Sarmiento volvió a hacerse fuerte en Ciudad Deportiva para conseguir un triunfo 3-0 ante Almirante Brown, clave para volver a las posiciones de playoffs por el ascenso. Melina Garialdi abrió el marcador, mientras que Morena Culaciati y Lourdes Palavecino tuvieron su estreno goleador.

Desde lo más frío de la estadística, si había un partido que Sarmiento tenía que ganar en una doble fecha bisagra para sus aspiraciones de clasificar a los playoffs por el ascenso, era el de la novena ante Almirante Brown. Pero desde lo más caliente del corazón, Las Maestras tenían muchas ganas de ganarle a Ferro en la octava y la derrota con la que volvieron de Pontevedra provocó un golpe anímico que no puede quedarse afuera del análisis.

Entre un partido y otro transcurrieron ocho días en los que, entonces, no solo hubo que revisar planteos tácticos, rendimientos individuales y movimientos mecanizados. Hubo que buscar, también, en lo más profundo de cada jugadora que se encendiera esa chispa, que despertara ese hambre y que se generara esa conciencia de grupalidad que confirme que nadie se salva sola.

Lo que sucedió este domingo en Ciudad Deportiva no puede haber sido una casualidad, porque antes que por cualquier otro factor, Sarmiento le ganó a Almirante Brown por carácter. Porque supo sobreponerse a una situación que difícilmente le había tocado vivir antes en su cancha, ni en esta temporada ni en la anterior: que el rival le manejara la pelota.

Sergio Barbagelata tomó la decisión de volver a la línea de cuatro en el fondo, con Pini Tamburrini regresando a la posición de lateral derecha en la que se había desempeñado en el Reducido, con Florencia Gamarra ocupando un lugar en la zaga junto a Tete Varela y con Eliana Ceballos en el lateral izquierdo. Pero con 2 minutos transcurridos llegaría el primer sobresalto con una pelota que filtró Galán para Crespín a espaldas de Tamburrini, pero que la delantera de la visita no pudo definir con precisión atorada por Varela y la arquera Linda Ledesma.

Si bien Las Maestras tenían un mediocampo ideal para gestar juego, con Sofía Berenguel y Lourdes Castro como internas, no le fue fácil asociarse en esos primeros minutos. Entonces, la primera jugada que inquietó el arco rival tuvo que ver con una acción individual de Chechu Rincón, que arrancó desde la izquierda y probó con un tiro lejano que pasó cerca. A los 12, el entrenador del Mirasol Norberto Pantano tuvo que meter mano al equipo por la lesión de Marlene Delgado, que fue ayudada a retirarse del terreno de juego por Eliana Ceballos y Magalí Badilla. En su lugar, ingresó a la cancha Juliana Del Río.

El primer desahogo llegó a los 25 minutos, porque Rincón no solo salvó una pelota del lateral por la izquierda, sino que recortó hacia adentro para liberarse de su marca y encontrar con un pase largo a Melina Garialdi, quien apareció sorpresivamente sola por el área de Brown, definió de primera para no dar tiempo de reaccionar a la arquera Barguetto y se quedó de rodillas a esperar el abrazo de sus compañeras.

La ventaja de Sarmiento generó apuro en la visita y con ello mayor imprecisión en el manejo de la pelota. Todo lo contrario pasó con Las Maestras, que aprovecharon mejor los espacios y empezaron a encontrarse en el juego asociado, con mayor participación de Lourdes Castro y con Melina Garialdi haciendo un gran trabajo de pivote. Si hasta ese momento a Morena Culaciati le había tocado hacer el trabajo de desgaste, saliendo a presionar alto en el inicio de la jugada de la visita, a los 37 tomó la decisión de salir disparada llevándose dos marcadoras a la rastra tras una sesión rápida de Garialdi. Y antes de que una tercera marca le saliera al cruce, le metió bomba al segundo palo para clavarla bien lejos de la arquera, festejar su primer gol en AFA y avisarle a Florencia Quiñones, flamante entrenadora de la Selección Argentina Sub-15, que puede pegarse una vueltita por Junín.

Para salir a jugar el complemento, Barbagelata mantuvo las mismas once y el entrenador de la visita movió dos piezas dando ingreso a Yenifer Hernández y Ariana Saucedo. Al igual que en la primera mitad, Almirante Brown generó la primera ocasión de gol cuando a los 3 minutos Brisa De Angelis aguantó bien la pelota ante la marca de Florencia Gamarra dentro del área y descargó para Juliana Del Río, que definió incómoda y no pudo dar dirección a un remate que salió desviado.

Si bien el equipo Mirasol quiso ir a buscar un descuento rápido que volviera a ponerlo en partido, la línea defensiva de Sarmiento ganó en seguridad y no sufrió como en otros partidos los lanzamientos cruzados, además de ganar mucha mayor presencia para desactivar cualquier posibilidad de segunda jugada tras un rebote. A los 15 minutos llegó el primer cambio para Las Maestras, con la salida de Melina Garialdi, que había quedado dolorida desde el festejo del segundo gol en la primera mitad, y el ingreso de Soraya Ferreyra para volver más combativa la mitad de la cancha.

Dos minutos más tarde, en la mayor desatención defensiva de Sarmiento, fue Tete Varela la encargada de despejar el peligro tras una serie de rebotes involuntarios que a punto estuvieron de dejar a Brisa De Angelis sola para empujar. El tiro de esquina inmediatamente posterior también generó dudas, porque Linda Ledesma no pudo retener la pelota que llegó por aire, ni Soraya Ferreyra terminar de despejar, pero un rebote volvió a dejar la bocha en manos de la arquera.

La primera gran jugada de Sarmiento en ataque durante el complemento se gestó a los 21 minutos. Morena Culaciati detectó el pique de Lucía Mansilla por la derecha y le puso un pase medido, a espaldas de su marcadora. La Negra hizo lo propio con Chechu Rincón, dejándola sola frente a la arquera, pero el remate de primera de la olavarriense salió por arriba del travesaño. Dos minutos más tarde, la número 7 dejó la cancha para el ingreso de Lourdes Palavecino, que como ante Camioneros le dio frescura al ataque desde la gambeta. La de Arrecifes buscó su gol a los 26, con un remate de emboquillada viendo adelantada a la arquera que salió por arriba del travesaño. Y lo terminaría de encontrar a los 39, cuando Lourdes Castro ya le había dejado su lugar a Victoria Jancich, con una recuperación enorme de Morena Culaciati seguida de asistencia para que la 17 tuviera el feliz estreno y decretara el 3-0 definitivo.

Hubo festejo y desahogo, que sería todavía mayor cuando se confirmó la victoria de Ferro sobre Puerto Nuevo dos horas más tarde, para que Las Maestras recuperen su lugar en los puestos de playoffs por el ascenso y dependan de sí mismas a la hora de salir a disputar las últimas dos jornadas de la fase regular, ante San Miguel y Deportivo Morón.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.