Este lunes, desde las 10 de la mañana, Sarmiento visitó en Campana a Puerto Nuevo en el que fue el primer partido de preparación post-cuarentena para ambos equipos, de cara a la definición de los ascensos a Primera División que se desarrollará en diciembre.

Al término de la primera parte fue el equipo local el que se fue en ventaja de 1-0, producto del gol de su capitana y referente Marisa González, que llegó a puntear la pelota sobre la salida de Loana Herrera para convertir.

Gentileza del Departamento de Prensa de Puerto Nuevo

En la segunda mitad, con mucha rotación en las plantillas de los dos equipos para que todas las jugadoras sumaran minutos, Sarmiento lograría tres goles para revertir la imagen. La encargada de empatar fue Alma Verdún, asistida por Sofía Nieves. Y Sofía D’Ambrosio, con un doblete, dejaría claro que pueden pasar y decirse muchas cosas, pero el grito sagrado la acompaña siempre.

Más allá de tratarse de un partido de preparación, se jugó con mucha intensidad y hubo tres jugadoras que tuvieron que dejar el campo lesionadas. En Sarmiento, Brunella Gutiérrez y Camila Torres, quienes mañana se realizarían estudios para terminar de determinar el grado de sus lesiones. En Puerto Nuevo, Triana Ocampo, quien también deberá esperar a hacerse estudios para descartar una lesión ligamentaria.

Gentileza del Departamento de Prensa de Puerto Nuevo

En la continuidad de la preparación, Puerto Nuevo ya tiene confirmado un nuevo partido amistoso para el próximo martes ante Atlas. Por el lado de Sarmiento, se están terminando de cerrar opciones para la semana y el fin de semana. Tigre era una opción.

SENSACIONES, EN PRIMERA PERSONA

Marianela Costa – Sarmiento

Ya volvió la cinta. En el primer tiempo usamos, ya en el segundo no, porque fue todo medio informal. Se extrañaba todo. Desde cambiarse hasta jugar. En lo personal me sentí bastante bien, aunque quedan cosas para mejorar. Y a nivel grupal lo mismo.

Lo que más nos importaba era poder trasladar lo que veníamos entrenando a la cancha, el funcionamiento del equipo. Sumar pases, volumen de juego. Eso era lo que buscábamos más que el resultado. Después de ocho meses es complicado. Creo que anduvimos en un 6 o 7 en la búsqueda de ese funcionamiento.

Se jugó bastante fuerte. Al no haber árbitro por momentos se iba un poco de las manos. Nosotras recibimos unos cuantos golpes, que eran sin intención, pero se puso fuerte. Las chicas que salieron lesionadas se golpearon en situaciones de juego, no por alguna falta.

Cuando salgo a la cancha trato de no pensar en situaciones que puedan derivar en una lesión. Voy y le meto con todo. Si me tiene que pasar, ojalá que no, me pasará. Le meto intenso para ver a qué nivel y en qué situación estoy. Las ganas nos las sacamos hasta ahí. Yo me quedé con ganas de seguir y eso que jugué los dos tiempos.

Marisa González – Puerto Nuevo

Veníamos entrenando todos los días fuerte y ayer hicimos mucha pelota parada. Hoy era importante ver cómo estábamos y de físico estuvimos bien. Nos costó la vuelta, porque sentimos un poco la falta de aire. Pero demasiado bien.

Lo importante no era el resultado, sino ver cómo armábamos el juego, cómo creábamos ocasiones de gol. Y en lo personal estoy re contenta, porque no soy de hacer goles ni de llegar tan al área contraria. Pero el técnico me puso a jugar como la más adelantada en un mediocampo con una volante tapón y dos interiores. Ahí me animé a subir un poco más arriba y pude anticipar a la arquera en un centro y puntearla justo. Por ahí en el juego nos faltó un poquito también, cosas que en los entrenamientos salen mejor.

Nosotras salimos a pleno, no pensamos en las lesiones. Sí avisamos apenas tenemos alguna molestia. Hoy, por ejemplo, jugamos fuerte. Se chocó mucho, obviamente sin ninguna mala intención. En el segundo tiempo el técnico nos pidió que no llegáramos tan al límite. Pero se dio así el partido. Creo que los partidos por el ascenso van a ser así, con todo, a matar o morir. Y esto ya nos dio una muestra.

Incluso hablamos mucho con la diez de Sarmiento (Melina Garialdi), porque chocamos mucho con ella. Se llevó un manotazo y le sangró la nariz. Pasó de todo, porque se jugó con todo. Pero sin mala intención. Sarmiento tiene algunas chicas jóvenes que entraron que son jugadorazas.

Alma Verdún – Sarmiento

El último gol que metí en el torneo ya me estaba por ir, eran mis últimos partidos. Así que me encantó volver y meterla. Con Juli Chiófalo nos íbamos a Buenos Aires a estudiar, entonces no teníamos en cuenta que íbamos a seguir jugando. Un día ella me dice ‘amiga, ¿tenés ganas de volver a entrenar?’. Nos pusimos las pilas y arrancamos. De un día para el otro le dijimos a Sergio (Barbagelata). Nos perdimos esa rutina del Zoom durante la pandemia, pero como me venía entrenando no noté tanto la diferencia a la hora de volver. Creo que en ese sentido estamos todas bastante parejas.

El gol surgió de un rebote en la mitad de la cancha. Mari (Costa) se la pasó a La Mona (Sofía Nieves), ella levantó la cabeza y me vio que iba corriendo. Venía peleando la pelota con una defensora, vi el hueco en el segundo palo de la arquera y la patee ahí.

Estuvo pero re picante el partido. Hubo de todo. Era un amistoso pero se puso fuerte. Yo zafé por suerte. Ligue alguna patadita de esas que jugando no te podés salvar, pero tranqui.

Por ser que no jugábamos hace nueve meses, intentamos replicar todo lo que venimos haciendo en los entrenamientos. En el primer tiempo nos costó agarrarle la vuelta, porque el juego se hizo muy trabado y nosotras nos enganchamos en eso. En el segundo ya pudimos cambiarlo un poco.

Yo me siento bien pudiendo hacer ese aporte al equipo. Me tocó en el torneo local y me tocó en AFA. Las sensaciones no son nada que ver. Espero que algún gol me quede para la definición de los ascensos.

Sofía D’Ambrosio – Sarmiento

Yo iba a jugar el primer tiempo nada más, porque Sergio (Barbagelata) había hecho dos equipos. Pero no pudimos hacer ningún gol, arrancamos medio mal, perdiendo. En el entretiempo me había quedado re caliente porque no me salía una. Y Fede (Coronel) me dice ‘no te enfríes que vas a volver a entrar’. Ahí me volvió el alma al cuerpo. Cuando entro a la cancha, es más fuerte que yo y no importa nada más. Así que a los 12 minutos del segundo entré de nuevo y me quedé hasta el final. Por suerte pude meter dos.

El primero fue un pase a la arquera que intercepté, pude gambetearla y meter el gol. El otro fue un pase que me dio Delfi (Brance) en una diagonal que metí y le pegué como venía. A mí me gustó más el primero.

Desde lo físico me sentí bien. Por momentos se hacía medio difícil jugar, porque se pegó bastante. Del primer tiempo, habremos jugado en realidad 20 minutos. Estuvo muy parado por faltas. Yo estaba re caliente, jaja. La definición de los ascensos va a tener algunos partidos así y otros que no, porque cada equipo tiene un estilo de juego diferente. Algunos intentan jugar y con otros se hacen partidos más trabados.

A nosotras nos cuesta mucho con los equipos que no proponen tanto. Eso nos pasó hoy en el primer tiempo, que entramos en el juego más trabado y hubo una desorganización. En el segundo tiempo ya nos acomodamos mejor y cambió mucho el equipo. Creo que dejando de lado esas cosas, cuando nos pudimos organizar el equipo anduvo bien. Pudimos salir jugando, pasarnos mucho la pelota y crear varias situaciones de ataque. Tenemos que lograr entrar con la misma intensidad y mentalidad desde el primer minuto.

En lo personal, yo si sé que me puedo llegar a lesionar en un partido como el de hoy o en un entrenamiento, no meto la pata. Pero tenés de todo. Hay chicas que van a ir fuerte igual. Eso va en cada una. Yo no me arriesgo. Prefiero perder una pelota y no lesionarme y perderme los cuatro partidos que quedan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.