La protesta de la Policía Bonaerensa alcanzó el punto de mayor tensión cuando efectivos armados se trasladaron a la Quinta de Olivos y rodearon con patrulleros y otros móviles la residencia presidencial. Algo similar ocurrió en la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Mientras una parte de la oposición nacional y provincial pareció alentar, incluso alguno que otro disfrutar, tal avanzada; fue Horacio Rodríguez Larreta quien volvió a dar el ejemplo para dejar en claro que hay límites que no pueden cruzarse, sin importar el color político.

«No es la forma ni el lugar. Es inadmisible la presencia de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la Quinta Presidencial de Olivos. El reclamo salarial debe ser canalizado en el ámbito que corresponda. El diálogo es el camino», escribió en su cuenta de Twitter.

2 COMENTARIOS

  1. Hay que dar de baja a todos estos delincuentes disfrazados caraduras pidiendo aumento y se la pasan durmiendo en las comisarías o en patrulleros dan asco la tendrían que disolver a la policía de ks provincia y armar otra fuerza con gente capacitada que tengan honor y respeto sobra la comunidad se creen vivos ellos se creen Rambo y cuando vienen un par de marrones con piedras salen corriendo mugrosos!!! Policía de la provincia de Buenos Aires son lacra la escoria de las otras fuerzas que fracasan y se meten acá mugres !!! Vergüenza les tendría que dar pertenecer a esta fuerza las veces que me robaron no hice ni la denuncia para que si no hacen nada inservibles

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.