Juan Aberastain / Prensa Platense

Florencia Pianello, la máxima goleadora en la historia del fútbol femenino de Talleres de Córdoba, llegó por fin al fútbol de AFA para defender la camiseta de Platense, que mañana mismo se jugará una final como local ante Rosario Central, necesitado de una victoria para clasificar a los cuartos de final de la Copa Rexona.

Llegó casi sobre la fecha, aunque venía en conversaciones desde hace un tiempo, y un día después de firmar el vínculo se puso la camiseta para jugar ante Lanús el último amistoso que hizo El Calamar antes del inicio del torneo de transición. Ya en esa presentación informal, quedó cara a cara con la arquera y le pinchó la pelota por sobre el cuerpo para dejar claro que entre ella y el gol hay amor sin fronteras.

En la primera fecha de la Copa, que terminó con derrota 5-2 ante UAI Urquiza, la cordobesa pudo disputar sus primeros 30 minutos oficiales y sumaría media hora más en la jornada siguiente, que terminó con triunfo 4-2 sobre Defensores de Belgrano. En el medio, recibió la convocatoria de la Selección Argentina para entrenar en Ezeiza con jugadoras del ámbito local. Y ahora espera que llegue el primer gol oficial, en un sábado que será definitorio, para llenarse y llenar de vida a Platense.

-Qué semana y qué partido se les viene…

-En el club es una semana muy importante, porque el sábado tenemos que ganar para clasificar. Es una final y la tomamos como tal. Hoy (el miércoles) íbamos a tener el primer entrenamiento con la Selección, pero se pasó para la semana que viene por la muerte de Sabella. Por un lado sirvió no haber entrenado con la Selección para poder estar y aprovechar al máximo los días, que son poquitos entre el último partido y este.

Prensa Platense

-En este contexto de estadios vacíos, ¿influye jugar como local un partido tan importante como el que tienen contra Rosario Central?

-No tener que viajar a Rosario es una mínima ventaja deportiva que por ahí tenemos, para no llegar tan cansadas al partido, con las piernas media cargadas. Siempre jugar de local es una ventaja, pero también una presión y una responsabilidad extra.

-Leí en tus redes la frase «El gol es vida» y pensé que también puede ser vida para Platense en la Copa. ¿Cuántas ganas de que el primero oficial llegue este sábado?

-La verdad que como toda delantera vivo del gol, así que espero que me llegue pronto. Esa frase me la compartió una vez el preparador físico de Talleres y me quedó grabada a fuego. Es una frase que me encanta, una frase de cabecera que tengo. Es tan simple y significa tanto para mí. Así que espero el sábado llenarme de vida.

-¿En Talleres dejaste 133 o 135?

Creo que son 133, pero después me contaron dos más así que ahora estoy en duda. Hay muchos periodistas y partidarios del club que por suerte van llevando todas las estadísticas, así que hay que ver por ahí.

-Llegaste prácticamente sobre el inicio del torneo. ¿Te fueron a buscar en ese momento o ya venían en contacto?

-Veníamos conversando con el club. Solo faltaba que nos pusiéramos de acuerdo las dos partes. El primer lunes de noviembre llegó la oferta formal y con mi representante la aceptamos. Una vez que el pase estuvo listo de Talleres para Platense, fue sacar el pasaje y venirme cuanto antes.

-¿Con qué te encontraste en Platense en comparación a lo que tenías en Talleres?

-Me encontré con un grupo de jugadoras, cuerpo técnico y dirigentes que son muy unidos, que trabajan juntos por un mismo objetivo. En ese sentido estoy muy tranquila. Talleres es así y por ahí pensar cómo iba a ser el grupo acá en Platense era lo que más me preocupaba. Vengo de una familia directamente y por suerte me encontré con otra. Siempre deseo que Talleres pueda reconocer todavía más el femenino y que pueda estar donde se merece, que es en AFA. Hay un nivel extraordinario de jugadoras y espero que ese momento llegue pronto.

Prensa Platense

-Tanto Talleres como Belgrano han nutrido de muchas jugadoras esta Primera División semiprofesional… ¿Tiene que ver en parte por cansarse de esperar que llegara la oportunidad de jugar en AFA con sus clubes?

-En lo personal sí. La verdad que Las Matadoras son mi casa, entonces una sueña que el club que me vio nacer, por así decirlo, esté donde se merece. Ese deseo está. Ojalá sea antes que me retire así puedo cumplir un gran sueño que es defender la camiseta que amo en AFA.

-¿Qué crees que falta para que eso pase?

-Sin dudas que Belgrano y Talleres han mostrado un nivel, una calidad de jugadoras que es digno de jugar en la máxima categoría desde hace rato. Hacen falta varias cosas, pero lo más importante es que en cada club le den al femenino el lugar que merece. No tengo dudas que eso va a pasar. Yo que ya soy una piba grande no podía esperar tanto para jugar en AFA.

-Decís piba grande y no puedo evitar pensar que Daiana Domeniconi se fue a jugar a Europa con 30 años. ¿Sos consciente que con 28, en un fútbol que todavía no maneja los mismos tiempos de formación que el masculino, todavía te queda muchísimo?

-Hoy por hoy en el fútbol femenino, si una se cuida en las comidas, en el descanso, si no te toca sufrir una lesión grave, podés tirar tranquilamente muchos años. Te digo que con algunas compañeras de mi edad estamos mejor que varias pibas de 19 o 20. Pero eso también llega con la maduración de saber que si no entrenás todo el tiempo, si no hacés gimnasio, después el cuerpo pasa factura. Para estar a la altura de esas pibas de 20 hay que entrenar el doble. Yo con 20 tampoco entrenaba como ahora. Una va creciendo y se va dando cuenta de las cosas.

Prensa Platense

-Entre el deseo de que te vaya bien con Platense y el de poder jugar alguna vez con Talleres en AFA, ¿pensás vos también en hacer experiencia en el exterior?

-Ahora que estoy acá es como que empiezo a pensar en vivir de esto, aunque sea por unos años. La realidad es que acá en Buenos Aires todavía es difícil. Pero afuera, con un salario mínimo que pudieras ganar, podés vivir tranquila. Entonces el deseo de emigrar también está y una quiere que cuanto antes sea mejor, para hacer una diferencia y no llegar tan tarde a ese fútbol.

-Jugaste tus primeros 30 minutos oficiales con Platense y llegó el llamado de la Selección Argentina. ¿Te sorprendió?

-Hasta hace unos meses lo veía lejano. El año pasado el cuerpo técnico de la mayor fue a unas pruebas en Córdoba y ahí quedamos veinte más o menos. Con esas jugadoras armaron un preseleccionado de Córdoba y en marzo iban a ir a entrenar una semana, doble turno, para llevar jugadoras a entrenar en el predio de Ezeiza. Yo me quedé con eso. Creo que la citación llegó porque el año pasado me vieron bien y ahora que estoy acá es como más fácil para llamarme. Hay que aprovechar la posibilidad.

¿Te ves en cuartos de final?

-Tenemos las ganas y la ilusión muy arriba. Las chicas vienen haciendo un trabajo increíble. De mi parte en Córdoba también venía entrenando muy bien. Yo creo que llegamos muy bien al partido del sábado. No va a ser fácil, tenemos que ganar sí o sí; así que esperemos que se den todos los goles posibles.

Por Juani Portiglia

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.