fase 4 ampliada de la cuarentena en Junín han podido ir retomando. Ahora, entonces, los esfuerzos conjuntos deberán orientarse a retomar las producciones.

«Para poder hacerlo, si fuera de la pandemia ya era complicado, hoy tenés que sumar técnica de sonido, audiovisual, edición, streaming… Y no contás con el público. Podés hacer gorras virtuales, pero no va a tener el mismo efecto. A la par, tenés más gastos. Ese es el gran problema a resolver. Desde el Colectivo estamos encarando eso desde muchos puntos. Por un lado laburando con el Municipio para que ponga esa técnica que permita realizar producciones en algunos espacios municipales; también con la Universidad que tiene su área audiovisual y posibilidades de brindarlo. Por otro lado, nosotros desde el colectivo esperamos generar producciones, a través de convenios u otras opciones que estamos analizando ahora«, remarcó Alonso.

Y puso también el foco en otra gran problemática que tienen los artistas en relación a una de las actividades que les reporta los medios económicos para subsistir y que actualmente se ha visto muy perjudicada: la posibilidad -devenida en imposibilidad- de hacer docencia. «Hay propuestas para hacer talleres virtuales, que muchos lo están haciendo. También se está empezando a encontrar la vuelta para hacerlo presencial. Los protocolos hoy por hoy son muy complejos y requieren inversión. Para poder adaptar un espacio cultural a que compre mascarillas, termómetros, insumos de alcohol en gel; es una guita que si ya normalmente llegás al día, ahora es mucho más difícil«, dijo.

Y agregó: «Para todo esto  hay una herramienta muy importante que se lanzó en la provincia que es el Fondo de Reactivación para la Cultura y el Turismo, que está destinado a estos espacios. También hay un debate porque partiendo de que la plata que baje va a ser siempre insuficiente para cubrir todas las necesidades, hay que pensar cómo se hace el reparto. Sería importante que una parte vaya a los espacios culturales, por una vez en la vida. Podés poner en funcionamiento diez espacios culturales o un hotel. Ahí también habrá una decisión política».

LA PANDEMIA QUE NOS ORGANIZÓ

El vértigo de la actividad, la necesidad de hacerla coincidir con otras tareas que propicien el sustento económico, los estudios, la familia, conllevan una simultaneidad de tareas que en muchos otros momentos postergó la organización colectiva. Es ahí que se le puede encontrar el puntito a favor de la pandemia, pese al deseo a esta altura incontrolable de que vaya desapareciendo. En el caso del colectivo de artistas, sirvió para orientar esfuerzos a esa organización y los resultados empiezan a aparecer.

«Históricamente, el sector cultural siempre ha sido muy disperso. El estar día a día en una gestión que generalmente no te sostiene económicamente necesitás tener uno o dos laburos y en el tiempo libre a lo mejor gestionás un espacio cultural o un festival, que requiere un montón de tiempo. Entonces, al tener que estar tan dedicado a eso, porque la autogestión es agotadora, se hace muy complicado encontrar el momento para priorizar la construcción colectiva a nivel Junín«, reflexionó Lautaro Alonso.

Y agregó: «Había una experiencia previa que fue el foro de la Red Artística Cultural el año pasado. Surge un poco a través del FEMI y se hizo a nivel regional. Nos pasó algo muy loco que tuvo que ver con que hubo más gente de la región que de Junín. Esa era la situación previa a la pandemia. Igualmente, el Colectivo lo formamos en febrero, en relación a la ordenanza de la que hablábamos. Pero en ese entonces éramos cinco o seis espacios. Hoy somos muchos más. Realmente el tema de la pandemia hizo que nos podamos dedicar, que podamos poner toda la fuerza únicamente en esto. A partir de ahí se resolvieron un montón de pequeñas diferencias, sabiendo que si vamos todos juntos vamos a tener más probabilidades de lograr algo que si vamos separados. El desarrollo de las dos ordenanzas fue eso: laburar en conjunto muchísimas opiniones que por momento eran re tirantes y que terminamos resolviendo de manera muy interesante».

COLECTIVO CULTURAL JUNINENSE SON artistas independientes, técnicas y técnicos independientes, Trabajadorxs y Amigxs de la Música Independiente, FEMI es Cultura, Al Patio, A otro planeta, Frente de Mujeres Músicas, Cabeza de Circo, Puro Cuento Teatro Itinerante, Cuerda de Candombe El Conventillo, Orquesta Juvenil del Noroeste, Colectivo Medio Pelo, Varieté Itinerante Popular, Centro de Estudiantes del Conservatorio Pérez Cruz Da Capo, Centro de Estudiantes de la Escuela de Teatro G. Mesa E. Galeano, Centro de Estudiantes de la Escuela de Arte Xul Solar E. Galeano, C.P Dante Balestro, Comuna Emergente, Dada Club de Arte, Sociedad Italiana, Casa del Pueblo, Lugares Comunes, Casa de Títeres Cubana Argentina, Marea Cultura, Alto Vuelo, Sin Fin Espacio de Arte, La Trincheta Taller, Mestiza Radio y Las cuenteras de la esquina.

Por Juani Portiglia

4 COMENTARIOS

  1. 😈 NO SE DAN CUENTA DE QUE ESTAS NOTAS LARGAS COMO LA ESPERANZA DE VER A LA ABOGADA EXITOSA EN CANA,CANSAN A LOS LECTORES?😈

  2. Excelente nota. Por fin pude encontrar info completa sobre la situación del Colectivo de Artistas, venía leyendo un párrafo pelado por acá y otro por allá.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.