Un vecino platense viajó de urgencia a Chivilcoy al enterarse que su padre estaba grave. Al llegar al control de ingreso de la localidad bonaerense, la policía y guardias de control municipales se lo prohibieron a pesar de tener el permiso correspondiente. El intendente Guillermo Britos pidió disculpas por el grave error cometido y dijo que iba a tomar medidas.

El viernes pasado Claudio Parente, un hombre oriundo de Chivilcoy y radicado desde hace varios años en la ciudad de La Plata. Luego de que los médicos le avisaran que a su padre Raúl le quedaban pocas horas de vida tramitó el permiso de circulación nacional y el aval del geriátrico en el que se encontraba el hombre para darle el “último abrazo” como lo definió.

Al llegar al acceso a Chivilcoy se encontró con una situación inesperada, ya que a pesar de contar con la documentación necesaria, le impidieron el ingreso por lo que Parente tuvo que regresar a La Plata.

Al enterarse de lo ocurrido el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, llamó a Claudio Parente para pedirle disculpas y para ofrecerle un transporte ese mismo día, algo que fue desestimado, ya que el hombre había decidido regresar al otro día, pero cuando lo hizo su padre ya había fallecido.

Este domingo por la mañana en diálogo, el intendente Britos explicó: “Lamentablemente yo no me enteré en ese momento de lo que estaba pasando, y dije que me hago cargo como responsable del municipio de la falla que se cometió”

“El grave error es que él tenía un permiso para ingresar a despedir a su padre y se lo tendría que haber dejado entrar y luego garantizar que se retire. Cuando me entero ya habían pasado 3 horas, me llama la atención porque toda la familia tiene mi teléfono y me conocen, si me hubieran llamado hubiese autorizado el ingreso”, sostuvo el intendente de Chivilcoy.

Luego contó la conversación que tuvo con Parente: “Hablé con él y le ofrecí mandarlo a buscar a cargo mío, no a cargo del municipio, y no quiso en ese momento y decidió volver al otro día a las 7 de la mañana”.

Guillermo Britos, intendente de Chivilcoy. (Foto: La letra chica)

Guillermo Britos, intendente de Chivilcoy. (Foto: La letra chica)

Al ser consultado sobre qué medidas va a tomar por el grave suceso, Guillermo Britos manifestó que: “No son responsables ni los agentes de tránsito ni los policías que estaban en el ingreso porque ellos consultaron y no le dieron autorización. Va a haber sanciones para empleados municipales”.

“Yo le pido disculpas al señor Parente tanto públicamente como de forma privada. Cuando me enteré del caso llamé inmediatamente al funcionario que estaba a cargo”, subrayó.

Por último, el intendente de Chivilcoy sostuvo: “El ingreso a cada localidad está protocolizado y no se ha cumplido en este caso. Chivilcoy tiene 316 casos de coronavirus y la gran mayoría se dio por gente que ha venido de AMBA”.

1 COMENTARIO

  1. Mucha charla para los medios, muchas promesas al damnificado, pero las respuestas, las soluciones, aún no llegan. Britos salió en medios nacionales diciendo que se iba a hacer cargo, que iba a investigar para dar con los responsables de no haber dejado entrar a Claudio Parente a Chivilcoy y que iba a haber sanciones para los mismos, pero todavía no pasó nada. Es más, el lunes siguiente a todo este conflicto, en la habitual conferencia de prensa de COVID-19, un cronista del diario chivilcoyano «La Razón», le preguntó acerca de este caso y de manera muy soberbia y altanera respondió que lo que ocurra en su gabinete es asunto suyo y que si en algún momento considera que debe informar algo, lo va hacer. Lo que parece que Britos no tiene en cuenta es que tanto él como su gabinete son empleados públicos y estatales, por lo tanto, lo que suceda en su gabinete es asunto de todos los vecinos. No son dueños de la ciudad ni patrones de estancia para manejarse con tanta liviandad e impunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.