MIRAFLORES, BOLIVIA - OCTOBER 13: Joaquin Correa #9 celebrates after scoring the second goal of his team with Lionel Messi and Nicolás Dominguez of Argentina during a match between Bolivia and Argentina as part of South American Qualifiers for Qatar 2022 at Estadio Hernando Siles on October 13, 2020 in Miraflores, La Paz, Bolivia. (Photo by Juan Karita-Pool/Getty Images)

No hay en el mundo una selección igual a la de Bolivia, que en circunstancias normales puede ser goleada por cualquiera, créanos que por cualquiera, pero que en la altura de La Paz ha sido y es capaz de amargar a los más poderosos del planeta.

La misma selección que se había comido tremendo baile de Brasil días atrás logró ponerse en ventaja sobre Argentina a los 24 minutos del primer tiempo, con un gol de cabeza de Marcelo Moreno Martins a centro de Alejandro Chumacero.

La primera media hora de juego fue la más sufrida por el equipo que conduce Lionel Scaloni, que de a poco empezaría a envalentonarse. A los 40 lo tuvo Leandro Paredes con un disparo de afuera del área que reventó el palo.

Fue el aviso de lo que llegaría cuatro minutos más tarde, cuando Lautaro Martínez encaró y se llevó todo por delante, incluso la pelota que quiso rechazar Carrasco y que terminó metiéndose en el arco custodiado por Lampe. 1-1. De casualidad.

Los méritos de Argentina para ganar el partido seguirían acumulándose en el complemento. Otra vez lo tuvo Lautaro después de una gran jugada de Messi por la derecha, pero tras recibir la asistencia precisa el delantero del Inter se encontró con las manos de Lampe para desactivar una definición en la que buscó más potencia que colocación.

Ya había ingresado Joaquín Correa a la cancha, en reemplazo de Lucas Ocampos, y en sus pies estaría la definición del partido. Otra vez se involucró Messi, encontró a Lautaro y este siguió abriendo hacia la izquierda de área para el ingreso del jugador de Lazio. Correa remató con precisión y salió a celebrar el 2-1.

Hubo que esperar varios minutos más para que esa celebración subiera al marcador, porque la jugada fue largamente analizada por el VAR en busca de una posible posición adelantada de Lautaro Martínez. Pero no, no hubo nada. Diego Haro convalidó y se festejó por partida doble. Es que en La Paz, para Argentina fue alto triunfo wache.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.