Sergio «Chiquito» Romero destacó esta noche de lunes que llega «al club más grande de Argentina, que es Boca», y en lo único que piensa es «en devolverle esta oportunidad» que le está brindando de regresar al fútbol argentino » y no en volver a la selección».

«En este momento en lo único que pienso es en devolverle a Boca lo que me está dando y no en el seleccionado argentino. Si acá va todo bien, puede ser un desencadenante para volver a la selección, pero eso se verá con el tiempo», le respondió a Télam en su presentación el guardavallas de 35 años que llevará el dorsal número 25.

«Estoy feliz con la posibilidad que me da Boca. Ya tomé el reto de ir a Venezia sabiendo que iba a pelear los puestos de abajo en Italia (descendió), y ahora vengo al más grande de Argentina a pelear por un lugar», resaltó.

Presentado por el presidente Jorge Ameal y con la asistencia en la sala de conferencias boquense del miembro del Consejo de Fútbol, Jorge Bermúdez, el misionero de Bernardo de Irigoyen llega a Boca para competir con Agustín Rossi, que decidió no renovar su contrato que vence en junio del año próximo.

«No sé de dónde salió que iba a jugar en la segunda de Italia. Sí es cierto que tenía ofertas de la Premier League, pero hablando con mi señora (la exmodelo Eliana Guercio) convinimos en que venir a vivir otra vez a Argentina y jugar en Boca era lo más conveniente», advirtió.

«Anteriormente pude venir a Boca cuando me llamó Guillermo (Barros Schelotto) y debo reconocérselo, porque fue el único que lo hizo en aquel momento, pero entonces era difícil porque tenían que pagarle mi pase a Manchester United», reveló.

Y aseguró que su «amigo» de los tiempos de la selección, Marcos Rojo, fue el que más insistió para que viniera a Boca. «Marcos se la pasaba quemándome la cabeza para que venga a Boca y ahora que me llamó Román (Riquelme), en tres días nos pusimos de acuerdo», refirió.

«Por suerte en la AFA me pude recuperar muy bien (de una lesión ligamentaria) y debo agradecerle a (Claudio) «Chiqui» Tapia porque se puso a mi disposición para eso, me ofreció el predio de la AFA. Estoy físicamente bien, pero si me dicen de realizar una pretemporada para ponerme a punto, lo haré», avisó.

Claro que en los últimos tiempos estuvo entrenándose en el club donde comenzó su carrera, Racing Club, por lo que se especuló con la posibilidad de que volviera a Avellaneda, pero finalmente ese llamado nunca se concretó porque su técnico, Fernando Gago, tiene bien cubierto ese puesto con Gastón «Chila» Gómez y el ya recuperado Gabriel Arias.

«Este era un paso importante en mi carrera para tener continuidad, y si me hubiera llamado Racing seguramente hubiera ido allí, pero esa oferta nunca llegó, así que sabrán ellos la puerta que tienen que ir a tocar. Esto es un trabajo y yo tengo hijos que mantener, así que no veo porqué se enojarían sus hinchas», advirtió.

Esto repercutió inmediata y negativamente en el club de Avellaneda, cuyo presidente, Víctor Blanco, sostuvo que Romero no fue tenido en cuenta «porque Racing tiene dos arqueros de categoría como Arias y Gómez. Pero lo que dijo no es conveniente, y no digo que para siempre, pero por un buen tiempo se cerró las puertas de nuestra institución».

Racing; AZ Alkmaar, de Países Bajos; Sampdoria, de Italia; Mónaco, de Francia; Manchester United, de Inglaterra y Venezia, de Italia, fueron las camisetas que vistió «Chiquito», que con 96 presentaciones es el arquero con más presencias en la selección mayor argentina entre 2007 y 2018, cuando a último momento el entrenador de entonces, Jorge Sampaoli, lo dejó por lesión afuera del Mundial de Rusia. Hoy se sumó Boca.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.