El 24 de noviembre de 1991 moría el legendario Freddie Mercury. Su voz se volvió emblema de la música mundial y para muchos es considerado el mejor cantante de la historia. A 30 años de su muerte, el cantante de Queen dejó seguirores en todo el mundo, incluso imitadores. Uno de ellos es Javier Schenone y es vecino de Junín.

Lo que surgió como completa casualidad en medio de la cuarentena, se convirtió en un historia viral que recorrió todo el país. «Después de ver la película de Queen, me tenía que afeitar y le dije a mi esposa ‘me voy a dejar el bigote como Freddie'» , cuenta Schenone. Así fue como poco a poco comenzó a convertirse en el doble de la leyenda de la música.

A las dos de la mañana de un día del 2020, el juninense se subió al techo de su casa y cantó al aire el famoso juego que Mercury solía hacer con el público,»EO EO». Al día siguiente, con el pelo corto, afeitado y con una camiseta musculosa blanca, le pidió a su esposa que lo filmara haciendo el juego con un público imaginario.

«Un par de vecinos que estaban en el patio me observaron y en ese momento me empezaron a filmar», explicó Schenone. Desde ese momento se convirtió en el ‘Freddie juninense’. «De el me identifica el amor, la libertad y la música», concluyó.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.