El equipo de Marcelo Gallardo buscará en Brasil algo que nunca logró ningún equipo en la historia de la Copa Libertadores: dar vuelta un resultado con tres goles de diferencia. ¿Logrará la hazaña el conjunto de Núñez?

Después de una de sus peores semanas futbolísticas desde el comienzo de la era Gallardo, River deberá esta noche hacer borrón y cuenta nueva si quiere ser finalista de la Copa Libertadores. Para eso necesitará dar vuelta un resultado adverso y convertir al menos tres goles ante Palmeiras en San Pablo para soñar con la clasificación a la final.

El partido se jugará en el estadio “Allianz” de la ciudad paulista, a partir de las 21:30, con arbitraje del uruguayo Esteban Ostojich – acompañado en el VAR por el colombiano Nicolás Gallo-, y televisación de ESPN.

El 0-3 que sufrió como local en la cancha de Independiente de Avellaneda, una de las peores derrotas de la era del entrenador Marcelo Gallardo, obliga al “Millonario” a una remontada épica. El dato poco alentador es que en la historia de la Libertadores, ningún equipo se clasificó perdiendo la ida por tres goles como local.

“Tenemos que aferrarnos a lo que somos. Tendremos que tener una noche épica de esas que existen, que suceden de vez en cuando en el fútbol. No queda otra”, expresó el entrenador de River.

Para este partido, Gallardo no podrá contar con el colombiano Jorge Carrascal, expulsado en la ida, lo que le da tres opciones para reemplazarlo. La inclusión del chileno Paulo Díaz para armar una línea de cinco sería la opción más defensiva, una intermedia podría ser con Bruno Zuculini en el medio y la más cercana a lo que viene utilizando es que ingrese Julián Alvarez.

Palmeiras, con bajas


Por el lado del dueño de casa, más allá del resultado que irradia confianza, el entrenador portugués Abel Ferreira tiene algunos dolores de cabeza y no quiere que su equipo se sobrepase de confianza.

De hecho, Patrick de Paula, uno de los mejores valores del encuentro de ida, llegó al límite de tres amarillas y deberá cumplir una fecha de suspensión.

Además, el DT luso guardó a diez titulares en el triunfo polémico 1-0 a Sport Recife por el Brasileirao, donde sólo el arquero Wevertron estuvo desde el inicio.

Pero en las últimas horas trascendió que Gabriel Veron, la joven promesa de 18 años en la ofensiva de Palmeiras, tuvo un problema físico que lo hará estar entre algodones.

En tanto, el mediocampista Raphael Veiga, que tuvo que ser retirado del campo de juego en camilla por un dolor muscular, tampoco se sabe si podrá recuperarse.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.