El 3 de septiembre, desde los canales de comunicación oficiales de la Liga Deportiva del Oeste, el Departamento de Fútbol Femenino y de Selección Femenina lanzó el concurso para diseñar la bandera y el escudo que representaría, precisamente, al fútbol femenino de la entidad. No sobraron los requisitos, más que el de ser jugadora de algún club que forme parte de la liga y el de «tener en algún lugar el escudo oficial de la Liga Deportiva del Oeste».

Se anunció, además, que entre los dos Departamentos se elegiría un total de 12 finalistas, entre escudo y bandera, para que luego estos fueran sometidos a votación a través de la fanpage de la LigaJuninense en Facebook. En efecto, el 14 de septiembre quienes tuvieron ganas comenzaron a votar sus favoritos.

Finalmente, este martes se anunciaron las ganadoras y sus trabajos: Brenda Cotroneo, arquera de Newbery, y Poli Reichenshammer, jugadora de Rivadavia de Junín e integrante del cuerpo técnico de la Sub-17.

«En realidad, el dibujo lo presenté porque del equipo de Primera de Rivadavia (J) nadie había presentado nada. De la Sub-17 sí presentaron dos nenas, Brisa y Sheila. Solo por eso lo presenté. No me esperaba ganar, porque lo mandé el mismo día que cerraba. Justo estaba trabajando y haciendo unas cosas del curso de DT en la compu, así que me mandé. La realidad es que busqué un dibujo que me gustó, modifiqué los colores de la remera y le dibujé atrás el escudito de la Liga», le contó a J24 Poli cuya bandera representará ahora al fútbol femenino de Junín del que ella misma ha sido pionera. Por eso, la representatividad es doble.

«Estoy contenta. Recién me enteré que gané. Lo primero que hice fue buscar en Google algún escudo antiguo y a partir de ahí me fui inspirando. Además quería que el escudo transmitiera lo que significaba el fútbol para nosotras. A mí el fútbol es lo que más me gusta y estar adentro de la cancha me genera mucha emoción. Con los colores quise representar las diferencias, porque no todos somos iguales. Representan la diversidad», nos dijo Brenda, de 14 años, en relación al escudo que imaginó y diseñó.

Sin embargo, desde la Liga terminarían decidiendo que, incluso después de aceptar el trabajo y anunciarlo como el ganador, ese escudo no debía ser el que representara al fútbol femenino juninense por no llevar los colores originales. Más allá de coincidir o no con las razones, el desatino estuvo en las formas. Es decir, si se recibe el trabajo, el trabajo participa. Si se somete a votación, se acepta el voto.

Por suerte para la dirigencia de la LDDO, Brenda, que acudió a reunirse acompañada por su mamá, aceptó la modificación de los colores del escudo a cambio de que los colores que ella eligió los lleve en su brazalete quien sea designada como la capitana de la Selección de Junín.

«Nosotros no sabíamos que el escudo tenía que ser rojo. Incluso cuando lo mandamos, no nos lo dijeron. Solo nos dijeron que era muy lindo. Incluso en un momento, cuando vimos todos los otros, pensamos qué raro que sean todos rojos. Ya que esos colores que eligió Brenda no van a estar en el escudo, los va a llevar la cinta de capitana», Explicó Natalia, mamá de la arquera de Las Aviadoras, tras la reunión. Y agregó: «Nos dijeron que van a mantener el formato del escudo. Nosotros dijimos que no teníamos problema».

Una decisión desafortunada que terminó con fortuna, pura y exclusivamente por la buena fe de la ganadora, igual de conciliadora que cuando se encuentra con sus compañeras de equipo. De los errores se aprende. Y hay veces que repetirlo nunca está de más.

Por Juani Portiglia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.