Femeba repudió la discriminación que sufrió una médica en Chacabuco. La profesional contrajo coronavirus desarrollando su trabajo.

La Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (Femeba) repudia y se solidariza con la doctora Magdalena Forti, de Chacabuco, ante el acto de discriminación hacia ella y miembros de su familia de parte de algunos vecinos.

Forti contrajo coronavirus en el hospital San Luis de Bragado, donde se desempeña como médica de guardia. Luego estuvo internada en el hospital municipal de Chacabuco, de dónde es oriunda, y actualmente se encuentra cumpliendo el aislamiento en su casa junto a sus hijos.

La importancia y el incremento de la cantidad de agresiones, hacia los profesionales de la salud es una preocupación constante de Femeba y se ha visto agravada en la actual pandemia, lo cual resulta inaceptable y debemos avocarnos para que no se repitan estos acontecimientos.

Por tal motivo, Femeba lleva adelante el Programa de Prevención de la Violencia y al mismo tiempo realiza en la Provincia de Buenos Aires campañas de comunicación para desalentar estas actitudes que en nada contribuyen a la salud de los médicos y de la población.

RECIBIO EL ALTA EL LUNES

A una semana de su internación, la doctora Magdalena Forti recibió el alta médica y dejó la tercer ala del Hospital para finalizar la recuperación en su casa, informó el portal de noticias chacabuquense Chacabuco en red.com, este lunes 7 de septiembre

Había contraído el virus trabajando en el Hopsital Municipal de Bragado. Al recibir el alta publicó el siguiente comunicado:

LAS GUERRERAS TAMBIÉN NOS CAEMOS.

(Autoretrato de una Pandemia)

La vida, nos pone pruebas todo el tiempo, algunas fáciles, otras medianamente difíciles y otras que pensamos que va a derrumbarnos por completo. Esta última experiencia que me tocó vivir, se asemeja mucho a eso… Cómo muchos saben, trabajar en salud, este último tiempo, se ha convertido en una guerra, un lugar desolado, lleno de enfermedad, desasosiego y muerte.

Trabajar en salud en estos tiempos, me deja la imagen de desolación de la guerra de Malvinas. Ésta vez, me tocó a mí caer en pleno campo de batalla, minado. Esta vez, me tuvieron que cuidar a mi mis colegas, y enfermeros y yo dejarme cuidar, agachar la cabeza y “hacer caso”.

Ese agachar la cabeza que las guerreras no estamos acostumbradas porque siempre le ponemos el lomo, siempre damos más de lo que nuestra mente, cuerpo y alma pueden, porque sacamos la fortaleza vaya a saber de dónde, porque yo amo lo que hago, hasta el punto de que no lo considero trabajo.

Cómo la mayoría sabe amaba agarrar el auto la ruta e ir a ese hospital que tanto me ha devuelto su gente y mis compañeros. Ahora es momento de agradecer, a mis compañeros del San Luis de Bragado, los eternos de Sanatorio Junín (mi cuna) y los compañeros del hospital de Carmen de Areco que siempre estuvieron al lado mío a pesar de la distancia, al ALA 3 del hospital Ntra Sra del Carmen de Chacabuco, con todo su maravilloso personal de salud, a la Lic. Virna Ventimiglia, mi sostén, a las Dra. Cintia Pérez, Dra. Andrea Dacciavo, Dra. Daniela González Rivas, Dra Alicia Pagola, Dra Fernanda Callone, que contribuyeron a mi mejoría, a todo el personal de laboratorio, tomografía, ventanilla, camilleros, y a todos los Enfermeros, que me bancaron y estuvieron siempre pendientes de las necesidades que uno puede tener.

A todo ese pasillo del hospital, lleno de gente inmensamente grande que hacen que los días sean menos dolorosos. Gracias eternas a todos y a cada uno de ellos.

Dra. Magdalena Forti

(Fuente: Chacabuco en red.com)

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.