TOKYO, JAPAN JULY 23, 2021: Delegation from Argentina takes part in the Parade of Nations at the opening ceremony of the Tokyo 2020 Summer Olympic Games at the National Stadium. Tokyo was to host the 2020 Summer Olympics from 24 July to 9 August 2020, however because of the COVID-19 pandemic the games have been postponed for a year and are due to take place from 23 July to 8 August 2021. Sergei Bobylev/TASS (Photo by Sergei BobylevTASS via Getty Images)

Nunca antes en la historia, desde aquella edición fundacional de 1896 donde 241 atletas se dieron cita en Atenas representando a 14 países, se había tenido que esperar cinco años para la realización de los Juegos Olímpicos. La espera que separó Río 2016 de este viernes 23 de julio ya da el primer indicio sobre cuán importante será la edición que ha comenzado a disputarse todavía en tiempos de pandemia, con calendario acotado y gradas vacías.

Pero la llama olímpica nunca se acaba y la inauguración organizada en Tokyo colmó todas las expectativas de producción, espectacularidad y emotividad. El Estadio Nacional de Tokyo se convirtió en el epicentro de la máxima celebración del deporte mundial. Un viaje en el tiempo trasladó a todos los presentes, unos mil invitados de protocolo y periodistas, al año 2013, cuando en Buenos Aires fue designada Tokyo como sede de los Juegos de 2020., aunque hubo que esperar un año y un día más.

Uno de los momentos más emotivos lo protagonizó Arisa Tsubata, enfermera y boxeadora japonesa que no podrá competir debido a que su preolímpico fue suspendido por la pandemia. Sin embargo, hoy tuvo su merecido homenaje. Los fuegos artificiales ya iluminaban para ese entonces la ciudad y en pleno estadio se dio pase a las coreografías, la música y las luces.

Otro momento de gran emotividad fue el homenaje a todas las victimas del coronavirus, con una danza que provocó escalofríos incluso entre quienes la vimos por una pantalla de televisión, seguida de un profundo minuto de silencio, tal vez el más hondo que haya habido jamás.

Otra vez la danza, la música típica y entonces sí el esperado desfile de los atletas que abrió la delegación de Grecia como es tradición y cerró Japón por ser el país anfitrión. El turno de Argentina rompió con cualquier protocolo, ya que todos los atletas, desde los basquetbolistas hasta los velitas comenzaron a saltar y cantar como se suele hacer en las tribunas más apasionadas por estos pagos. Y también hubo tiempo de estremecerse hasta los huesos cuando la propia Cecilia Carranza recordó a Brian Toledo, lanzador de jabalina fallecido el año pasado, con tan solo 26 años.

Una de las sorpresas de la jornada fue el ingreso de la judoca Paula Pareto, junto a otros atletas, para trasladar la bandera olímpica en la previa al encendido del pebetero que quedó a cargo de la tenista Naomi Osaka, el cual está situado en un lugar elevado para que todos los deportistas lo puedan observar. La llama deberá estar encendida en todo momento, hasta la finalización del evento el 8 de agosto.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.