Está llegando a su fin un Día del Boxeador que, en Junín, es diferente a cualquier otro por la sencilla razón de que se conmemora con una campeona mundial vigente, gracias al título de peso mosca de la OMB que Anahí López se adjudicó en diciembre tras derrotar por decisión unánime a la venezolana Niorkis Carreño.

Es precisamente por ser una de las cuatro monarcas de la división que La Indiecita no puede permitirse el descanso ni siquiera en tiempos de pandemia, por eso arrancó su día a pleno entrenamiento desde temprano, para estar lista en caso de que toque volver al ring este año.

«Antes que se desatara todo esto estábamos pensando hacer la primera defensa durante un festival que iba a ser organizado por Camioneros, en el que había pedido que mi amigo Christian Mori, que se está entrenando conmigo, estuviera en la pelea de semifondo. Pero con todo este tema, voy a hacer una pelea antes de poner en juego el título del mundo. Como se está estirando todo tanto, tengo que ir movida. No puedo ir directamente a defender el título del mundo así como así, porque son diez rounds. Entonces previamente creo que voy a hacer una pelea a seis. De todos modos no hay ni fecha ni rival todavía», le contó la campeona a Junín24.

Justamente desde Camioneros se estaba organizando la posibilidad de hacer la primera velada de boxeo en Argentina en tiempos de pandemia, a tono con una maquinaria boxística que ha comenzado a reactivarse de a poco alrededor del mundo. Sin embargo, la situación sanitaria del país no ha dado signos de mejora y por ahora sigue todo en stand by.

«A mí me llamaron por teléfono para decirme que peleaba el mes que viene. Me dijeron que me preparara, me preguntaron cómo estaban las cosas acá y les conté que bien, porque todavía no se había desatado como ahora. Después empeoró todo. Los llamé para contarles y me decían que allá también está bravísimo. Entonces el tema de la pelea estaba complicado, porque ellos tenían y tienen que cuidarme. Imaginate que yo voy para allá y me contagio. No solo no puedo pelear, sino que sería un problema para ellos. Entonces por ahora no hay nada», dijo La Indiecita.

Incluso reveló que se estuvo analizando muy seriamente la posibilidad de que la cartelera se llevara a cabo en Junín, cuando los casos de coronavirus todavía no se habían desatado en la ciudad: «Se llegó a hablar, porque casi no había contagios. Si no pasaba todo esto, te juro que peleaba acá. Ya habían hablado con Apolo Rodríguez para que me entrenara acá en Junín. Habían hablado con Petrecca por la habilitación de la cúpula… Todo un despliegue que iba a estar re bueno, imagínate. Nunca pensé que íbamos a estar así tanto tiempo, pero trato de tomarlo de la mejor manera. Pienso que este año está perdido a nivel deportivo para mí. Y lo mismo le debe pasar a un montón de personas».

Como ofertas no le faltan a la campeona, el coronavirus le impidió también viajar a Quito, Ecuador, donde estaba invitada a ser parte de una cartelera de boxeo televisada. También se frustró un festival que Camioneros tenía pensado hacer el mes pasado. Pero Anahí López no pierde las esperanzas de cerrar el año por todo lo alto, como sucedió a finales de 2019, cuando pudo poner bajo el árbol de Navidad su flamante título de peso mosca de la Organización Mundial de Boxeo.

Y cuando se trata de pensar en nuevos objetivos, la campeona juninense no le tiene miedo a nada ni a nadie. Por el contrario, cree que está en ese momento de su carrera en que vale la pena enfrentarse con las otras grandes peleadoras que tiene su división de peso. Al igual que ella, hay otras dos campeonas invictas en la categoría: la también argentina Leonela Yúdica, dueña del cinturón de la FIB, y la mexicana Ibeth Zamora, que ostenta el título del CMB. Además, la japonesa Naoko Fujioka aparece como la número uno en el ranking de la popular revista The Ring y dueña del título de la AMB. A todas ellas le apunta La Indiecita.

«Te voy a decir algo, a mi papá le dije que hasta no ganar tres títulos del mundo no voy a parar. Así que a la que tenga que enfrentar en su momento, lo voy a hacer. Si no tomamos riesgos, no ganamos nada en la vida. Yo voy a tomar esos riesgos. Quiero ser campeona mundial con tres cinturones y no lo veo imposible. La idea también es poder pelear un título del mundo en el exterior. Para mí sería lo más grande. Estados Unidos es el sueño de cualquiera, lejos. Sería único. Quiero tratar de llegar a eso», avisó.

La juninense, que dijo admirar todo lo conseguido por Marcela Acuña como pionera del boxeo femenino en Argentina y el mundo, al igual que al Chino Maidana, Floyd Mayweather y Saúl El Canelo Álvarez, ha comenzado también a hacer docencia a pesar de su corta edad, mostrando una vez más que no solo tiene alma de guerrera, sino también un corazón solidario.

«Es impresionante la cantidad de padres que me escriben por redes sociales, las chicas que quieren arrancar a entrenar. Por todo esto yo tuve que suspender, porque es un riesgo muy grande tanto para mí como para ellos. Lo pensé bien y la semana pasada tomé esa decisión de suspender los entrenamientos por ahora. Van muchos chicos, diez por turno, y sería arriesgarlos. Se me contagia uno o viene uno con Covid, se contagian todos. Por suerte los papás lo entendieron. Apenas se pueda vamos a abrirlo otra vez», dijo.

Y agregó: «Actualmente estamos entrenando con Christian Mori y Naila García, una chica que se está preparando desde hace un par de meses para hacer su debut amateur. Le encanta entrenar, va todos los días… Me veo yo en ella. Entonces no la podía cortar justo ahora. Somos nosotros tres, con todos los cuidados. Y mucha música, para motivar».

Por Juani Portiglia

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.