Con 10 puntos en 4 partidos, Deportivo Pinto tuvo un gran inicio en el Clausura 2022 de la Liga Deportiva del Oeste, comparable al de su torneo presentación en el Nocturno pero superador si se tiene en cuenta que ya derrotó a dos rivales directos por la clasificación a la Copa de Oro: Villa Belgrano y UNNOBA, último campeón al que le cortó un larguísimo invicto.

Lucía Maldonado, una de las representantes cien por ciento pintenses que está en el equipo desde su debut absoluto en LDDO, jugó un papel determinante en ese inicio, porque tuvo participación activa en cada uno de los tres triunfos del Depor, con goles ante Deportivo Baigorrita y UNNOBA; y forzando incluso el gol en contra que sirvió para vencer a Villa. Para la mediocampista, además, el actual torneo significó la vuelta a sentirse en plenitud futbolística después de un Apertura en el que no le tocó jugar todo lo que hubiese querido, pese a que el final fue con celebración del título en Copa de Plata.

-Con 4 fechas disputadas, el Clausura las encuentra líderes en una Zona B que comparten con grandes equipos y te tiene a vos como una jugadora determinante. ¿Qué te pasa con todo eso?

-Muchas cosas. Es una mezcla de emociones y sentimientos. La participación que estoy teniendo es muy diferente a la que tuve el campeonato pasado, en el que por ahí no me tocó jugar partidos enteros, estuve mucho en el banco, no jugué bien. Este campeonato estoy mucho mejor física y mentalmente, que es lo más importante. Eso se nota y es muy gratificante saber que tenés que ver con poder conducir a la victoria del equipo.

-Por si fuera poco, gol del triunfo ante la UNNOBA para superarlas en la tabla y cortarles un invicto de más de un torneo…

-La realidad es que en la previa del partido con UNNOBA estábamos muy asustadas. Es el equipo más fuerte y no pensamos que les íbamos a ganar, sinceramente. Con el empate, con aguantarlo, nos íbamos a volver felices. Entonces imagínate la felicidad que traíamos al saber que lo ganamos y que lo pudimos aguantar así hasta lo último, con lo difícil que fue.

-Me hablás del sentimiento previo, ¿pero cómo lo viviste ya en cancha? ¿Lo sufriste, sentiste que le encontraron la vuelta?

-Estoy conforme con el juego que pudimos hacer. Nosotras sabemos que ellas son superiores. Creo que superiores a todas. El primer tiempo fue muy distinto al segundo. En el segundo, además de estar todas cansadas, tuvimos que cuidar mucho nuestro arco, nuestra área. Nos costó salir mucho más que en el primero. Creo que durante el primer tiempo pudimos hacer algo más, tuvimos un poco más de juego nosotras también.

-Mi sensación fue que si bien UNNOBA tuvo mucho la pelota, no les generó tantas ocasiones de peligro real. Eso puede hacer pensar que las que fallaron fueron ellas, pero también hay una clave muy importante en la concentración que pudieron mantener ustedes de inicio a fin, para contenerlas y lastimar cuando se pudiera.

-Tal cual. Seguramente hubo responsabilidad de los dos equipos. Tal vez ellas cometieron pequeños errores que a nosotras nos permitieron jugar un poquito más. El resultado se sacó con ese gol. Hasta que no la vi adentro nunca supe si iba a llegar yo o si iba a llegar la defensora a sacarla…

-Pasó todo muy rápido, pero vamos a intentar reconstruirlo. Me llamó mucho la atención que en la foto previa al gol, cuando define Sole Cuadro, vos venís muy atrás en la jugada. ¿Sentiste en algún momento que no llegabas nunca al rebote?

-Yo corrí igual, hasta lo último. Pensé, o llega primero la defensora o tengo la posibilidad de meterla. Fue así. Ya cuando ella llega para rechazar, puse el cuerpo para que me pegara donde sea. La metí más con el cuerpo. Creo que me pegó primero en la panza, en la pierna y ahí me tiré con pelota y todo adentro. Fue muy cerquita del palo. Tuve que poner también las manos para frenarme, porque si no capaz que me golpeaba. Fue todo muy rápido, con la inercia que vas corriendo, fue terrible. Terminamos adentro del arco, contra la red, con la misma defensora, con la pelota. Fueron dos segundos en los que pasó de todo.

-Para este torneo perdieron a Liria Fernández, que había sido importante en los otros dos; pero recuperaron a Luci Prieto, que les había dado mucho fútbol en el Nocturno, llegó Sole Cuadro… Y si pienso en los tres torneos que vienen disputando, este es su mejor inicio, especialmente por los rivales a los que ya enfrentaron. ¿Lo sienten así?

-Eso es algo que nos re incentiva. El partido con UNNOBA era fundamental incluso sacar un empate y haberlo ganado nos da un incentivo terrible. Con Villa también era un partido muy parejo, en el que nos terminó beneficiando ese gol en contra. Nos dio mucha tranquilidad y pudimos relajarnos un poquito, porque veníamos manejando mucha ansiedad.

-Es que les tocó un inicio de torneo que ya iba a empezar a marcar si estaban para Copa de Oro o Copa de Plata…

-Tal cual. La ilusión nuestra está. No queremos acelerarnos ni especular, pero ya te da otra tranquilidad.

-Si el resultado contra UNNOBA para muchos fue inesperado, el último empate contra Independiente también. Especialmente por cómo venían ustedes…

-Son cosas que pasan en los partidos, es lo lindo del fútbol. En cada partido aprendés a no dar nada por perdido ni por ganado. Quedó demostrado con lo que nos pasó a nosotras. El partido con UNNOBA jamás nos imaginamos que lo íbamos a ganar y el partido contra Independiente, por ahí fuimos con la idea de ganar y no pudimos. Tuvimos la pelota, llegamos muchas veces, pero ellas supieron cuidar muy bien su arco. Se nos hizo difícil meter un gol y las felicito a las chicas porque la verdad que lograron sacar un empate en un partido en el que nosotras fuimos a buscar al menos un gol.

-De todos modos siguen líderes y hay muchas posibilidades de que ese liderazgo se defina en la última fecha contra BAP.

-Quedan dos partidos y hay que pensar en ganar los dos. Hay que dejar todo en todos los partidos. Eso es lo que nos enseña todo lo que nos pasa. Es algo que vamos aprendiendo con cada partido jugado. Sabemos que el último partido con BAP va a ser difícil, porque también vienen muy bien. Tenemos que seguir trabajando y concentradas en dar un buen juego y dejar todo. Va a ser un desafío ese partido con BAP.

-Imagino que no era un objetivo al inicio del torneo, ¿pero se habló ya de ir por ese primer puesto que las clasifique directo a semifinales de la Copa de Oro y en consecuencia las ubique ya como uno de los mejores cuatro equipos de la Liga?

-Ni hablamos de eso, la verdad. Está todo muy fresquito. No queremos relajarnos para empezar a pensar en eso. La verdad que sería muy bueno para el equipo. Trabajando duro y metiéndole siempre puede estar la posibilidad. Vamos a meterle ficha.

-Mencionaste cómo te habías sentido en el torneo anterior. ¿Lo estás tomando como una revancha ahora o ni pensás en aquello?

-Yo me lo tomé como un reto personal, procurando centrarme en los entrenamientos, en poder hacer un buen juego cuando me toca. Era un reto personal y a la vez no me esperaba arrancar metiendo goles o teniendo tanta participación en los partidos, más allá que me vengo sintiendo muy bien y más relajada. La intención más que nada era poder darle al equipo un buen juego, sentirme bien yo y decir hoy me voy conforme porque jugué, di todo de mí o que corrí hasta la última pelota. Pero no pensé estar peleando una tabla de goleadoras en las primeras fechas.

-Ahora la querrás pelear hasta el final…

-Y sí, ¡ojalá! Voy a tratar. Me encantaría. Pero ya te digo, mientras pueda dar un buen juego o dar un buen partido me voy a ir contenta aunque no esté en esa tabla de goleadoras.

-Sos una de las representantes pintenses en el Depor, que también tiene muchas jugadoras de afuera. ¿Cómo lo tomás? ¿Qué significa para vos representar a Pinto en otra liga?

-Es muy gratificante. La verdad que a mí me encanta jugar al fútbol y poder estar en un club de Pinto, representarlo, que nos vaya bien, me hace re feliz. Es re lindo cruzarte a la gente y que te diga las sigo en las redes, veo que andan bien, las felicito. Es lindo. Estoy súper agradecida con eso.

-¿Las incomoda sentirse las eternas invitadas? Te lo digo por el hecho de no poder tener representantes en la Selección de la Liga, por tener que jugar siempre en condición de visitante. ¿O es algo que ya tenían asumido desde el inicio?

-Qué se yo. A lo mejor hubiese sido lindo ya ser parte, pero por otro lado también se entiende y no es algo en lo que indago mucho. Nos adaptamos. Por ahí lo más jodido es siempre tener que viajar, porque quedamos medio lejos de todo. Obvio que para nosotras sería lindo poder jugar de local algún día. Pero ya sabíamos que iba a ser así, es norma y tampoco podemos quejarnos.

-¿En Pinto hay intención de armar Selección para jugar el Torneo Provincial?

-La verdad que de eso a nosotras nadie nos dijo nada y entonces no quiero hablar sin saber. Obvio que sería lindo si lo proponen y más de una iría con los ojos cerrados. Hay muchas jugadoras acá y en los pueblos de la cabecera. Se juega muchísimo. Ahora por ahí mucho no se ve porque no hay femenino en la Liga de Lincoln, pero hay muchas.

LOS INICIOS

-¿A qué edad empezaste a jugar?

-Empecé medio de grande ya, a los 20 o 21, en el otro club de acá de Pinto que es Pintense. Donde me sienta cómoda voy a jugar. Cuando empecé en el Depor me sentí cómoda de entrada y fue fundamental. Estoy contenta en el club, pero tampoco soy de las que dice no me pondría otra camiseta. Donde me sienta cómoda es donde voy a querer jugar. Es muy lindo conocer gente a través del fútbol, tener la oportunidad de jugar en diferentes clubes, aprender otras cosas, de otra gente. Es lo mejor que te brinda el fútbol y desaprovecharlo es una picardía. Y también es importante incentivar a las nuevas jugadoras, a las que recién empiezan.

-¿Qué se te generó o qué te pasó que no te había pasado antes para que con 20 años dijeras quiero integrar un equipo y jugar fútbol?

-Siempre me gustó jugar. De chiquita, cuando podía, en educación física me ponía a jugar con los varones o en mi casa, calle de tierra, se ponían a jugar mi hermano con mis primos y yo me metía también. Un día una vecina me invitó, porque ella iba, y ya ese día me metí a jugar, hice unos goles y no paré más. Más que una amiga es parte de mi familia. Se llama Verónica Valdez y jugaba en Pintense.

-¿Cuándo se dio el cambio de Pintense al Deportivo Pinto?

-Estuve un par de años en Pintense y después el femenino se disolvió. Era difícil mantenerlo. En ese momento no había en ninguno de los dos clubes. Hará dos años atrás, lo reabrieron los dos, casi al mismo tiempo. Yo tenía conocidas en los dos equipos y me habían invitado. Lo pensé y me fui a Deportivo para probar. El primer año hicimos solo amistosos, acá con Pintense y afuera. Ya después entramos en el Nocturno de la Liga Deportiva del Oeste.

-¿Cómo te tomás el fútbol hoy, teniendo también otras responsabilidades?

-Me lo tomo relajada, para disfrutarlo. Sí me gusta entrenar, estar en movimiento. No me quiero quedar quieta. Me gusta estar bien físicamente, pero más de lo que hago hoy no me proyecto hacer. Estoy para disfrutarlo y así lo tomo. Lo hago porque me encanta.

LUCI, LADO B

-Sos cantante también…

-Jaja, ¡sí! Hago de todo. Nada que ver una cosa con la otra. Canto, toco la guitarra. Vengo de una familia de músicos. Mi papá toda la vida tocó la guitarra y cantó. Lo conocen todos acá en Pinto y en la zona porque es guitarrero de años. Así que cuando se da también canto.

-¿Son pasiones equiparables?

-Las dos cosas me gustan. La música me encanta, pero no te voy a decir que me gusta más que el fútbol. Están ahí.

-¿Cómo te llevás con los escenarios?

-No tengo problema porque subo, me gusta y si está lleno de gente igual. No te voy a decir que no me da nervios, porque eso está siempre.

-¿Se viven más nervios subiendo a un escenario en un evento con mucho público o en la previa de una final o partido definitorio?

-Está re difícil, porque me pongo muy nerviosa antes de subir a un escenario, pero una final o un partido definitorio es terrible los nervios que me da. Ni te cuento si vas a penales como la vez con Juan El Bueno. Eso es terrible. La presión que manejás. Es mucho nervio.

-¿Y qué nervios se van antes?

-Capaz que cantando me dura un poco más. En los partidos me pasa que antes de empezar me agarra algo en la panza, pero una vez que arrancamos ya está, suelto todo.

-¿Te pasa que cualquiera de las dos cosas que estés haciendo es como si por ese momento no importara nada más?

-Sí, olvídate. Es terapia. Cualquiera de las dos es terapia para mí. Un cable a tierra.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.