El ministro de Economía, Sergio Massa, les dijo a las empresas automotrices que les permitirá la importación de neumáticos si a partir de este miércoles no se resuelve el conflicto de los trabajadores que paraliza a las tres empresas fabricantes del país y que amenaza con bloquear la producción de todo el sector, al rechazar que se convalidará ser «rehenes de situaciones de inflexibilidad».

Massa formuló esas declaraciones en compañía del secretario de la Producción, José Ignacio de Mendiguren, durante una reunión celebrada esta tarde en el Palacio de Hacienda con representantes de las empresas automotrices y de autopartes, reunidas en Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac), la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) y el Sindicato de Mecánicos (Smata).

“No podemos ser, de ninguna manera, rehenes de situaciones de inflexibilidad, casi de capricho, y mucho menos que un grupo muy chiquito ponga en riesgo 150.000 empleos, más de 1.000 autopartistas, todas las terminales automotrices”, dijo Massa.

Por eso, agregó: “Si, eventualmente, no se resolviese el conflicto, vamos a habilitar a las empresas fabricantes como importadores de emergencia y les vamos a habilitar la posibilidad de importar todos los neumáticos que necesiten para abastecer a las automotrices”.

El ministro agregó que para eso se pondrá en marcha “un mecanismo de emergencia de pago, a los efectos de que no se detenga todo el sector automotriz y autopartista, y que no extorsionen al sector sobre la base del conflicto”.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna) lleva adelante una huelga en reclamo de una serie de reclamos sindicales y salariales.

Esto llevó a que las tres empresas productoras de neumáticos suspendieran temporalmente sus actividades. Además, que las automotrices Ford y Toyota anunciaran la paralización en la fabricación de autos, a la que se sumaría el viernes Renault.

Massa le dijo a los empresarios que “estamos a disposición, que entendemos la gravedad del problema, sobre todas las cosas porque el sector automotriz y autopartista, tanto empresarios como trabajadores y toda la cadena de valor nos ayudó a poner en marcha una ley ejemplar para la economía argentina”.

“Segundo, porque entendemos que lo que empieza a ponerse en riesgo son 145.000 puestos de trabajo. Empiezan a ponerse en riesgo casi 40 millones de dólares por día de pérdida”, advirtió.

Nueva instancia de diálogo

La conducción del Sutna, que lidera Alejandro Crespo, y las empresas de la actividad retomarán este miércoles las negociaciones en el Ministerio de Trabajo en procura de resolver un extenso conflicto de varios meses, luego del cuarto intermedio convenido ayer ante la ausencia de acuerdo.

El impacto en la cadena productiva

El secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren,había expresado antes su «preocupación» por las derivaciones y el impacto que el conflicto gremial en las empresas fabricantes de neumáticos puede tener en toda la cadena automotriz.

«Hay que tener un poco más de humildad, colaborar con la situación del país, tenemos que recuperar el poder adquisitivo del salario y para eso necesitamos mantener el nivel de actividad”, dijo el funcionario en referencia al conflicto en el sector automotriz.

«Apostamos al crecimiento, esta industria creció un 35% y las exportaciones con respecto al 2019 subieron un 70%”, apuntó.

El funcionario señaló ante el conflicto por demandas salariales y laborales que “hay un listado de 240 gremios y el de neumáticos, con buenos convenios, está en el puesto 19 de los mejor” remunerados.

“Lo que más me preocupa es el impacto en la cadena productiva porque esto afecta directamente a toda la cadena automotriz. Si no tenemos las gomas toda la línea se para”, dijo el Secretario en declaraciones a Radio Nacional.

Sobre el sector automotriz dijo que es un sector que “viene trabajando muy bien” en conjunto con “toda la cadena con los sindicatos, la UOM, Smata, autopartistas, terminales”.

También respondió a una declaración de la presidenta del PRO, Patricia Burllrich, sobre un aparente aumento de suspensiones en el sector induatrial.

“Los pedidos de suspensiones en el sector industrial desde el mes de julio hasta septiembre son dos.¿Podemos hablar de un clima de conflictividad sindical con la industria? Hoy vuelven a estar 11 puntos por arriba de la prepandemia; aquel gobierno de Bullrich nos dejó con un 54% de inflación y con una deuda impagable”, cerró De Mendiguren.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.