Defendió la guarnición militar de Azul del intento de copamiento en enero de 1974. Fue tomado como rehén y lo usaron para extorsionar al gobierno de Perón y canjearlo por guerrilleros detenidos. El 19 de noviembre en 1974, rodeados, lo mataron. Tenía 46 años y pesaba 35 kilos. Su hija Silvia publicó la terrible imagen de su padre muerto. La plaza de armas del Grupo de Artillería 10 lleva su nombre en su homenaje.

Las imágenes son brutales. Muestran el cuerpo de un hombre muerto, acribillado. Su cara cruzada por un cachetazo de sangre. El cadáver pesa 35 kilos. Padeció 10 meses de torturas. Sobre las fotografías, su hija escribió: “Así nos entregó el ERP a mi papá. Dentro de un armario metálico. El tuit lo firma su hija, Silvia. El hombre es el Coronel (post mortem) Jorge Roberto Igarzábal.

Su asesinato ocurrió hace 48 años. Esta es la historia.

La noche del 19 de enero de 1974 será larga y sangrienta, pero nadie lo sabe ni lo intuye en la Guarnición Militar de Azul, provincia de Buenos Aires, a pesar de que los años de plomo ya han dejado su huella criminal.

Hace tres meses que gobierna Juan Domingo Perón: su tercera presidencia.

Como sombras al amparo de la cerrada oscuridad, más de doscientos hombres rodean el lugar.

Han llegado en camiones pintados como los del ejército, vestidos con uniformes verdes de combate, y cubiertas sus cabezas con cascos parecidos a los reales.

Los asaltantes a traición, se sabrá después, son de la compañía Héroes de Trelew del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo).

A la cabeza, Mario Roberto Santucho –su creador–, Enrique Gorriarán Merlo, y Hugo Irurzun.

Primer asesinato: el soldado Daniel González, de guardia. Entran entre cien y ciento veinte, y el resto queda afuera, como apoyo.

Objetivo: robar armas, atrapar a un oficial de alto grado, y tenerlo de rehén para usarlo como una mercadería de canje.

Copan sin resistencia la guardia central, varios puestos de vigilancia y el casino de oficiales, pero en la zona de baterías y en la plaza de armas nadie se deja sorprender: los reciben con fuego a granel.

En su casa, enfrente, el jefe del Grupo de Artillería Blindado 1, Jorge Roberto Ibarzábal, al oír los primeros disparos, hace arrojar al piso a sus tres hijos (Silvia, María José y Roberto), baja las persianas, toma un revólver, y vestido de civil se une a la defensa de la guarnición.

Al salir se encuentra con el coronel Camilo Arturo Gay, jefe de la unidad, cruzan un puente sobre el arroyo Azul, pero caen en una emboscada fatal. Gay muere de un balazo en la cabeza, y en el primer asalto cae también Nilda Cazaux, su mujer.

Pero a los criminales les queda una presa: Ibarzábal, secuestrado en el mismo escenario, y moneda de cambio para extorsionar al gobierno e intercambiarlo por guerrilleros detenidos.

Ibarzábal, secuestrado y martirizado durante 10 meses por el ERP

El cruce de fuego dura toda la noche, y más allá del alba. Gorriarán Merlo, al ver fracasado el plan de tomar la guarnición, huye. Sin dar aviso a sus compañeros para que se replegaran. Sin temblar ante la segura muerte de quienes lo obedecen ciegamente. Su lema: ¡Sálvese quien pueda!

No sorprende: lo mismo hará quince años después, en 1989 y también en plena democracia, en el asalto al Regimiento de La Tablada.

Ya secuestrado, Ibarzábal es un preludio al martirio de Argentino del Valle Larrabure, capturado en el intento de copamiento de la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos, Villa María, Córdoba.

Caerá prisionero, también del ERP, siete meses más tarde: 10 de agosto de 1974, y soportará 372 días de cautiverio, hasta su muerte, asesinado y sin ceder nunca ante el pacto ofrecido por sus carceleros: “Enseñanos a armar bombas y te dejamos en libertad”.

Tampoco Ibarzábal ruega por su vida a lo largo de los diez meses en que es llevado de cárcel en cárcel (de las llamadas, “del Pueblo”: hoyos inmundos), maniatado y amordazado la mayor parte del tiempo, y obligado a escribir cartas a su familia diciendo que “me tratan bien”.

¿Qué clase de hombres fueron? Dos hombres valientes, sin traicionar todo lo aprendido en el Colegio Militar. En especial, “combatir y resistir hasta más allá del deber”. La absoluta contrapartida de sus verdugos.

Luego de esos diez meses, el 19 de noviembre de 1974 a las siete de la tarde y en San Francisco Solano, Quilmes, una patrulla policial de control de ruta advierte el avance de tres vehículos sospechosos: dos autos y una camioneta Rastrojero que lleva en su techo un armario de metal: la última cárcel del cautivo.

La caravana rompe el cerco a toda velocidad. Empieza la persecución. Estalla un tiroteo. La camioneta frena. El custodio del armario empuña un arma corta, “y le pegó tres balazos a mi padre, que estaba esposado y con los ojos vendados”, recordó ante Claudia Peiró, de Infobae, Silvia Ibarzábal, adolescente en aquella noche de espanto.

El prisionero muere en el acto. Su asesino, Sergio Dicovsky, no se resiste: tira su arma y alza los brazos. Seguramente cuenta con que tendrá el privilegio de los derechos humanos.

Santucho, Urteaga y Gorriarán Merlo, la cúpula del ERP en la sangrienta década del ’70.

Y no se equivoca. Según Silvia, “el que mató a mi padre figura entre los homenajeados en el Parque de la Memoria, igual que los asaltantes de otros cuarteles en plena democracia, como el de Formosa, mientras que las víctimas del terrorismo guerrillero ni siquiera están registradas oficialmente: más de dos mil”.

En el mismo relato, recuerda que “dos guerrilleros, uno de apellido Carrara, y otro, Altera, atrapados durante ese infierno, pedían jueces, diputados y periodistas para que le dieran garantías. Altera acababa de matar al coronel Gay y a su mujer…”.

El cuerpo de Ibarzábal mostraba cada huella de los diez meses pasados en jaulones, con continuas mudanzas, y sin el menor cuidado. Pesaba 35 kilos.

Siguieron etapas no menos sombrías. A pesar de que el ataque a la guarnición duró toda la noche, y que inmediatamente se pidió el cierre de rutas, la orden no se cumplió: piedra libre para la fuga de Gorriarán Merlo.

Perón –que moriría el primer día de julio de 1974– echó a Oscar Bidegain, gobernador de la provincia de Buenos Aires. Cargo: sospecha de complicidad, con otros funcionarios, en el ataque.

Durante toda la etapa de su gobierno, los Kirchner ignoraron los homenajes a los caídos bajo el fuego de las organizaciones guerrilleras. Y tanto Arturo Larrabure, hijo del coronel martirizado, como Silvia Ibarzábal, siguen reclamando ante la justicia que esos crímenes sean considerados “de lesa humanidad”. Hasta hoy, ante oídos sordos.

El único reconocimiento que recibió Ibarzábal fue su ascenso post mortem a coronel.

Al morir, tenía sólo 46 años.

Fuente: INFOBAE.COM

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

13 COMENTARIOS

  1. Buen dia. Me parece un articulo de lo mas sesgado y mentiroso, que intenta instalar por ejemplo que la tortura era una metodologia usada por la guerrilla cuando eso es totalmente falso, siendo esta, junto a la desaparicion forzada, la apropiacion de bebés, y los vuelos de la muerte, patrimonios de la dictadura civico militar genocida de 76/83

  2. Lo que ocurre es que los milicos era muy buenos,te secuestraban,torturaba,violaban,y luego te mataban.MUY BUENA GENTE

  3. Pero, che….que coincidencia, resulta que ahora los terroristas son todos heroes….mira vos, pensar que yo vivi esa epoca, me acuerdo perfectamente como los guerrilleros mataban policias que estaban en las esquinas para sacarles los uniformes y el arma y tambien asaltaban los cuarteles , mataban a los conscriptos y secuestraban gente honesta y que solo cumplia con su deber. Me acuerdo que mataban gente inocente, ponian bombas donde a ellos se les ocurriera, que HDRMCPQLP, mi memoria es envidiable, ME ACUERDO DE TODO , porque YO LO VIVI, los que hablan ahora, NO LEEN como fueron las cosas….LES DARIA UN BUEN CONSEJO…..LEAN MAS SOBRE LA HISTORIA DEL TERRORISMO QUE AZOTO A NUESTRO PAIS, ahi pueden comentar y sacar conclusiones COHERENTES. Resulta que ahora, a los terroristas les hacen monumentos, los endiosan, los idolatran, los homenajean y………lo peor de todo, es que estan desde hace catorce años en el poder como gobierno, por supuesto, los descendientes de aquellos asesinos……..que pais, mi pobre pais, en manos de quienes ha caido, en manos de delincuentes….asi estamos.

  4. EXACTO … TU COMENTARIO…… UNICO PAIS EN EL MUNDO QUE LE HACEN MONUMENTO A LOS TERRORISTAS… Y LOS JEFES DE ESTAS BASURA ESTAN VIVOS A COSTA DE ESA GILADA QUE SE HIZO MATAR….FIRMENICH ,,, VACA NARVAJA PERDIA….. VERBESKY …. QUE LOS ENTREGARON A ELLOS Y SE RAJARON DEL PAIS …..BIEN MUERTOS ESTAN POR BOLUDOS…..YO HICE UN COMENTARIO EN ESTA PAGINA Y NO ME LO PUBLICARON,,,SOBRE ESTA NOTA…YO TENGO 72 AÑOS Y VIVI TODO …..DE LAS DOS PARTES. A MI NO ME LA VENDEN COMO A LA GILADA DE AHORA…..NO ERA QUE ANTES DE ENTREGARSE A LOS MILITARES HABIA QUE TOMARSE LA PASTILLA DE CIANURO…SEGUN ESO DECIAN LOS JEFES DE MONTONEROS………JAJAJAJAJAJ…… VIVA…….LA PATRIA ……MUERTE AL TERRORISMO…..

  5. █ MENTIROSOS!!! LOS VOY A HACER PROCESAR A TODES!!!! Y SI NO LOS CITAN,PRENDO FUEGO COMODORO PIS !!!!! (AY! ME MEÉ ENCIMA DE LA RABIA!!!!) █

  6. Los milicos defendían a los ricos, corporaciones y poderosos. La guerrilla tenia fines nobles con pésimas actitudes. Nunca debe emplearse la violencia contra ningún argentino que piense diferente. Los milicos asesinaron a 30 mil jóvenes que querían una Argentina mejor, mas justa, libre y soberana. Esperemos que esta triste lección de sangre y muerte haya sido aprendida y que no haya ningún tipo de guerrilla y menos aun milicos que maten a su pueblo. Igarzabal lamentablemente fue una injusta victima de un accionar muy muy equivocado., QEPD.

    • Ninguna guerrilla tiene fines nobles….quisiera saber si sabes lo que significa la palabra GUERRILLA, agarra el diccionario y comprobalo…ERAN GUERRILLEROS, por lo tanto, torturadores y asesinos, ya que se armaban hasta los dientes, asesinando a pobres inocentes…….resulta ser que ahora los treinta mil, supuestamente que dudo que sea ese el numero, desaparecidos eran bebes de pecho….por favor….Te doy un consejo simple, lee mas sobre la historia, ya que los que comenzaron con los asesinatos y muertes fueron los Malditos MONTONEROS, ERP y demas basuras, que hicieron que nuestro pais se incendiara, gracias a que ellos comenzaron la guerra, los militares solo vinieron a salvarnos de semejante salvajada que querian imponernos. La guerra no empezo en el año 76, sino mucho antes. Grande Jorge Rafael, si no hubiese sido por estos señores militares, estariamos como en la pobre Cuba, que no puede sacarse a estos corruptos , hijos de puta, asesinos y torturadores, que tienen al pueblo con un pie encima, sin libertad de protestar, de expresarse ni votar para elegir a sus gobernantes en elecciones libres, como corresponde a una democracia.

  7. Che MARCELO….. vos tambien te la comiste…. como yo cuando era chico … me hicieron creer que los alemanes y japoneses eran los malos y los muchachitos yanquis eran los buenos … o los indios eran los malos y los vaqueros. los buenos…..a vos tambien te hicieron creer lo mismo…. cuentos años tenes…9..o 8 …….jajajajaj…… dejate de joder…… LA ARGENTINA QUE QUERIAN ESAS BASURAS ERA COMO CUBA…Y HABLAS DE JUSTA, LIBRE Y SOBERANA….. JAJAJAJAJ PREGUNTALE A LOS CUBANOS.. VENEZOLANOS. Y AHORA A LOS NICARAGUENSES…….EL HDP DE GUEVARA SE ESTABA INSTALANDO DE A POCO EN BOLIVIA Y ACA LOS MONTONEROS EN EL MONTE TUCUMANO…Y EL SORETE DE GUEVARA PENSO QUE LOS BOLITAS ERAN FACILES Y ASI LE FUE JAJAJAJAJ…… Y AQUI EL GRAL BUSSI…. LOS CAGO EN EL MONTE.. TUCUMANO……VIVA LA PATRIA….

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.