Foto de Gustavo Zapata - Junín24 Sport

Cuenta la leyenda que cuando con 12 años pidió que la llevaran a jugar al fútbol pudo recalar en Sarmiento, pero que por una cuestión de comodidad y de distancia llegó a Newbery. Hoy, hasta resulta imposible pensarla con otra camiseta. Cuenta, también, que llegó para entrenar con la Escuelita, pero que apenas la vio Belén González, actual jugadora de BAP, no dudó en recomendarla para la Sub-17. Poco más de dos años pasaron apenas desde aquel entonces y Alegra Lucci ya está consolidada tanto en Sub-17 como en Primera División, al punto que en la primera fecha del Clausura 2021 de la Liga Deportiva del Oeste aportó el gol del triunfo en ambas categorías.

-¿Que sensación te quedó después de tres días inmejorables tanto para Newbery como para vos en el inicio del torneo?

-Yo había estado nerviosa porque se fueron postergando las fechas y se nos juntaban los dos partidos. Me dejó una sensación de felicidad el poder seguir haciendo goles.

-Después de un muy buen Nocturno 2020 para la Sub-17 de Newbery, en el que no solo te destacaste vos sino también otras jugadoras chicas como Dalila Marra y Lara Gómez, llegaron muchas jugadoras nuevas y por ahí les taparon esa proyección que traían. ¿En lo personal sufriste un poco ese Nocturno 2021? ¿Y qué te genera ahora poder volver a sentirte protagonista?

-Lo bueno es que este es un grupo que se adapta rápido a los cambios. Personalmente, siempre tuve y tengo claro que por mi edad, más allá que pueda jugar en las dos categorías, mi prioridad es la Sub-17 porque en Primera hay buenas jugadoras y con más experiencia, como Yami (Quevedo) por ejemplo. Con respecto a Lari (ahora en La Loba) y Dali (Ahora en BAP), nos costó mucho llegar a entendernos y jugar como terminamos jugando. Cómodas, seguras. En mi caso, la dupla que hacíamos con Dali me hacía sentir muy segura en la cancha.

-¿Cómo vivís el hecho de poder compartir cada vez más minutos oficiales con tu hermana Renata en cancha?

-Me pasa que hay partidos que me enojo con Rena porque se tira a menos o se siente inferior a mí y eso hace que no termine de rendir en la cancha. A la vez hay otros partidos, como el que jugamos por el tercer puesto el último Nocturno, que como nunca sentí que hicimos una dupla impresionante. Ese para mí fue el mejor partido que jugamos juntas. Más allá de todo eso, poder jugar cada vez más tiempo con ella es lo que más deseo y obviamente mi mamá es lo que más disfruta.

¿Cómo fue la adaptación a un nuevo entrenador que llegó a muy poco tiempo de que empezara la competencia?

-Nosotras teníamos la base de los equipos armados y una idea de juego que nos llevó a pelear los primeros puestos de los últimos campeonatos. Si bien se nos fueron jugadoras importantes, sentimos que el nuevo DT (Diego Conde) está tratando de rearmar los equipos con lo que quedó. Hay buenas jugadoras. Sabemos que muchas son nuevas y les cuesta adaptarse porque no están acostumbradas a jugar, pero confío en que vamos a lograr adaptarnos y formar un buen equipo.

¿Cómo te llevás con la responsabilidad y la confianza que te dio, tanto capitaneando a la Sub-17 como habiendo sido titular en Primera División?

Si bien estaba acostumbrada a jugar en las dos categorías , hoy me toca reemplazar en Primera a Yami que está lesionada y eso es una responsabilidad doble porque ella es una gran jugadora, acostumbrada a hacer goles y jugar muy bien. Me siento responsable por el equipo. Poder hacer goles, dar asistencias, ayudar a que el equipo siga adelante es muy importante para mí. En Sub-17, que el nuevo DT me haya dado la posibilidad y responsabilidad de llevar la cinta me hace muy feliz, porque significa que ven mis logros y principalmente mi crecimiento como jugadora.

Siendo la Sub-17 la categoría que decís que tenés como prioridad, ¿sentís que otra vez están en condiciones para pelear el título?

-Yo aspiro a salir campeona con la Sub-17. Si bien hay equipos muy buenos, como Sarmiento, siento que se nos puede dar. Obviamente tenemos que afianzarnos como equipo, pero más allá de eso sabemos que si nos lo proponemos podemos lograrlo. En Primera puede que se nos haga un poco más difícil, porque los equipos son muy competitivos. Pero nada es imposible. Esto es un juego y los partidos hay que jugarlos.

Para cerrar el círculo, contame cómo fueron tus inicios…

-De chiquita siempre jugaba con los varones y ya a los 12 años le pedí a mi mamá que me anote en Sarmiento. Por cercanía, me dijo que eligiera Newbery o Moreno. Me llamó más la atención Newbery y me anotó. Fue muy cómico porque cuando fue a anotarme llegamos a la cancha y había un encuentro de Escuelitas. Cuando me vio la entrenadora, Belén González, me mandó directamente a la Sub-17. Enseguida le avisó a Lean (Villarruel) y arranqué a entrenar con las grandes. Desde entonces juego en mi querido club, donde ojalá pueda seguir jugando mucho tiempo más. En lo personal, ojalá pueda salir campeona en Sub-17 con mi hermana. O en Primera con mis compañeras a las cuales quiero mucho.

Por Juani Portiglia

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.