El 13 de octubre, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por unanimidad el Proyecto de Resolución que reconoce a ocho mujeres como voces del estadio oficiales. Impulsado por la diputada Cristina Álvarez Rodríguez, del Frente de Todos, se plantea como «un paso más en la lucha hacia la igualdad de géneros en todos los ámbitos de la vida».

La última en enterarse de este reconocimiento, como ella misma le contó a Junín24 Fútbol Femenino, fue Valeria Saucedo, locutora y periodista que el 8 de marzo del año pasado, en conmemoración del Día de la Mujer, fue invitada a hacer de Voz del Estadio en Villa San Carlos, el club de sus amores, y que desde ese día ya no abandonó la cabina ni el micrófono cada vez que juega el equipo de Berisso.

-¿Qué te generó la aprobación de este Proyecto?

-En primer lugar estoy muy contenta y sorprendida. Fui la última en enterarme que iba a ser incluida. Me enteré el mismo día de la votación. La realidad es que en la presentación inicial del Proyecto solamente estaban las otras siete voces del estadio. Yo no aparecía porque hasta el momento no me conocían. Nadie sabía que en Villa San Carlos también había una voz del estadio mujer. Una vez que empezó a darse a conocer la idea de organizar este proyecto, lo supieron porque un par de conocidos lo vieron publicado, creo que en Twitter, y a partir de eso empezaron a arrobar a la diputada, a las otras voces del estadio como para decir che, en Villa San Carlos también hay una.

-¿Saben si hay más de ocho mujeres que son Voz del Estadio en el fútbol de AFA?

-Tenemos entendido que sí, hay más. Desde el primer momento plantee en el grupo de Whatsapp que se armó entre las locutoras que de mi parte no lo tomaba como un tema de ver quién está y quién no, sino como un reconocimiento para todas por igual. La idea, de acuerdo con lo que plantea la diputada en este Proyecto, es que se reconozca a las voces del estadio oficiales. Sin embargo, nosotras lo tomamos como un reconocimiento para la tarea de la mujer dentro de la comunicación en el deporte, sea en el plano de voz del estadio como también para las comentaristas, las relatoras. El enunciado dice voces del estadio mujeres, pero puertas para adentro lo tomamos como algo mucho más abarcativo.

-¿Y qué es lo que da la oficialidad?

-El hecho que justamente esté oficializada por el club y no que sea una persona que lo haya hecho de manera ocasional en algún partido. Se ha dado muchas veces, principalmente en estos últimos tres años, a partir de un proyecto presentado por MACFUT, que todos los 8 de marzo los estadios tenían que tener una voz de mujer para la presentación de los partidos y demás. Pero nosotras lo que planteamos es que no tiene que ser solamente en un momento determinado sino en todos los partidos, para que de esa manera pueda haber paridad entre las voces femeninas y las masculinas. Que haya más mujeres, que se reconozca ese trabajo y que se pueda erradicar un poco esa masividad de los hombres en una labor que también hacemos las mujeres.

-¿Cómo reconocimiento trasciende el ámbito de lo simbólico?

-La diputada Álvarez Rodríguez entendió, y nosotras también, que puede ser el puntapié para algo más importante. Ya se están ideando algunas cosas para hacer más visible el trabajo de las voces del estadio, como así también el trabajo de mujeres en otros ámbitos que tienen que ver con el deporte. Sea desde la labor de comentaristas y relatoras, como de las que hacen campo de juego. Hay que crear nexos para apuntar a algo más importante.

Junto a Valeria Saucedo han sido reconocidas Karina Vázquez (Argentinos Juniors), Laura Corriale (Huracán), Julieta Smulelewicz (Atlanta), Silvana Varela (Estudiantes de Buenos Aires), Ivana Rodríguez (Gimnasia y Esgrima de La Plata), Silvina Presta (River) y Camila Ansaldo (Boca).

SU HISTORIA CON LA VILLA

Ya desde la herencia pasional le tocó tomar una decisión. Del lado de la familia paterna fue Villa San Carlos, del lado de la familia materna Defensores de Cambaceres. A la luz de los resultados, la elección de Valeria Saucedo queda en evidencia. Ella acompañó a La Villa desde pibita y La Villa la acompañó durante toda su formación como profesional, que cada vez la encontró más identificada con cada una de las disciplinas que se desarrollan en el club y también con sus actividades institucionales.

-¿Cómo llegás a ser la Voz del Estadio de Villa San Carlos?

-Fue rara la manera en que se dio mi llegada. A La Villa yo lo cubro desde hace aproximadamente ocho años, en fútbol, básquet… En casi todas sus actividades. Soy hincha, soy socia; pero la función de voz del estadio se termina dando el 8 de marzo de 2019, justamente a partir de la iniciativa de MACFUT y AFA. Se dio que en Villa San Carlos justo soy la única periodista mujer dentro del club, así que muchas alternativas no tenían, jaja. Se dio esa primera experiencia, la verdad es que me gustó y los chicos de prensa también quedaron conformes. A partir de ese momento ya me ofrecieron directamente ser la voz del estadio oficial. No me podía negar, primero porque lo tomé como un halago de parte de todos ellos, pero también como una responsabilidad y un sueño cumplido. Tener la chance de ser la voz de un estadio al que va a ver todos los partidos mi papá, toda mi familia, era algo único.

-Hay mucho de herencia familiar, entonces…

-Se da la particularidad que del lado de la familia de mi mamá todos son hinchas de Cambaceres. Así que es como los Montesco y los Capuleto. Una vez que empecé a ejercer el periodismo, primero estaba muy avocada al fútbol, Primera División y juveniles. Muchas veces lo hacía por mi cuenta, sin pertenecer a ningún medio, o simplemente por querer ver un partido. Con el tiempo le fui agarrando el gustito a los partidos de básquet, a otras actividades. También a la parte social del club que es inmensa. Así que trato de poder estar en todo momento, sea cuando se decide hacer una olla popular y dar una mano como si hay un partido.

-¿Y fue esa pasión la que te llevó a querer formarte como locutora y periodista?

-La realidad es que no era mi sueño ser periodista. Se fue gestando de a poco. A los 15 o 16 años me anoté en un curso de locución en Ensenada y a partir de eso se me dio la chance de empezar a trabajar en diferentes programas. Ya a partir de los 16, casi 17, estaba cubriendo a Cambaceres y Villa San Carlos. Así que para la etapa de la facultad, para los 18, era fija que tenía que estudiar periodismo deportivo. No me conformé con la tecnicatura, que hice acá en la UNLP, así que una vez que terminé me anoté en la licenciatura. Ahora estoy con la tesis, tratando de terminarla para ver si la puedo defender este año. A partir de eso también me anoté en el profesorado de comunicación social… Es como que me encanta estudiar. Y me gusta llevar todo lo vivido al campo de la educación. En la facultad, por ejemplo, me ha tocado ser ayudante de cátedra en las materias de radio. Es algo que me encanta porque disfruto mucho de poder escuchar a los chicos y tratar de hacer una corrección siempre en busca de ayudar, nunca una crítica para tirarlos abajo.

-¿Te tocó que te hagan sentir algún tipo de trato desigual en relación al género?

-En los comienzos, cuando recién arranqué, no notaba diferencias en lo que tiene que ver con los géneros. También es cierto que siempre me volqué a lo que es el fútbol de ascenso y no hay tantas alternativas como para ponerse a diferenciar, porque si o si alguien va a necesitar una cronista o un cronista en Villa San Carlos o Cambaceres. No es algo que abunde teniendo en cuenta que tenemos a dos equipos grandes como son Gimnasia y Estudiantes.

-Es verdad lo que decís, pero también es cierto que en la mayoría de esas búsquedas no se ofrece ninguna compensación económica…

-Claro. Es que ahí fue que con el tiempo entendí que no es laburo. No es trabajo sino un hobby, porque no cumple con la condición necesaria de generarte un ingreso. Por eso decidí volcarme más a la educación que al periodismo en sí. Porque ahí sí llegó un momento en que si bien yo tuve chances de trabajar y vivir del periodismo, se volvió un ambiente más complicado. No solo por el machismo, sino porque hay un montón de estructuras, de ideales de antaño. Cuesta un montón que en ese sentido se deconstruya el periodismo. Por eso hoy no lo veo como una profesión desde lo estrictamente monetario. Tenés una primera línea, de periodistas de renombre que pueden vivir de eso en los grandes medios, después otra que hoy por hoy se preocupa por los seguidores, por los canjes. Y si no te das cuenta a tiempo que de canje no se puede vivir, que no podés sostener un alquiler, no se cuánto tiempo se puede sostener.

-Pensando a futuro, ¿dónde te gustaría que te encuentre la profesión?

-Me gustaría seguir siendo voz del estadio de La Villa para siempre. Me veo haciendo radio, siguiendo en los programas de ascenso en los que estoy. También trabajando en colegios o facultades en la rama de comunicación social, ejerciendo la docencia. Me ha pasado tener que trabajar todo el día, de 6 de la mañana a 10 de la noche, y ver que en cuanto a lo económico y también en cuanto al trato, no era lo mejor. Me gusta trabajar en lugares en los que exista competencia sana y con respeto, hacia compañeros y hacia el resto. Actualmente estoy muy cómoda en Ascenso X3, con Daniel Cacioli, y Avanti Barrilete que es un programa partidario de Villa San Carlos que hago con amigos. Son dos grupos de trabajo muy bueno.

EL FÚTBOL FEMENINO

Valeria Saucedo también sigue de cerca la actualidad del equipo de fútbol femenino que disputa la Primera División semiprofesional de AFA y destacó que Villa San Carlos ha sido pionero en la región a la hora de proponer la actividad, que ahora también sumó a Estudiantes y Gimnasia de La Plata en la máxima categoría.

-¿Complicó la llegada de los dos grandes de La Plata al femenino de AFA? ¿Preocupa que Villa San Carlos pueda convertirse en semillero de esos equipos con mayor estructura?

-A partir de ese proyecto, equipos como Gimnasia y Estudiantes se fueron nutriendo, armando sus planteles. También llamaron a técnicos de acá para poder interiorizarse, sumarlos a sus clubes. Fue un paso importante el que dio San Carlos y tiene que ver con una idiosincrasia de club. En el último tiempo se trabajó muchísimo en lo que tiene que ver con la igualdad de género a nivel institucional. Y San Carlos lo está cumpliendo con creces. Por un lado, la institución se las arregla bastante para mantener a las jugadoras brindándole cierta comodidad, a los cuerpos técnicos. Pero también es cierto que en el último tiempo se pasó a ser una especie de semillero de clubes como Gimnasia y Estudiantes… Y también de otros clubes. Para esta temporada y las próximas se apuesta a mantener una base y seguir creciendo. En el club se está realizando con mucho esfuerzo la construcción de un predio para juveniles y para el fútbol femenino. El hecho de poder contar con un predio propio también va a servir para generar un sentido de pertenencia muchísimo más grande con las jugadoras de la región. Y también un ambiente más profesionalizado.

Foto Prensa Villa San Carlos

-¿Te tocó ser la Voz del Estadio en algún partido del equipo femenino?

-Han jugado partidos en el estadio Genacio Salice, pero no me ha tocado ser la voz del estadio porque no contábamos con los equipos. Como todavía no es obligatorio en el femenino, no pude hacerlo. Lo lamentamos muchísimo el día que jugó La Villa con Boca, porque había muchísimos medios, muchísima gente. Cuando empezó el partido dijimos era ideal para tener voz del estadio. Ya lo aprendimos para la próxima.

-¿Ahora que se juega la Copa de Primera División crees que vas a estar?

-Creemos que sí, pero va a depender también de lo que pase con los protocolos. Por lo pronto, en partidos que se han jugado como los de Copa Libertadores, no se está exigiendo que haya voces del estadio. Habrá que ver una vez que se reanuden las competiciones acá qué es lo que pasa con la Primera División, con el ascenso y con el fútbol femenino.

ÁNGELA LERENA, UNA REFERENCIA A LA HORA DE ABRIR EL JUEGO

Días antes que en Diputados se aprobara por unanimidad el proyecto que reconoce a las ocho mujeres que son Voz del Estadio en el fútbol de AFA, Ángela Lerena se convirtió en la primera mujer en la historia de la televisión argentina que comentó un partido del seleccionado mayor masculino, para la TV Pública, en el inicio de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar de 2022, ante Ecuador y en La Bombonera.

Foto Instagram Ángela Lerena.

¿Qué te generó esa presencia de Ángela y qué te generaron los cuestionamientos que desde ciertos sectores se expresaron primero por su designación y después por su desempeño?

-Tiene que ver con la búsqueda de deconstruir el periodismo. Si un hombre con los pergaminos de Ángela hubiera cumplido ese rol no hubiese existido el mismo cuestionamiento. El hecho de que haya sido comentarista es algo muy importante, como también lo fue que en ese partido la voz del estadio haya sido una de las compañeras (Camila Ansaldo) que está en el proyecto. Son pequeñas cosas que hoy son noticia y que a futuro van a ser muy importantes. Como también lo fue que la misma Ángela estuviera en el campo de juego de los partidos de Fútbol para Todos y Viviana Vila fuera la comentarista. Dicho sea de paso, Viviana es una profesional increíble. Y no llegó a estar al lado de Víctor Hugo por una cuestión de cupo femenino, sino por el gran trabajo que hace y por la gran formación que tiene. Eso se tiene que empezar a valorar un poco más en el periodismo: la formación que tiene cada profesional más allá del género.

-¿Crees que en su caso se la empezó a cuestionar mucho más desde que empezó a militar el feminismo de manera más visible, en redes sociales por ejemplo?

Creo que está bien que Ángela Lerena utilice el micrófono, el aire, sus herramientas de trabajo para luchar por el feminismo, siempre con respeto y con coherencia. Eso corre para cualquiera de las mujeres que hoy estamos en los medios de comunicación. Me parece feo que se cuestione su capacidad como profesional de acuerdo a su posición política o de otro tipo. Y Ángela es muy profesional a la hora de hacer su trabajo.

Por Juani Portiglia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.