Matías Ezequiel Martínez, el policía detenido por el femicidio de Úrsula Bahillo -cometido en la ciudad bonaerense de Rojas- , se negó este viernes a declarar ante la Justicia, que dispuso que quede alojado en el penal de Junín.

La diligencia se llevó a cabo en la fiscalía descentralizada de Chacabuco, lugar elegido y que se mantuvo en reserva para evitar escraches y disturbios.

Allí, Martínez (25) se negó a declarar ante el fiscal Sergio Terrón, quien le imputa el delito de «femicidio agravado por premeditación y alevosía», en los términos del artículo 80, incisos 2 y 11 del Código Penal, que prevé como pena única la prisión perpetua.

“El encartado, que contó con la asistencia de Defensor Oficial, hizo uso del derecho de abstenerse de declarar”, informó la Fiscalía General de Junín en un comunicado.

La fiscalía también reveló que “se dispuso el alojamiento de Martínez en una Unidad Penitenciaria de la ciudad de Junín”.

Úrsula fue hallada este lunes cerca de las 20.30 asesinada a puñaladas entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y, en ese mismo lugar, la policía apresó a Martínez, quien se habría auto provocado las lesiones que presentaba.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

2 COMENTARIOS

  1. Junín está lleno de policías y todos saben de estos hijos de puta dentro de la fuerza, que hay varios y todos se cubren entre ellos o se hacen los pelotudos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.