Las ventas por el Día de la Madre cayeron este año 25,1% en relación a las cifras de 2019, según un relevamiento difundido este domingo 18 de octubre por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Entre las razones de ese reflejo de la crisis general, CAME citó los «faltantes de mercadería, ingresos insuficientes en los hogares, temor a que la situación económica empeore, los protocolos estrictos para ingresar a locales físicos y en algunas lugares las restricciones que todavía existen para circular».

La caída de este año es la tercera consecutiva en esta tradicional fecha, ya que en 2019 hubo una merma del 12% respecto a 2018 y, ese año, el descenso fue de 13,3% en relación a 2017, último año en que los registros de la entidad observaron un leve crecimiento del 1,1%. «Ya la temporada pasada la fecha había sido muy pobre por la recesión económica. Y este año se profundizó esa dificultad con la crisis sanitaria», explicaron.

Pese a esto, se observó una suba en el tique promedio, que se ubicó en $ 1.604, o 45,8% por encima del promedio registrado el año pasado. Lo mismo había ocurrido en 2019, cuando las cantidades vendidas por los comercios minoristas tuvieron un promedio de $ 1.100, o 37,5% por encima de 2018, cuando se ubicó en $ 800.

En relación a esto, desde la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) resaltaron que las ventas en estos puntos polirrubros tras siete meses de inactividad, pudieron ayudar al repunte de la inédita caída del 85,1% interanual registrada en julio en los centros de compra. La producción de indumentaria tuvo una caída interanual del 30,7% en agosto para confección de ropa y de 19,4% para telas e hilados, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De acuerdo a la CIAI, estas caídas «son sustancialmente menores a las registradas en los primeros meses del aislamiento (-78,2% en abril y -68,2% en mayo), lo que da cuenta de que la producción del sector está transitando hacia la normalización a niveles cercanos a la prepandemia».

Asimismo, las ventas registradas este año por el Día de la Madre, reflejaron una situación que también fue advertida por la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), que observó que su rubro viene de «cuatro años de caída consecutiva «, con fuerte baja de la producción, suspensiones y despidos. Otro de los factores que contribuyeron a la baja en las ventas, fue adjudicado por la entidad empresaria a la disminución de los encuentros personales derivados de las restricciones, lo que, según su criterio, provocó «una falta de regalos».

Sin embargo, CAME consideró «posible» que en los días siguientes puedan concretarse «algunas compras más», en un año que, en materia de obsequios calificaron como «muy malo», sobre todo en las ciudades que resultaron más afectadas por la pandemia de coronavirus. En relación al faltante de productos, el relevamiento los detectó tanto en productos importados como en los nacionales que requieren insumos provenientes del exterior, como los cosméticos, perfumes, artículos electrónicos y electrodomésticos.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

Fuente: Perfil

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.