Un miércoles 20 de octubre de 1976, Argentinos Juniors disputaba un partido ante Talleres. El reloj marcaba 33 minutos del segundo tiempo, cuando Juan Carlos Montes, entrenador de ese momento del «Bicho», miró para el banco de suplentes y decidió hacer un cambió y, sin saberlo, cambiaría la historia del fútbol argentino para siempre.

«Vaya pibe, haga lo que usted sabe. Y si puede tire un caño», fueron las palabras del entrenador a un jovencito de tan solo 15 años que estaba a punto de jugar por primera vez en la primera división. Diego Maradona, era el nombre de este talentoso jugador, que entraba en lugar de Giacobetti.

«Pelusa» ingresó a la cancha con aquellas palabras que le dijo el DT en su cabeza y en la primera pelota que tocó metió un caño, al menos eso se dijo durante todos estos años, hasta que el propio Maradona contó que no fue así y explicó como se dio esa jugada.

«No, no la primera. La primera me acuerdo que hice un pique y no llegué. Y ya cuando empezamos a tocar en la mitad de la cancha con Fren, con Di Donato, no sé quién más, me animé. Cabrera era el que presionaba, entonces ya me había presionado dos veces, a la tercera se come el caño. Cuando me dieron la pelota y le hago así, pac, tac, caño», detalló Diego.

El partido siguió transcurriendo, aunque el ingreso de Maradona fue bueno, no alcanzó para poder revertir el 1-0 parcial. Pero sí se pudo ver que la participación de aquél joven soñador le dio mayor movilidad al ataque. En lo quedó del partido «El Diego» se puso el equipo al hombro y comenzaron a tomar el control del partido.

En ese año, él seguía viviendo en Villa Fiorito y en una oportunidad, contó como fueron las horas previas a su debut en Argentinos Juniors.

«Salí 10:30 de Fiorito, un calor impresionante, tomé el tren hasta Puente Alsina, cruzar el puente Alsina a pie, y abajo me tomaba el 44. Se pagaba el boleto del tren cuando se podía, sino cuando el guarda terminaba el primer vagón, nosotros nos metíamos abajo del tren prácticamente y ya lo saltábamos al guarda: él iba al segundo y nosotros íbamos al primero», comenzó contando el actual técnico de Gimnasia.

Y luego, agregó: «A mi partido debut fui con mi pantalón corderoy, el único que tenía. Me miraban, y digo ‘me miraban porque soy lindo. tengo facha…’. Mentira, era pleno verano y yo andaba con pantalón de corderoy».

Lo que vino después, ya todo el mundo lo sabe. Diego Armando Maradona comenzó a mostrar un nivel distinto al que había en Argentina y su carrera lo llevó a lo más alto. Tuvo la suerte de consagrarse campeón en el Mundial de México 1986 y, de formar parte de los mejores equipos del mundo.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

1 COMENTARIO

  1. Grande DIEGO querido ..cuantas alegrias nos diste en el 86 y en la final del 90 y ese pase al Cani para el gol contra Brasil en los cuartos ,jugaste con el tobillo como una pelota.. y te pusiste el equipo al hombro y llegamos a la final de pedo, pero llegamos.. imaginate, si el flaco Menotti te hubiera, puesto en el 78..junto al MATADOR Kempes, tuve la suerte de ver campeon a nuestra querida ARGENTINA en los 2 campeonatos. 78 y 86. quizas no comparta algunas ideas tuyas como persona y tu comportamiento, pero como jugador sos unico , nos acordamos la fiesta en el centro de JUNIN, festejando el campeonato del mundo del 86 con tu retrato en todas las banderas. GRANDE DIEGO POR TANTAS ALEGRIAS. como futbolista que nos diste.. VIVA MI ARGENTINA CARAJO….

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.