Yo no sé qué les pasará a ustedes, pero ya cuando Fernando Chiófalo viene caminando a lo lejos impone respeto. Por eso las imágenes de este domingo a lo largo de toda la caravana, en la que se lo vio saltar y cantar como un chico al que por primera vez el papá lleva a una cancha es una de las tantas y tan maravillosas pruebas de que el fútbol no hace más que emparejarnos a todos en el mismo sentimiento. Ahí, en la felicidad indescriptible que recorre el cuerpo, somos todos iguales. Presidente sí, pero hincha.

«Vengo desde hace tiempo con muchos de ustedes peleándola, sufriendo, perdiendo finales. Pero esta es muy importante. A todos los que vienen desde tiempo y a todos los que se sumaron ahora, gracias por todo lo que nos dan. Es una alegría para nosotros como dirigentes poder vivir estos momentos. Muy pocas veces se da. Venimos jugando cuatro finales, entonces lo tienen más que merecido. A Mario que hace poco que vino y a los más grandes que hace mucho que la venimos peleando, se nos tenía que dar. Así que a festejar», había dicho al grupo de jugadores y cuerpo técnico el presidente la noche de sábado en Santa Fe, testimonio del que los hinchas Verdolagas pudieron ser testigos gracias al trabajo de Línea de Juego.

Y vaya si le hicieron caso este domingo, porque festejar se festejó de lo lindo. La caravana a la que empezaron a sumarse hinchas ya desde Rojas, que se ensanchó en Roca y que tuvo su explosión definitiva en la Plaza 25 de Mayo, frente a la Municipalidad, fue también desahogo después de tanto sufrimiento. El deportivo, por un lado, y el que desde marzo vino a instalar la maldita pandemia de coronavirus, que incluso dejó a Sarmiento con serias complicaciones para rearmar el plantel de cara a la definición del campeonato.

Ya adentro del Salón Rojo del Concejo Deliberante, donde recibió la felicitación del intendente Pablo Petrecca, Chiófalo tuvo una arenga más para los suyos: «Muchachos, ¡hay que seguir cantando! Vamos al balcón de a poco, respiren. Esto es para seguir festejando. ¡Gracias a todos!».

En ese balcón, entonces, se produjo la imagen que sin dudas el presidente va a atesorar para toda la vida. Otra vez niño y padre a la vez, abrazado a sus dos hijas Julieta y Josefina, cantó con todo lo que le quedaba de voz con una multitud loca de alegría en la calle. No es que le queramos perder el respeto, Fernando. Pero nos gusta mucho ese presidente.

Si querés recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envíanos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

7 COMENTARIOS

  1. Que bueno!! Sarmiento campeón!! Y un festejo en el centro enorme!! Felicitaciones a todo el plantel….. pero y la distancia social??? Que pasó? Y la policía? Donde estaba? Que hipocresía los gobernantes que tenemos!!!!. No me jodas cuando hago una cena con 10 personas después..

  2. Felicitaciones a Sarmiento , pero
    el amontonamiento de gente y sin barbijos, había autoridades máximas viendo los acontecimientos Dios nos ayude.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con Gustavo Hissuribehere. El reconocimiento de parte de nuestro querido intendente debió haber sido en el club. Así mantenían la distancia social para q Junín no explote de casos en unos días. Y de paso, no usar el salón rojo, que es de todos, para q salten en la ventana como si fuera un boliche. Y ésto no significa que esté en contra de Sarmiento. Todo lo contrario.

  4. FESTEJEN….FESTEJEN…
    YA SE LES TERMINARÁ LA ALEGRÍA CUANDO EMPIECEN LOS PARTIDOS EN LA A….
    Y YA NO ESTÁ JUANCITO DUARTE PARA ACOMODARLOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.