Invitada por Federico Coronel, preparador físico del equipo de fútbol femenino de Sarmiento, la licenciada en nutrición Luisina Pueyo se tomó el trabajo de analizar los resultados de una encuesta que se dirigió a jugadoras de Primera División, Primera B y Primera C de AFA, con el objetivo de hacer un seguimiento tanto de las modalidades de entrenamiento como de otros hábitos de las futbolistas durante la cuarentena. Esa misma encuesta, que involucró a más de 600 jugadoras, fue luego replicada por Sarmiento para su plantel en específico.

Tras el análisis de los resultados en aquellos aspectos que apuntaran a los hábitos alimenticios, Pueyo elaboró una conclusión que presentó luego en una charla vía Zoom con las jugadoras y el cuerpo técnico, que sirvió además para poder plantear dudas y debatir métodos de trabajo. «La cuarentena influyó muchísimo en la alimentación, porque cambiaron los horarios, por ahí no se hacen las cuatro comidas, se saltean colaciones… Por ejemplo, una de las preguntas de la encuesta tenía que ver con si había cambiado su alimentación en función de lo económico, del ingreso familiar… También si habían notado cambios en relación a su composición corporal durante esta cuarentena. Eran todas preguntas en relación a la cuarentena y yo creo que sí está muy ligado todo. Considero que en ese sentido hubo muchos cambios», le explicó a Junín24.

Y agregó: «En general, les fui hablando de la importancia de la alimentación saludable, más en ellas que son deportistas, en cuanto a que tiende a disminuir la incidencia de las lesiones, la fatiga muscular, que favorecen la recuperación, incrementan el rendimiento deportivo… Después fui focalizando en las diferentes recomendaciones que podían llegar a tener en cuenta en estos momentos, más que nada por la cuarentena. Al finalizar se abrió como un debate y me fueron preguntando en relación a diferentes dudas que habían quedado o sobre situaciones particulares de cada una en el día a día».

Para que la apuesta al crecimiento del fútbol femenino de parte de las dirigencias y los clubes no se quede solo en el discurso, es importante comenzar a trabajar más seriamente con planes de alimentación para las futbolistas. Claro que aquí tiene gran influencia el factor económico, ya que todavía son muchos los equipos que no están en condiciones, también otros que no tienen intenciones, de costear la inversión necesaria.

«Hasta el día de hoy, en todos los clubes de Argentina se sigue dando más importancia al masculino. El femenino está empezando a tomar fuerza ahora, pero siento que a nivel regional todavía falta mucho por crecer. La realidad, y te lo digo por lo que veo en Los Toldos, es que muchos son clubes de estructura chica, entonces exigirles que tengan a una nutricionista en un plantel es difícil desde el lado económico. Obvio que para mí es sumamente necesario. Porque desde lo alimentario no solo estás ayudando a que mejore un rendimiento, no es dar una dieta y nada más. Es trabajar con ellas, darles ideas de menúes, ejemplos, ayudarlas a que organicen su semana en función de sus horarios y de las comidas, ayudarlas a que planifiquen también en función de una lista de compras, asesorarlas en relación a las porciones o a qué comer antes y después de un partido, a planificar la alimentación para un viaje«, resaltó la toldense, que se encuentra haciendo un posgrado en nutrición y deporte.

Otra realidad es que aquellos equipos que sí trabajan con nutricionista, normalmente lo hacen de manera integrada con el plantel de fútbol masculino, quedando casi a préstamo para alguna charla o consulta de ocasión con las jugadoras del equipo femenino. Para Luisina Pueyo, el hecho de que se pueda hacer un abordaje específico de cada plantel es de suma importancia. «Es totalmente diferente la alimentación. Lógicamente el hombre tiene más masa muscular, tiene otro desgaste físico, on otras las contexturas. Además de eso, en la mujer tenés que estar muy atenta a su ciclo menstrual. Hay un montón de cosas que son súper importantes de atender. Ya partiendo desde las cantidades diarias que va a comer una jugadora no son las mismas a las de un jugador», dijo.

Y agregó: «Yo no sé si podría exigirse ya desde el vamos que un club tenga un nutri cien por ciento a disposición de las chicas, pero no es necesario que esté todo el tiempo. Sí va a ser importante que pueda hacer diferentes abordajes, por ejemplo hacer charlas nutricionales más seguidas, para que ellas se puedan sacarse dudas. También poder atender las dudas que tenga alguna jugadora desde lo individual. A veces una aspira a que la persona esté cien por ciento disponible, que sería lo ideal, pero en el caso de que no se pueda, sí brindarles la posibilidad de tener al menos una vez al mes charlas nutricionales de diferentes temas, proponerles abordajes a través de plataformas digitales o por teléfono«.

Pueyo, que también tiene realizados los cursos de antropometría 1 y 2, citó como ejemplo los trabajos que realizó para el Club Viamonte, también junto a Federico Coronel, precisamente desde lo antropométrico. Allí, se hizo una evaluación de jugadores antes y después de una pretemporada, algo que no requirió de su presencia exclusiva con el equipo para arrojar resultados. «Soy de ese club, no me costaba nada. Se programaron dos días, se hicieron las evaluaciones y después le entregué a Fede los resultados resumidos para que pudiera diferenciar el entrenamiento de aquel que tuviera que bajar peso o aquel que tuviera que ganar masa muscular. Después se dio una charla desde lo alimentario. Cuando terminó la pretemporada los cambios fueron muy notorios y a mí no es que me exigió tener que estar ahí todos los santos días», destacó.

Una dificultad que se ha repetido en Sarmiento durante el torneo de Primera B fue la relacionada a la alimentación en aquellos días que tocó viajar para jugar en condición de visitante. Pero la toldense aclaró que todo se puede resolver sin necesidad de hacer un gasto excesivo de dinero, ni de parte del club ni de parte de las jugadoras. «El tema de los viajes salió en la charla. Es muy importante ver a dónde toca viajar, a qué hora hay que salir. Si salen todas en el mismo horario, porque Sarmiento tiene muchas jugadoras que son de afuera y  a ese viaje hay que sumarle el previo que tienen que hacer ellas. Hay que ver a qué hora es el partido. Todas esas cosas son súper importantes a tener en cuenta, tanto para una nutricionista como para cualquiera del cuerpo técnico», explicó.

Y agregó: «No es lo mismo que se levanten y desayunen así nomás porque están apuradas por el viaje, a que hagan un buen desayuno con su cuota de fruta, hidrato de carbono que es lo que les va a dar la energía, y un lácteo. Eso sería ideal. A media mañana, si ya están en viaje, va a jugar mucho esa educación que puedan haber tenido las jugadoras desde lo nutricional. Si ellas eligen llevarse una fruta o un fruto seco, fácil de comer y a la vez saludable, y no un alfajor o papas fritas… Otro tema que surgió, incluso me lo preguntó Sergio, es que hacer con los almuerzos en viaje. Muchas veces, por tiempos, se hace difícil frenar y las chicas tienen que terminar comiendo arriba del micro. Ahí es importante ver qué se llevan. Lo ideal antes de un partido es obtener la energía necesaria para desarrollar todo el potencial. Esa energía se la voy a dar a través de los hidratos de carbono, las harinas… Yo les sugerí un sándwich, en lo posible con pan integral, y que tenga doble feta de jamón y doble de queso, para que tenga más contenido proteico… Agregarle lechuga, tomate, que es rico, práctico, pero que a la vez les va a dar fibra y va a permitir que no vuelvan a tener hambre inmediatamente».

Por último, Pueyo destacó la importancia de respetar horarios y de prestar especial atención a la hidratación de las jugadoras antes de un partido. «Como cada persona es diferente, las jugadoras tienen distinto metabolismo a la hora de hacer esa digestión. Yo, por precaución, suelo recomendar que mínimo dos o tres horas antes del partido hagan la ingesta del almuerzo, sin pensar tanto en un horario. También hablamos de hidratación, que es algo muy importante. Yo les mencionaba que hay clubes que hacen test de hidratación dos horas antes del partido. Una vez que lo evalúan, saben que tienen tiempo de re hidratar a aquel jugador o jugadora que esté deshidratado, para que así entre a la cancha al máximo, sin que eso pueda llegar a dificultar su performance».

EL SECRETO DE POPI GOL

Siempre en busca de mejorar su rendimiento, Sofía D’Ambrosio comenzó a trabajar de manera particular con Luisina Pueyo, quien destacó lo fácil que se le hace la tarea con la goleadora de Sarmiento y de la Primera B que en las próximas semanas podría estar integrándose al plantel de Racing.

Foto de Liliana Galli

«Ella me vino a consultar porque con esto de la cuarentena es algo lógico, si bien se entrena a full y hace todos los trabajos que le pasa Fede (Coronel), es importantísimo acompañar con la parte de la alimentación. Es muy fácil trabajar con ella. Lo que le pido, lo hace. No hay ni una objeción ni nada. Ella cumple con todo al cien por ciento. De hecho con ella trabajamos algunas estrategias específicas, como el registro fotográfico. Yo le pido que mande fotos de lo que va comiendo y ella enseguida manda. La verdad que re bien se trabaja», remarcó.

Por Juani Portiglia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.