Foto de Mabel Panero

Hace un año que Alma Verdún podría estar ya fuera de Sarmiento, si el mundo hubiera seguido siendo el que conocíamos hasta marzo de 2020, con abrazos y sin barbijos. Pero sucede que el mundo cambió y con el mundo cambiaron sus planes. Entonces, la misma que recién egresada se había despedido ya de Las Maestras para irse a estudiar a Capital, se quedó para terminar cerrando el año en plena competencia, jugándose nada menos que que la definición de la Primera B de AFA.

Atrás empezó a quedar ya el esguince que la relegó de la final en Salto ante Comunicaciones, ese capítulo triste que el destino caprichoso quiso viniera a cerrar una historia de las más felices para el fútbol femenino de la región. Tocó entonces cambiar de página con la confirmación de que este 2021 habrá revancha en AFA, pero también con la vuelta de la Primera División de Sarmiento a jugar una competencia de la Liga Deportiva del Oeste después de casi un año y medio.

Precisamente en el Nocturno que para Las Maestras comenzará hoy, en la cancha de Newbery y ante BAP, Alma Verdún tendrá el desafío de ser la carta goleadora del equipo en ausencia de Sofía D’Ambrosio, quien actualmente se encuentra resolviendo su futuro futbolístico.

-¿Te genera presión que ya te hayamos tirado semejante responsabilidad?

-No sé si lo tomo como que recae sobre mí la responsabilidad de meter goles, pero estoy en esa posición. Es una linda oportunidad. Por un lado me pone contenta saber que voy a poder sumar más minutos todavía. Pero a la vez nos vamos a tener que adaptar a no tener a Sofi.

-¿El Nocturno es también una despedida para vos?

-Todavía no quiero confirmar nada. Por ahora lo mío es jugar el Nocturno. Mi idea es estudiar, pero las universidades todavía no abren, por lo que seguiría online. Así que confirmado todavía no hay nada. Si sigue la modalidad virtual, sigo. Capaz que termina el Nocturno y me quedo, porque de todos modos a Buenos Aires no sé si voy a poder ir.

-A vos la pandemia ya te permitió jugar la definición de la Primera B, que terminó siendo una experiencia increíble que no esperabas a inicios de 2020.

-Olvidate. Si no hubiese sido por la pandemia yo hubiese estado en Buenos Aires y me hubiese perdido todo ese tramo final del torneo.

Foto de Mabel Panero

-Tu situación en todo ese tiempo cambió mucho, porque después de volver te terminaste convirtiendo en una jugadora muy requerida por el DT…

-Cuando arrancó el torneo yo creo que era otra jugadora. No sé si daba igual que esté o no, pero a veces estaba citada, a veces no. Por ahí también había perdido el entusiasmo porque sabía que me iba a estudiar y no iba a jugar más. Y en la vuelta todo lo contrario. Sentí que mejoré, siempre era primer o segundo cambio, entonces fue otra cosa para mí. Yo también cambié la forma de tomármelo. Estaba a full en todos los entrenamientos. Estaba más rápida, entrenábamos todos los días.

-¿Y la lesión no podía haber llegado en peor momento?

-Fue dos días antes de la final con Comunicaciones, en un entrenamiento. Fue un esguince que me sacó de la final y no lo podía creer. Tenía mucha bronca, pero ya está.

-El Profe Fede Coronel ya dijo que te tiene mucha fe, ¿te lo hace saber?

-Fede siempre me tiró la confianza. Cuando iba a entrar a la cancha siempre me decía dale que hoy hacés un gol. Siempre me ponía una ficha.

-Vuelve Sarmiento a la Liga local y vos te presentás con nuevo apodo…

-Jaja, el Wanchope me lo inventó Fede también, en los entrenamientos. Yo estaba con todo entrenando y él me empezó a decir mirá Wanchope. En uno de los goles de Ciudad Deportiva, el relator (de la transmisión oficial del Club Sarmiento) tiró Wanchope, jaja. Yo no podía creer. Y soy de River, pero bueno. A parte ya es Wanchope, Wancho, Wan…

-¿Sabías que metiste el último gol de la Primera División de Sarmiento en Liga Deportiva del Oeste?

-No me acordaba, ¡pero sí! Contra UNNOBA, que lo re festejamos. La punteé justo, con pase de Andreina (San Pedro) ¡Tremendo pase!

-Una constante de Sarmiento durante toda la Primera B fue que, más allá de todos los goles que metió Sofi D’Ambrosio, las delanteras no sobraban en el plantel…

-Claro, es que no había. Suplentes prácticamente era yo. También estaba la Colo (Garrido), pero es más volante. Yo me di cuenta que ese era mi puesto, porque yo también antes jugué siempre de volante. Le voy agarrando el ritmo. En Rivadavia (de Lincoln) jugué siempre de volante por izquierda. Me encanta el puesto. Creo que es mi puesto y nunca me había dado cuenta. Ahora ser Wanchope y jugar de volante por izquierda ya no tiene sentido…

-Por lo que vi en el inicio de los entrenamientos, para el Nocturno puede volver la base de la Sub-17 campeona…

-Es que muchas jugadoras recién esta semana se iban a sumar, porque estaban con temas de trabajo. Otras se van a incorporar recién la semana que viene. Ahora somos la mayoría de las que no sumamos tantos minutos en AFA, el equipo suplente por así decirlo. Y muchas somos las mismas que éramos de la Sub-17.

-¿Lo toman como una oportunidad de meter presión al cuerpo técnico pensando en AFA?

-No se si Sergio (Barbagelata) lo verá así. Tal vez sí, pero también se necesitan traer jugadoras para AFA. Más que nada nosotras lo tomamos como una oportunidad de poder jugar mucho más.

-Tocó debut contra BAP, un equipo contra el que nunca jugaron. ¿Cómo se afronta?

-Con mucha tranquilidad. No podemos salir confiadas, porque estamos igual que todos los equipos. No ganamos nada todavía. Sí tenemos que entrar confiando en nosotras y jugar como sabemos. Con el equipo que tenemos ahora nunca nos medimos con equipos de la Liga. Contra BAP nunca jugamos porque son un equipo nuevo. La idea es salir a jugar con todo.

-Pero es un equipo con el que pareciera haber buena onda…

-En algunos casos hay buena onda y en otros casos hay rivalidad. Pero más que nada hay buena onda. Sasha (Herrera) es fanática de Sarmiento. Nosotras hemos ido a verlas. Tranqui, va a ser lindo.

-En muchos casos son el equipo no deseado de este Nocturno. ¿Eso cómo lo manejan?

-Sabemos que se habló que no querían que entráramos, porque habíamos estado en el Torneo de AFA y no era justo para las demás. Pero no jugar no sería justo para nosotras, que nunca tuvimos una visión de agrandarnos porque lo único que queremos es jugar. Para nosotras el Nocturno siempre fue el Nocturno, un torneo donde siempre la pasamos re bien. Sí tenemos esa presión de saber que mucha gente no nos quiere ahí, pero vamos a salir a jugar y a ser nosotras. Muchas éramos jugadoras de la Sub-17 que de un momento a otro estábamos jugando en AFA. Entonces, ¿por qué no?

-¿Hubo nervios hasta que Sarmiento confirmó que volvía a entrar en AFA?

-Después que jugamos la final estuvimos tres semanas sin saber nada. No sabíamos si volvíamos a entrenar, si no. Pero después nos confirmaron que sí, que la intención es volver a entrar. Así que retomamos los entrenamientos y ahora empiezan a salir de nuevo a buscar jugadoras. Ya tendremos revancha. La queremos ya. Ese volver a entrar en AFA es lo que me hace dar ganas de quedarme.

Foto de Mabel Panero

Por Juani Portiglia

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.